Gracias por su visita.

2 de mayo de 2017

BESO

Beso es el acto de presionar los labios contra la superficie de un objeto (generalmente los labios de otra persona) como una expresión social de afecto, saludo, respeto o amor.1 Los labios son un foco sensitivo en la estructura de diversos arganismos animales, los cuales funcionan primordialmente como auxiliares en la identificación del entorno, como herramientas de succión o como auxiliares en la emisión de sonidos. El beso tiene una función social humana determinante en el proceso de cortejo.

Distintos comportamientos animales muestran la presencia de la práctica del beso en diversas especies animales, incluyendo aves y mamíferos (notablemente primates). Se sugiere que el beso como elemento cultural en la vida humana surge de un patrón en el comportamiento instintivo y la función biológica de los labios. Los labios son un foco sensitivo conformado de varias terminaciones nerviosas que tienen la principal función de transmitir impulsos eléctricos en el reconocimiento del entorno de algun animal; además tienen la función de la succión y la emisión de sonidos.

El "beso" en algunas especies animales se manifiesta con diversos comportamientos sociales interespecie que aseguran el orden en el grupo animal. Algunos comportamientos como la alimentación de la pareja en calidad de regalo nupcial (práctica animal en la que la pareja da comida u objetos a la pareja sexual como cortejo) involucran una practica sexual relacionada con la conjunción de las cavidades bucales.

 Otros comportamientos similares incluyen la premasticación del alimento en algunas especies animales, en la que la cría es incapaz de consumir alimentos sólidos y depende de la labor materna de la destrucción del alimento y su traspaso bucal a la boca de la cría. En algunas especies animales (Ejemplo: Chimpancés, Agapornis y Gourami besador), la conjunción de labios es utilizada como medio de comunicación e identificación, y como signo del orden social en un grupo de individuos

Fisiología humana
El contacto labial involucra la acción nerviosa relacionada con la estimulación erógena en la que intervienen cinco nervios craneales, utilizados para la identificación y reconocimientos de los elementos ambintales. Los impulsos eléctricos producidos por la acción neuronal derivan en sensaciones originadas en los focos táctiles de la piel labial, la zona supralabial y la lengua, señales decodificadas en el cerebro.6 El contacto labial pripicia la estimulación nerviosa y la respuesta cerebral a la liberación de oxitocina, dopamina y adrenalina en el torrente sanguíneo, provocando una gran cantidad efectos físicos. La liberación de oxitocina (hormona relacionada con el amor materno, las contracciones uterinas, el parto y la atracción sexual) en el torrente sanguíneo propicia distintas respuestas físicas como la sudoración nerviosa y las respuestas sexuales en la erección del pene y la erección del clítoris.

La dopamina produce la sensación de bienestar. La adrenalina produce una serie de cambios físicos en los que está el cambio en la presión arterial, el nivel de glucosa y el ritmo cardíaco, además de la sensación de alerta y el tono rojizo en la zona cigomática.

Beneficios a la salud: Como beneficios a la salud se encuentra la liberación de epinefrina y norepinefrina en el torrente sanguíneo, lo que provoca una serie de cambios físicos en la acción cardiovascular, aumentando el ritmo del corazón y el bombeo de la sangre. Un beso puede quemar de dos a tres calorías por minuto. La endorfina liberada en un beso puede ser más potente a la acción de la morfina, ayudando a nivelar los niveles de estrés y dando una sensación de bienestar.
Otros beneficios del beso incluyen el aumento de los niveles de autoestima, la tonificación de los músculos faciales, la liberación del anestésico contenido en la saliva, menores niveles de colesterol en el sistema cardiovascular y el mejoramiento de las funciones metabólicas.

Riesgos a la salud: Como riesgos a la salud se consideran distintos padecimientos médicos ocasionados por la transmisión extracorporal de los patógenos contenidos en la saliva humana. Algunas enfermedades infecciosas representan riesgos a la salud cuando los virus están contenidos en la saliva. Algunas enferemedades posiblemente transmitidas por el contacto labial incluyen cualquier tipo de gripe, la mononucleosis infecciosa y la herpes simple.


Las infecciones de transmisión sexual no representan un grado de contagio en el contacto labial, excepto cuando existe una lesión bucal que propicie el contacto de la piel sin protección contra los vasos sanguíneos de la piel expuesta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios