Gracias por su visita.

6 de junio de 2017

FRASES PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES DE WILLIAM SHAKESPEARE

Nacimiento   1564. Bautizado el 26 de abril de 1564 (calendario juliano) en Stratford-upon-Avon, Warwickshire, Reino Unido
Muerte  según calendario gregoriano: 3 de mayo de 1616, pero según el calendario juliano: 23 de abril de 1616
Ocupación    dramaturgo, poeta y actor inglés
Nacionalidad Inglesa
Género          tragedias, comedias, obras históricas, fantasías, apócrifas, juicios críticos
Cónyuge       Anne Hathaway (1582–1616)
Descendencia         Susanna Hall

Shakespeare es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal.
Muchos lo consideran el mayor dramaturgo de todos los tiempos.
Las obras de Shakespeare han sido traducidas a las principales lenguas y sus piezas dramáticas continúan representándose por todo el mundo.
El padre de Shakespeare, que se encontraba en la cumbre de su prosperidad cuando nació William, cayó poco después en desgracia. Acusado de comercio ilegal de lana, perdió su posición destacada en el gobierno del municipio.
El 28 de noviembre de 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Anne Hathaway, de 26. Parece que había prisa en concertar la boda, tal vez porque Anne estaba embarazada de tres meses.

Las obras mas conocidas son:
"Romeo y Julieta"
"Macbeth"
"Hamlet"
"Sueño de una noche de Verano"
"Othelo"

Estas son algunas de sus frases mas famosas
·         ¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.
·         Anunciad con cien lenguas el mensaje agradable; pero dejad que las malas noticias se revelen por sí solas.
·         Asume una virtud si no la tienes
·         Conservar algo que me ayude a recordarte, sería admitir que te puedo olvidar.
·         Cualquiera puede dominar un sufrimiento, excepto el que lo siente.
·         Cuando llega la desgracia, nunca viene sola, sino a batallones.
·         Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.
·         De lo que tengo miedo es de tu miedo.
·         Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.
·         El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.
·         El amor de los jóvenes no esta en el corazón, sino en los ojos.
·         El amor es un loco tan leal, que en todo cuanto hagáis, sea lo que fuere, no halla mal alguno.
·         El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.
·         El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.
·         El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior del hombre.
·         El cansancio ronca sobre los guijarros; en tanto que la pereza halla dura la almohada de pluma.
·         El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza.
·         El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.
·         El hombre arruinado lee su condición en los ojos de los demás con tanta rapidez que él mismo siente su caída.
·         El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.
·         El pasado es un prólogo.
·         El que gusta de ser adulado es digno del adulador.
·         El que muere paga todas sus deudas.
·         El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho.
·         En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber.
·         En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.
·         En un minuto hay muchos días.
·         Es amor bien pobre el que puede evaluarse.
·         Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
·         Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.
·         Fragilidad tiene nombre de mujer
·         Fuertes razones, hacen fuertes acciones.
·         Guarda a tu amigo bajo la llave de tu propia vida.
·         Hasta la propia virtud se convierte en vicio cuando es mal aplicada.
·         Jamás viene la fortuna a manos llenas, ni concede una gracia que no haga expirar con un revés.
·         La brevedad es el alma del ingenio.
·         La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.
·         La fortuna llega en algunos barcos que no son guiados.
·         La juventud, aun cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo.
·         La lealtad tiene un corazón tranquilo.
·         La memoria es el centinela del cerebro.
·         La mujer es un manjar digno de dioses, cuando no lo cocina el diablo.
·         La sangre joven no obedece un viejo mandato.
·         Las maldiciones no van nunca más allá de los labios que las profieren.
·         Las medidas templadas, que equivalen a remedios prudentes, son hartamente nocivas cuando el mal es violento.
·         Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.
·         Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de dementes.
·         Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero.
·         Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes.
·         Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños.
·         Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.
·         Me atreveré a todo lo que pueda hacer un hombre. Quien se atreva a más es insensato.
·         Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.
·         Mis palabras suben volando, mis pensamientos se quedan aquí abajo; palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo.
·         Nada envalentona tanto al pecador como el perdón.
·         Ningún legado es tan rico como la honestidad.
·         No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después.
·         No ensucies la fuente donde has apagado tu sed.
·         No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
·         No hay nada tan común como el deseo de ser elogiado.
·         No hay quien sea enteramente inaccesible a la adulación, porque el hombre mismo que manifieste aborrecerla, en alabándole de esto es adulado con placer suyo.
·         No temáis a la grandeza; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza les es impuesta y a otros la grandeza les queda grande.
·         No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.
·         Nosotros debemos nuestra vida a dios, por eso si se la pagamos hoy, no se la deberemos mañana.
·         Nuestras dudas son traidores que muchas veces nos hacen perder el bien que podríamos ganar si no temiéramos buscarlo.
·         Ocurra lo que ocurra, aún en el día más borrascoso las horas y el tiempo pasan.
·         Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión.
·         Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien.
·         Prudente padre es el que conoce a su hijo.
·         Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras.
·         Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil.
·         Sería muy poco feliz si pudiera decir hasta qué punto lo soy.
·         Si dos cabalgan en un caballo, uno debe ir detrás.
·         Si el dinero va delante, todos los caminos se abren.
·         Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.
·         Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.
·         Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.
·         Tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras.
·         Ten más de lo que muestras; habla menos de lo que sabes.
·         Todos aman la vida, pero el hombre valiente y honrado aprecia más el honor.
·         Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto.
·         Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios