Gracias por su visita.

15 de marzo de 2017

EL MEJOR PLAN PARA VIVIR ES RELAJARSE Y MEDITAR

La invitación de la 'coach' es a vivir todos los días a plenitud con equilibrio.

Estos consejos le ayudarán a iniciar el camino.

Meditación para todos
1 .En su casa
Una sus manos a la altura del corazón, con las palmas juntas y los pulgares hacia el techo. Cierre sus ojos y ponga en blanco su mente.
Invoque a Dios, a los ángeles, a la virgen o a los seres de luz. Siga sus creencias. Sea consciente de que se va a unir a ellos y de que ellos son energía divina. Respire en la forma indicada y haga el 'om' (mental o verbalmente), que le ayuda a concentrarse con su parte espiritual. Comience a meditar.

2. En la playa
Elija su sitio preferido en la playa y vaya allí temprano en la mañana o a la llegada del atardecer. Haga la meditación básica y, una vez esté relajada, trate de conectarse con su glándula pineal.
Para lograrlo, trace una línea imaginaria desde el entrecejo hasta la parte de atrás de su cabeza y crúcela con otra línea que vaya de un lado de su cabeza al otro. La glándula está más o menos en el centro de la cabeza. Conéctese mentalmente con este punto y haga su meditación desde allí.Aseguran los expertos que meditar desde ese lugar hace más fácil y placentera la experiencia.

3. En familia y en el campo
El campo, por sus paisajes, ruidos y olores, es ideal para meditar en pareja o en familia. Siéntese con su pareja y con sus hijos en el pasto o sobre una manta en un sitio que les guste a todos.

Explique a los niños el ejercicio que van a hacer y la importancia de que se haga seriamente. Si ellos no quieren, no los obligue. Usted o su pareja deben llevar la voz líder.

Invítelos a todos a cerrar los ojos, poner la mente en blanco y pensar en algo que les agrade. Deles ideas, por ejemplo, pensar en el cielo o en las nubes.
Tómense de las manos y comiencen la meditación. Si hay niños pequeños involucrados, no alargue el ejercicio por más de cinco minutos. Repítalo otro día.

Recomendaciones útiles a la hora de la relajación
Sígalas e incorpórelas juiciosamente a su rutina de todos los días
Elija un momento del día para meditar y respételo. Los expertos sugieren la mañana o el final del día. Tenga un espacio adecuado para meditar; vista ropa cómoda, apague el celular, el televisor y todo lo que lo distraiga.

Cree las condiciones ideales para hacerlo: mucha o poca luz, velas, silencio o música especial; sola o acompañada.

Siéntese en una posición que a usted le resulte cómoda. Puede ser en el suelo, un tapete o silla. Respire de forma rítmica, en tiempos 6-3-6-3, así: inhale (cuente hasta 6), retenga el aire (hasta 3), exhale (hasta 6) y retenga (hasta 3).

Ponga su mente en blanco. Deje de pensar en lo que no hizo en la mañana o en lo que tiene que hacer más tarde. Piense en el presente. Si le ayuda, emita un sonido (el más común es 'om') de forma rítmica.

Piense en algo que le resulte agradable, desde una imagen religiosa hasta un paisaje. Concéntrese en ello y descanse. Los cojines no pueden faltar.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia