26 de mayo de 2015

COMO VIVIR UNA VIDA MEJOR


1. Conócete bien a ti mismo

2. Sé tú mismo sin importarte lo que los demás piensen de ti

3. Nada, absolutamente nada, merece poner en riesgo tu salud

4. Cada día cuando te levantes muestra gratitud a Dios por lo que tienes

5. Dedícale un tiempo cada día a pensar en la muerte
No quiero resultar siniestro pero éste realmente es uno de los mejores consejos que puedo darte, déjame que te lo explique. La muerte es un proceso natural de la vida al que tenemos que habituarnos, tenemos que hacerla parte de nosotros. Debemos tenerla siempre presente ¿Por qué? Porque es el recordatorio de que nosotros estamos aquí de paso y que, por ello, hemos de hacer todo lo posible para extraer de la vida todo su jugo. Será el empuje que necesitarás cuando el temor te retenga de hacer lo que quieres y de luchar por lo que anhelas. Además, te ayudará a prepararte para la muerte. Mejor morirse con una sonrisa de paz y satisfacción que con cara de susto. ¿No crees? Los samuráis conocían este secreto, yo lo aprendí de ellos y, ahora, lo comparto contigo.

6. Apunta siempre alto en tus aspiraciones

7. Acostúmbrate a hacer cosas que te disgusten
Es la mejor manera que conozco de decirle a tu perezoso “yo” que aquí quien manda eres tú. Haz la cama después de levantarte; limpia los platos después de comer; estudia media hora más; pedalea un kilometro más, y un largo etc. Son sólo unos ejemplos de cómo puedes entrenarte para reducir la resistencia a hacer aquellas tareas que tendrás que afrontar en tu día a día. Es lo que yo llamo desarrollar la capacidad de sufrimiento.

8. Afronta tus miedos

9. Acostúmbrate a lo inevitable
A veces las cosas no vienen como uno espera. ¿Por qué yo? Da igual el porqué pues la realidad es que “eso” ya está aquí y es para quedarse. Acostúmbrate al mal que te aflige, convive con ello y no te rindas. Sigue buscando caminos para tu liberación pero afronta con serenidad la posibilidad de que nunca te desembaraces de lo que sea que te aflige. La resistencia constante no hará nada más que hacer más profunda tu herida emocional. Ahora más que nunca tienes que saludar el día con una sonrisa y vivir la vida lo mejor que puedas. Los consejos que siguen te serán de gran ayuda.

10. Nunca pierdas la esperanza

11. Implementa buenos hábitos en tu vida y practícalos día sí y día también

12. Pasito a pasito se llega más lejos

13. Despiértate antes


14. Vete a dormir a una hora prudente

15. Resérvate un rato cada día para pensar
Ordenador, televisión, trabajo, pareja, niños, y demás pasatiempos u obligaciones llenan nuestras ocupadas vidas. Estas actividades y tareas se adueñan de nuestro tiempo y sin darnos cuenta este pasa sin que nos detengamos ni un instante para pensar, planificar y reflexionar. El mejor momento para hacerlo es o bien a primera hora de la mañana justo después de despertarnos o bien a última hora de la noche antes de acostarnos. El silencio será el compañero ideal de nuestros pensamientos. Verás como dedicando sólo media hora al día (una hora sería mejor) a planificar y pensar sobre las cosas que te interesan pronto obtendrás resultados. La claridad de ideas se traducirá en saber mejor quien eres tú y qué es lo que quieres de la vida. Cuando el faro alumbra la niebla del camino desaparece, asimismo pasará con el camino que tienes que recorrer para conseguir lo que quieres. Una vez sepas quien eres y qué quieres planifica cómo conseguirlo.

16. Cada cosa a su tiempo y en su sitio

17. Sal de excursión a la naturaleza

18. Haz ejercicio cada día
Recuerda, moderación y constancia son la clave del entreno saludable.

19. Menos es más
Aplica esta regla para casi todo aquello sobre lo que tengas dudas en relación a la cantidad ideal. Una exposición cuanto más corta y clara mejor. Elige comer como un asceta antes que como un rey. Un libro corto que condense su doctrina mejor que uno largo que lo único que hace es dar vueltas al mismo asunto. Elimina todo lo que no aporte nada de valor y deja la esencia.

20. Sigue una alimentación sana

21. Todo cambia
¿Estás pasando por un mal momento? No desesperes ni caigas en una profunda depresión por ello porque todo cambia, nada es permanente. Hoy estás abajo pero mañana puedes estar arriba. Mira hacia atrás y piensa las vueltas que ha dado la vida para ti. ¿Quién te lo hubiera dicho a ti por aquel entonces que las cosas irían como finalmente han ido? Las células de nuestro cuerpo cambian constantemente, se nos cae la piel y vuelve a crecer, nuestras emociones cambian, las circunstancias cambian constantemente, todo, en definitiva, cambia. Piensa en la serpiente que abandona su vieja piel para enfundarse en la nueva. Si estás en la cima estate alerta no vayas a caer con el cambio. Si estás en el hoyo prepárate para subir la escalera cuando aparezca. Pero ojo, no te duermas en los laureles porque la ventura está para quien la busca.

22. Sé positivo
La vida es como un espejo que refleja lo que en ti percibe. Si eres una persona positiva te pasarán cosas buenas y si eres negativa cosas malas. Tan simple como eso. Es tu percepción de las cosas la que dice si algo es bueno o malo. Lo que unos ven como un problema otros lo llaman desafío. La vida puede ser infierno o cielo, todo depende de con que ojos las mires.

23. Evita a la gente tóxica

24. Se lo más sociable que puedas

25. Busca un nuevo hobby

26. Crea un blog

27. Cambia de trabajo
Si estás quemado de tu trabajo o simplemente ya no te llena como lo hacía antes cambia de trabajo.

28. Crea un negocio propio

29. Haz de tu pasión tu negocio y no al revés

30. Vende tus subproductos

31. Cuida a tus trabajadores y ellos cuidarán de tu negocio

32. Vive una vida frugal
Más bienes, más posesiones, más de todo sólo te va a causar más molestias, más dolores de cabeza y más frustración. Una vez se entra en la espiral de consumismo salir del poder de su fuerza de atracción resulta casi imposible. Siempre se quiere algo más, algo que tiene tal persona, algo que me hará lucir lo que realmente merezco, algo que finalmente me hará disfrutar de la vida. Todo es erróneo. Cubiertas las necesidades básicas todo lo demás es superfluo. Acostúmbrate a vivir en condiciones de frugalidad, eliminando todo aquello que sea prescindible de tu vida. Con ello simplificarás tu vida, ahogarás el deseo del consumismo compulsivo y empezarás a disfrutar de las cosas más mundanas, que generalmente son las más baratas sino gratis.

33. Son las pequeñas cosas las que hacen de la vida un viaje agradable

34. Lucha por algo que realmente te merezca la pena

35. Determina con claridad tus prioridades en la vida
¿Cuáles son las 5 cosas que tienes o que quieres tener más importantes para ti? Centra la mayor parte de tu tiempo en hacer actividades que vayan encaminadas a la conservación o a la obtención  de cada una de estas prioridades. Todo lo demás es superfluo, elimínalo de tu vida o destínale una parte residual de tu tiempo. Establece las prioridades de tu vida, elimina o reduce todo lo demás y, con ello, implantarás los hábitos del éxito y de la felicidad.

36. Simplifica tu economía
Gasta menos de lo que ingreses. Lleva tu contabilidad personal durante un mes. Señala en una libreta u hoja tus ingresos y gastos. Mírate la lista de gastos y hazte la siguiente pregunta: ¿Cuáles de estos gastos es prescindible? ¿Qué gastos puedo eliminar de la lista? Empieza a eliminar todo aquello que realmente no necesites o que te aporte muy poco para la obtención de tus prioridades o para hacer de tu vida más feliz.

37. Simplifica tu trabajo

38. No pongas todos los huevos en la misma cesta
Explora siempre otras oportunidades de negocio; diversifica tus inversiones; busca trabajo aunque ya tengas uno; expande tu círculo de amistades; y otras medidas similares en cualquier esfera de tu vida.

39. Genera nuevas vías de ingresos

40. Estrecha los lazos con tus amigos cercanos

41. Sé detallista con los que te quieren

42. Trata a los demás como te gustaría ser tratado

43. No es la cantidad de tiempo que pasas con tu familia lo que importa sino la calidad

44. La ilusión del tiempo
Este es un pequeño truquillo que voy a compartir contigo. Cómo hacer que la sensación de la otra persona del tiempo que has pasado con ella se deforme y le parezca más de lo que en realidad fue. Pues muy fácil, en vez de estar con la persona 3 horas en un único periodo de tiempo, conecta con ella varias veces a lo largo del día. No tienes porque interactuar de forma física siempre. Por ejemplo, un mensajito por aquí, un tweet por allá, una media horita con ella por el otro lado y una horita al finalizar el día. En total: 1 hora y 35 min reales dedicados a esa persona. Sensación de la otra persona: por lo menos 3-4 horas. Si te fijas es lo que hacen muchas parejas. La gracia está en aplicar este truquito con todo el mundo que tú quieras que tenga la sensación que pasas mucho rato con ellos.

45. El verdadero valor de las cosas
Las cosas son cosas y las personas son personas. Nunca antepongas las primeras por las segundas.

46. Viaja con la máquina del tiempo
La lectura de libros sobre y de la época no sólo ha ayudado a formar mi carácter y a desarrollar mis habilidades de razonamiento y de escritura, sino que además han sido algunos de los mejores ratos que he pasado en mi vida. Haz lo propio, descubre cuál o cuáles son tus épocas predilectas y sumérgete en ellas. Lee libros, visiona películas, escribe tus propios relatos, y cosas por el estilo. No sólo aprenderás como una esponja sino que disfrutarás como un niño.

47. El arte de saber qué leer y cómo leerlo
Selecciona cuidadosamente lo que lees.

48. Meditación: Una vez al día (ideal) o una vez a la semana (mínimo) hemos de dedicar al menos 15 minutos para meditar.

49. Vive en el ahora

50. Be water my friend
Como diría el bueno de Bruce Lee: “be water my friend”. Fluye como el agua y adáptate a las circunstancias. No es el mundo quien debe adaptarse a ti, pues este ya estaba mucho antes de que tú existieses, sino tú al mundo. Ahora bien, como el agua, debes adaptarte pero sin perder tu esencia. Siempre debes de ser tu mismo y no lo que otros quieren o te fuerzan que seas. No traiciones tus principios.

51. Actúa – Ahora te toca a ti
Lo dicho hasta aquí es paja si no lo pones en práctica. Todo lo que puedas aprender de la vida no sirve absolutamente de nada si no aplicas las enseñanzas a tu vida día tras día tras día…


No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia