Gracias por su visita.

28 de septiembre de 2015

¿QUÉ SON Y COMO SE PREVIENEN LOS CÁLCULOS BILIARES?


Los cálculos biliares, son depósitos endurecidos de fluido digestivo que se forman en la vesícula.

Este es un pequeño órgano que tiene una forma ovalada, que se asemeja a la de una pera.

La vesícula está ubicada en el lado derecho del abdomen, debajo del hígado. La vesícula es la encargada de llevar la bilis, un líquido digestivo, al intestino delgado.

El tamaño de los cálculos biliares es diverso. Algunos son del tamaño de un grano de arena, otros en cambio, tienen el tamaño de una pelota de ping pong.

Los cálculos biliares pueden ser asintomáticos. Pero cuando bloquean un conducto biliar es cuando los síntomas se producen. Estos pueden ser:

Dolor abdominal repentino e intenso en la parte derecha del abdomen o debajo del esternón. Se siente como si golpearan contra tus costillas

Dolor de espalda entre los omóplatos

Dolor intenso en el hombro derecho

La piel y la parte blanca de los ojos puede tornarse amarillenta

En ocasiones también el paciente tiene fiebre y escalofríos

El dolor que producen los cálculos biliares es muy irregular. A veces puede durar algunos minutos y otras varias horas. Si presentas alguno de estos síntomas, debes consultar con un profesional, de esa manera evitarás posibles complicaciones.

Causas por las que aparecen cálculos biliares

Se desconoce cuál es el origen de esta dolencia, los médicos consideran que los cálculos biliares se producen cuando:

Se tiene una bilis alta en colesterol. La bilis contiene sustancias químicas que disuelven el colesterol que excreta el hígado. Pero, si el hígado excreta más colesterol del que se puede disolver, se forman estos cristales, y estos devienen en piedras.

La bilis contiene mucha bilirrubina, esta es una sustancia química que se produce cuando el cuerpo descompone glóbulos rojos. Existen ciertas patologías que hacen que el hígado produzca un exceso de bilirrubina. Por ejemplo infecciones del tracto biliar, cirrosis hepática o infecciones en el tracto digestivo.

La vesícula no se vacía debidamente, en este caso la bilis puede concentrarse y luego transformarse en cálculos biliares.

Tipos de cálculos biliares

Existen diversos tipos de cálculos que se forman en la vesícula, estos son:


De colesterol: es el tipo más común de cálculos biliares que existen. Están formados por colesterol no disuelto, son de color amarillo, aunque pueden tener además otros componentes.

De pigmento: se produce por el exceso de bilirrubina en la bilis, pueden ser de color negro o marrón oscuro.

¿Cómo diagnósticar cálculos biliares?

Las pruebas que se realizan para la detección de esta patología son:


Diagnóstico por imágenes: se hace a través de una ecografía abdominal complementada por una tomografía computarizada.

Pruebas de conductos: estas pruebas se hacen por medio de un contraste. Este resalta los conductos biliares en imágenes, lo que ayuda a los facultativos a determinar si un cálculo biliar está obstruyendo algún conducto. Este tipo de pruebas pueden incluir una resonancia magnética, o colangiopancreatografia retrograda endoscópica. Utilizando este procedimiento, los cálculos se pueden quitar en el momento.

Pruebas de sangre: estas son sumamente útiles para el facultativo, debido que no sólo le permite buscar obstrucciones, sino también las complicaciones que estas causan al paciente. Dolencias como pancreatitis, ictericia, infecciones, pueden ser causadas por los cálculos biliares. Es por eso que ante cualquiera de los síntomas antes referidos debes consultar con un profesional.
Prevenir la aparición de cálculos

Para estar sano y no tener complicaciones en la salud, lo ideal es la prevención. A continuación te contaremos como puedes prevenir los cálculos biliares.

Haz todas las comidas correspondientes sin saltarse ninguna. El ayunar o saltarse en forma constante, alguna de las comidas principales, como desayuno, almuerzo, merienda y cena puede incrementar el riesgo de que se produzcancálculos biliares.

Cuando te pongas a dieta, debes perder peso en forma gradual y paulatina. El perder peso en forma rápida incrementa el riesgo de formar cálculos biliares


Conserva un peso saludable, el sobrepeso y la obesidad, son dos factores que entre otras cosas, aumentan el riesgo de padecer de cálculos biliares. La actividad física y una dieta saludable te mantendrán a salvo de sufrir esta dolencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios