Gracias por su visita.

27 de septiembre de 2016

CUALES SON LAS CONTRAINDICACIONES DE LOS PRINCIPALES MEDICAMENTOS


Las reacciones adversas a los medicamentos son muy comunes entre la población y casi cualquier fármaco puede causarlas. Las consecuencias de esta alergia pueden ser desde efectos secundarios leves hasta una anafilaxia que puede llegar incluso a provocar la muerte.

Causas
La causa principal de estas reacciones es una serie de pasos químicos que se dan en el cuerpo y que producen en consecuencia los síntomas de una alergia pero, ¿por qué reacciona así el cuerpo?

La primera vez que se toma un medicamento el paciente no presenta problema alguno, sin embargo, el sistema inmunitario de su cuerpo produce un anticuerpo denominado Ige contra este fármaco. Así, la próxima vez que se ingiera ese medicamento, esa sustancia le ordenará a los glóbulos blancos que produzcan a su vez otra sustancia llamada histamina, la cual causa síntomas de la alergia. No obstante, una alergia farmacológica también puede ocurrir sin que su cuerpo produzca este anticuerpo y sí otros, e incluso el organismo podría tener otras reacciones que no producen anticuerpos.

Las más frecuentes
Aunque todos los medicamentos pueden provocar una reacción alérgica, son la penicilina y los antibióticos conexos los que más la suelen causar. Además, otros fármacos alérgenos comunes son:

  Anticonvulsivos.

  Insulina (en particular, fuentes animales de ésta).

  Medios de contraste para rayos X yodados que pueden causar reacciones anafilactoides similares a las alergias.


  Sulfamidas.

Síntomas
En primer lugar, antes de conocer los síntomas que presenta este tipo de alergia, es importante saber distinguir una reacción alérgica de un simple efecto secundario del fármaco para evitar graves problemas de salud.

Los síntomas de una alergia farmacológica abarcan:

  Ronchas o urticaria.

  Picazón en la piel y en los ojos.

  Erupciones cutáneas.

  Hinchazón de los labios, la lengua o la cara.

  Sibilancias.

 medicina

Asimismo, por su gravedad, es importante saber detectar los síntomas de una anafilaxia:

  Cólicos o dolor abdominal.

  Confusión.

  Diarrea.

  Dificultad respiratoria con sibilancias o voz ronca.

  Mareos.

  Desvanecimiento.

  Ronchas en diferentes partes del cuerpo.

  Náuseas, vómitos.

  Pulso rápido.

  Palpitaciones.

Diagnóstico y tratamiento
La alergia a la penicilina puede diagnosticarse con la ayuda de pruebas cutáneas, sin embargo, no existen pruebas de este tipo o de sangre que puedan ayudar a diagnosticar otras alergias de tipo farmacológico. Por ello, si el paciente presenta síntomas de alergia tras ingerir algún medicamento o recibir un medio de contraste, el médico considerará que esto es prueba suficiente para diagnosticar una alergia.

El objetivo principal del tratamiento consistirá en aliviar los síntomas y prevenir una reacción grave. Para ello el médico especialista puede recomendar:

Antihistamínicos para aliviar los síntomas leves, como erupciones, ronchas o picazón.

Broncodilatadores para reducir los síntomas similares al asma.

Corticosteroides aplicados en la piel o administrados por vía oral o intravenosa.

Epinefrina inyectable en caso de necesitar tratar una anafilaxia.

Por supuesto, se debe evitar el medicamento que desencadenó la reacción así como otros similares a este. Además, es importante asegurarse de que todos los médicos a los que acuda el paciente sean conocedores de este problema para evitar una reacción. Es aconsejable, como medida de prevención, que el alérgico lleve una chapa colgada al cuello o una tarjeta que identifique la alergia que sufre.


RECUERDA QUE TU ERES LO QUE COMES


Consejos para llevar una dieta saludable

Nuestro día a día favorece el sedentarismo. Caminas poco porque usas transportes privados o públicos y haces cada vez menos ejercicio porque tienes ascensores en todas partes. En el trabajo pasas la mayor parte del tiempo en la silla, ¡y hasta el teléfono móvil te libera de tener que moverte para atender una llamada!…

La pregunta es, ¿dónde comes? ¿Y qué comes? La mayor parte de las veces, fuera de casa, con mucho estrés y poco tiempo.  Eres lo que comes, por lo tanto aquí te ofrecemos algunos consejos  para llevar una dieta saludable.

Vigila cuánto comes y lo que comes. No intentes saciarte. Es decir, quédate con un poco de hambre; así acostumbrarás a comer menos. Y, si puedes ir caminando para hacer tus gestiones más cotidianas, hazlo, aunque te lleve un poquito más de tiempo. Olvida el ascensor e intenta hacer ejercicio en tus ratos de ocio. Puedes bailar o hacer senderismo. Todo esto, unido a una buena dieta, te ayudará a mantener tu peso.

Frutos secos
¿Sabías que los frutos secos se pueden calificar como la carne vegetal? Son ricos en grasa, proteínas y vitaminas del grupo B, necesarias para la salud de los nervios y el cerebro.
Deben ser consumidos con moderación si tienes problemas de peso, por su alto contenido calórico, pero está comprobado que, por ejemplo, las almendras ayudan a prevenir la osteoporosis. Consumir nueces cinco veces por semana reduce el riesgo de ataque al corazón un cincuenta por ciento. Así que, ¡mete un puñadito en tu bolso para picar entre horas!

Frutas
Hay ciertas frutas que no deben faltar en tu frutero. La manzana, por tener una gran cantidad de sustancias terapéuticas nutricionales; el plátano, por ser la fruta de los nervios; el limón, de acción bactericida y antiséptica; los cítricos en general, como la naranja y la mandarina, recomendados para evitar gripes y contaminación. La uva, que controla la tensión alta y ayuda ante catarros y resfriados, además de limpiar el hígado y los riñones.

Pescado
La ingesta habitual de pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón o el atún, ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, así como la inflamación articular en los casos de artritis.

Brócoli
Pero, sin duda, una de las estrellas, es el brócoli, que, además de proteínas y glúcidos, contiene vitamina A, C y B1 y B2, además de calcio, fósforo, hierro y ácido fólico. Tiene un alto contenido en sulforafano, una sustancia anticancerígena. Hay que cocinarlo al vapor o hervido y durante poco tiempo, para no perder algunos de sus nutrientes, especialmente la vitamina C. ¡Y es delicioso!

Pipas
Las pipas de calabaza, son ideales para el cuidado de la próstata, por su alto contenido en hierro, y un buen alimento para prevenir la anemia. Tanto éstas, como las de girasol, evitan la formación de cálculos en el riñón y se recomiendan a las personas que padecen trastornos intestinales.

Legumbres
¿Tomas legumbres habitualmente? Pues debes saber que son imprescindibles. Los garbanzos y las lentejas son esenciales en la dieta de las mujeres embarazadas y muy recomendadas para personas con problemas de estrés.

Cebolla y ajo
Para las varices, ¡la cebolla! Y el ajo reduce la tensión arterial y es un potente antibacteriano.

Ciruelas
Las ciruelas son el mejor remedio casero para combatir el estreñimiento y el caqui es el gran aliado del intestino, ya que mejora el tránsito intestinal y evita la acumulación de gases.

Zanahoria y calabaza
La zanahoria evita la aparición de caries, asegura el buen funcionamiento de la retina y protege nuestra piel de los efectos nocivos del sol. La calabaza es uno de los alimentos que mejor cuida la salud de nuestros ojos y produce un efecto laxante y diurético.


Si no cuidas tu cuerpo, nadie lo hará por ti. Sólo tienes uno, y es para toda la vida… Mejor prevenir que curar, ¿no?

QUE DICE EL SALMO 48 DE LA BIBLIA


Capítulo 48
Hermosura y gloria de Sion
Cántico. Salmo de los hijos de Coré.

48:1 Grande es Jehová, y digno de ser en gran manera alabado
En la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.
48:2 Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra,
Es el monte de Sion, a los lados del norte,
La ciudad del gran Rey.Mateo 5. 35
48:3 En sus palacios Dios es conocido por refugio.
48:4 Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron;
Pasaron todos.
48:5 Y viéndola ellos así, se maravillaron,
Se turbaron, se apresuraron a huir.
48:6 Les tomó allí temblor;
Dolor como de mujer que da a luz.
48:7 Con viento solano
Quiebras tú las naves de Tarsis.
48:8 Como lo oímos, así lo hemos visto
En la ciudad de Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios;
La afirmará Dios para siempre. Selah
48:9 Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios,
En medio de tu templo.
48:10 Conforme a tu nombre, oh Dios,
Así es tu loor hasta los fines de la tierra;
De justicia está llena tu diestra.
48:11 Se alegrará el monte de Sion;
Se gozarán las hijas de Judá
Por tus juicios.
48:12 Andad alrededor de Sion, y rodeadla;
Contad sus torres.
48:13 Considerad atentamente su antemuro,
Mirad sus palacios;
Para que lo contéis a la generación venidera.
48:14 Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
El nos guiará aun más allá de la muerte.

CUALES SON LOS REMEDIOS CASEROS PARA DISMINUIR LA BARRIGA


Consigue un vientre plano con estos remedios

La grasa localizada en el abdomen es muy díficil de eliminar, no existe un truco infalible que consiga que luzcamos un vientre plano y perfecto.

Sin embargo, la combinación de una dieta sana y ejercicio físico te ayudarán combatir esos kilos de más acumulados de manera efectiva.

Aquí recomendamos los siguientes remedios caseros para bajar barriga:

1. Jengibre, pimienta y miel
Tres productos que aumentarán la temperatura de tu cuerpo acelerando el ritmo metabólico de forma efectiva.
Para su consumo recomendamos la elaboración de un té de jengibre, añadiendo la miel y un poco de pimienta posteriormente. ¡No dejes de probarlo!

2. Almendras
Las almendras contienen potasio, nos interesan por su efecto diurético y porque son ricas en fibra, además, muy poco calóricas.
Conseguirán que te sientas saciada por más tiempo de una forma sana y fácil.

3. Miel y canela
Para perder peso rápidamente aconsejamos añadir una cucharada de canela a un vaso con agua hiviendo y, a continuación, incorporar a la mezla una cucharada de miel.
Aconsejamos su consumo dos veces al día, en el desayuno y antes de dormir.

4. Miel y limón
Para limpiar y eliminar la grasa localizada en el vientre prepararemos en ayunas medio vaso de agua con jugo de limón caliente y un poco de miel.

5. Zumos de fruta sin azúcar
Son ricos, sanos y refrescantes, ¿alguien da más? Mantenerse hidratado a lo largo del día es muy importante, las únicas bebidas que se deberán evitar son las alcohólicas, las cuales irán directamente a parar al abdomen en forma de grasa.

6. Avena3
Uno de los productos que activan el metabolismo de manera más efectiva, la avena3 te ayudará a eliminar la grasa acumulada gracias a la fibra, además, aportará la energía suficiente para mantenerse activo durante todo el día. Es por esto el rey de los alimentos quema-grasa.

7. Tomate
Los tomates queman la grasa del cuerpo gracias a su aporte de fibra y fitonutrientes, además, contienen mucha agua.
Eso sí, a poder ser naturales y orgánicos, de esta forma te asegurarás todos los beneficios posibles.

8. Beber suficiente agua y cuándo tomarla
Como hemos dicho anteriormente la hidratación es esencial.
Se recomienda beber un vaso media hora antes y después de cada comida y antes, después y durante el ejercicio físico.
Antes de ir a dormir lo mejor es evitarlo para no interrumpir el sueño obligándonos a levantarnos para ir al baño.

9. Agua caliente
Con el estómago vacío ingerir un litro de agua tibia. De esta forma eliminarás toxinas, acelerarás el metabolismo y la grasa desaparecerá de tu vida.

10. Semillas de alcaravea
La alcaravea es una hierba bienal procedente de Europa, Asia Occidental y África del norte.

Se puede utilizar como condimento en los guisos, estimulando en tránsito intestinal, controlando los gases... y otros muchos beneficios gratamente beneficiosos.

11. Soja
Reduce el azúcar en sangre, aporta proteínas, reduce el colesterol...
La soja, a pesar de los rumores negativos con los que se la relaciona últimamente, es muy sana y te ayudará a reducir la grasa abdominal, pero como todo, no hay que abusar.

12. Cetona de frambuesa
Este suplemento pegó con fuerza el año pasado en Alemania gracias a sus poderes quema-grasas, por otro lado, mejora la termogénesis y ayuda a controlar el apetito.
Aunque ya sabéis que lo mejor es recurrir a productos naturales ya que siempre son más saludables.

13. Vinagre de manzana
En ayunas tomar una cucharada de vinagre de manzana disuelto en un vaso de agua tibia, mejorará vuestra digestión y reducirá la acidez y los reflujos.

14. Té verde
Como todos sabemos el té verde es un potente quema-grasas natural y contiene otras muchas propiedades.
Disminuye el colesterol, eliminar los radicales libres... Es el té que mejor actúa en la zona de la que os hablamos debido a su contenido doble de catequinas.

15. Miel, pimienta y menta
Realiza un té de menta añadiendo pimienta y algo de miel para mantener a raya la grasa en el vientre.

16. Kiwi
Los kiwis contenienen muy pocas calorías y mucha Vitamina C, convirtiéndolos en potentes laxantes para evitar el estreñimiento y la retención de líquidos. 

17. VitaminaC
Actúa como antioxidante, es un nutriente fundamental para mejorar la cicatrización, previene el envejecimiento prematuro, facilita la absorción de otras vitaminas...
En definitiva, la Vitamina C es vital para nuestro organismo y debemos consumir alimentos que la contengan.

18. Piña
Alto contenido en minerales, depurativa y diurética.
Su consumo en las meriendas es conveniente para incrementar la sensación de saciedad y eliminar toxinas, como consecuencia cenarás menos. 

19. Vegetales crudos de hoja verde
La mejor forma de ingerir vegetales es crudos, de esta manera conseguirás que mantengan todas sus vitaminas y propiedades.

20. Aceite de onagra
Regula los niveles hormonales y reduce las sustancias inflamatorias. ¡Muy recomendable!

26 de septiembre de 2016

NUNCA ES TARDE PARA APRENDER UNA NUEVA HABILIDAD


¿Alguna vez ha deseado recordar el inglés que aprendió en el colegio? ¿Ha visto con anhelo a niños intrépidos esquiando? ¿O ha admirado un salón de clases de adolescentes programando?

Las personas pueden aprender en cualquier momento de sus vidas, dicen los expertos en el tema, aunque la creencia popular es que aprendemos mejor de niños. Quizás a los adultos les tome un poco más, pero si están dispuestos a dedicarle tiempo, pueden aprender muchas habilidades que a menudo asumimos deben aprenderse antes de llegar la edad adulta.

La plasticidad cerebral se encuentra en su punto más alto hasta alrededor de los 20 años. Con la edad, empezamos a equilibrar la habilidad de adquirir nuevos conocimientos con la habilidad de almacenar lo que hemos aprendido.

A diferencia de los niños, los adultos a menudo piensan a fondo sobre una nueva habilidad antes de intentar aprenderla.

Todo ese pensamiento no es del todo negativo. Los adultos pueden comprender mejor todo lo que implica una tarea y son capaces de “pensar con profundidad sobre lo que están haciendo mal”.

Cuando llega la hora de realizar el primer swing de golf, aprenda a dejar de pensarlo tanto. Los atletas y artistas élite se relajan, vacían su mente y entran en el ritmo. Los adultos que están aprendiendo una nueva actividad pueden hacer lo mismo.

Encontrar tiempo es un reto. Para muchos, el obstáculo psicológico más difícil es aprender a superar el miedo de verse tontos.

Quizás las personas mayores busquen ser perfectos desde el comienzo. Enseñarles a “fallar de vez en cuando” es con frecuencia un reto.

La enseñanza de idiomas históricamente se ha enfocado en la mecánica, en lugar de la conversación. Sin embargo, los niños simplemente empiezan a hablar, sin miedo a cometer errores.

Es posible “reactivar” aptitudes de idiomas que podría haber almacenado en su cerebro, o puede comenzar desde cero. Considere cuánto tiempo tiene para dedicarle a este desafío.

Si va a estudiar otro idioma, encuentre lo antes posible a hablantes nativos con los que pueda interactuar. Hay sitios web que pueden conectarlo con una persona que habla el idioma que quiere aprender. Incluso una o dos semanas de inmersión en un nuevo país pueden ser suficientes para aprender herramientas básicas.

Cantar es algo que todos pueden hacer sin tener que tomar lecciones. Pero cantar bien requiere práctica.

Si quiere aprender a cantar por cuenta propia, recuerde: lo que usted escucha cuando canta no es lo que el público escucha. Además del sonido que viene de sus propias cuerdas vocales, también oye la conducción ósea, es decir las frecuencias conducidas en el cráneo.

“Eso hace que el sonido sea muy diferente”. Utilice su smartphone para grabarse a sí mismo y detecte las partes que podrían mejorar.

La práctica dedicada es clave, con calentamientos y ejercicios para desarrollar la voz. Ponga atención a la postura y la respiración.


Los principiantes deberían buscar un coro en el que puedan cantar con voces más fuertes y desarrollar confianza. Las lecciones privadas ofrecen atención individual. “Es bueno tener los oídos de otra persona que nos puede ayudar a mejorar”.

RECOMENDACIONES SOBRE COMO CURAR EL VÉRTIGO


El vértigo no se refiere al miedo a las alturas. El vértigo es una condición súbita que causa, mareos y náuseas intensos.

En un momento puedes sentirte tranquilo y sin ningún problema pero de repente el mundo alrededor de ti comienza a girar violentamente. Este repentino cambio en la percepción, conocido como vértigo, a menudo conduce a la pérdida del equilibrio, pérdida del conocimiento, vómitos y fatiga.

Las personas menores que sufren un ataque de vértigo tienen pies inestables durante algún tiempo, incluso después de que pase el ataque. En casos extremos, el paciente es incapaz de mantenerse sobre sus pies, y experimenta mareos intensos durante al menos media hora. Si bien los ataques de vértigo son muy similares al vértigo o mareos, las dos condiciones son diferentes. El mareo es, de hecho, un síntoma del vértigo.

Las causas del vértigo:
El vértigo es provocado por algunas condiciones que pueden provocar ataques frecuentes. Las siguientes son las causas comunes de vértigo. Para tratar el vértigo, debes abordar primero estas causas.

La presión arterial baja o alta
Niveles altos de colesterol
El endurecimiento de las paredes arteriales
Tumor cerebral
Cinetosis
Diabetes
Las lesiones en la cabeza o el cuello
La inflamación del oído interno
Depósitos de carbonato de calcio en el oído

Remedios caseros para el Vértigo:
Cuando el vértigo causa mareos bruscos y náuseas, no podrás preparar estos remedios caseros por ti bajo un hechizo vertiginoso. A los pacientes diagnosticados con vértigo les haría bien tener estos remedios a mano, cerca de una mesa auxiliar o a los pies de su cama. Trata de preparar la cura cuando estés lúcido, para que puedas llegar a ella rápidamente cuando lleguen los ataques de vértigo. Si sufres de casos graves de vértigo que causan mareos y náuseas intensos, se recomienda encarecidamente que consultes a tu médico de inmediato.

1. sentarte o acostarte:
El mareo o vértigo usualmente sucede cuando la persona está de pie. Si comienzas a experimentar los síntomas del vértigo, siéntate o acuéstate inmediatamente. Esto te dará un alivio temporal mientras te administras el medicamento y evita la sensación de giro de abrumador. Si estás sentado, trata de poner la cabeza entre las piernas, esto ayudará a aumentar el flujo de sangre a tu cerebro. Acostarse también ayuda a dirigir más sangre al cerebro. Sentarse o acostarse también asegura que no pierdas el equilibrio y caer, evitando que te dañes a ti mismo aún más.


 2. Jugo de Amla:
El Amla es un buen remedio para el vértigo. Para ayudar a hacer frente a un mareo y náuseas, toma una cucharadita de polvo de amla en un vaso de agua. Añade una cucharadita de semillas de cilantro y deja toda la noche. Cola el jugo, añade aproximadamente media cucharadita de azúcar, y bebe. Esto ayudará a aliviar los síntomas del vértigo a su mayor punto.

3. El jugo de apio:
Licúa apio en una licuadora o una batidora para extraer el jugo, y refrigéralo. Cuando estés experimentando mareos o te sientas débil, bebe alrededor de la mitad de un vaso de jugo de apio para aliviar la sensación. El jugo de apio ayuda a aliviar los síntomas de vértigo provocado por la presión arterial baja en el cuerpo.

4. Pimienta y Limón:
El vértigo comienza con un dolor de cabeza y náuseas. Esto podría conducir a un ataque en toda regla del vértigo si no tienes ningún cuidado. Tan pronto como empieces a experimentar los primeros síntomas de mareo o dolor de cabeza, añade una pizca de sal y pimienta en un vaso de agua tibia, exprime un limón en la mezcla y bébelo para evitar un ataque de vértigo.

5. Jengibre:
Té de jengibre
El jengibre es un excelente remedio para el mareo y las náuseas. El jengibre está respaldado por estudios científicos y es extremadamente eficaz en el tratamiento del vértigo. Los dulces de jengibre, jugo o incluso el jengibre crudo pueden aliviar el mareo al estimular el flujo de sangre al cerebro, ya que vértigo es causado por el flujo sanguíneo inhibido a la cabeza. Si tienes frecuentes episodios de vértigo, considera tomar suplementos de jengibre en forma de cápsulas o comprimidos.

Los pacientes que experimentan mareos también pueden masticar un trozo pequeño de jengibre. Si experimentas los síntomas del vértigo con frecuencia, es una buena idea hacer té de jengibre para que lo puedas beber rápidamente cuando te enfrentes con un ataque de vértigo. Para hacer té de jengibre, corta una raíz de jengibre en trozos pequeños y añade unas dos o tres rodajas en una taza de agua hirviendo.

6. Ginkgo Biloba:
El árbol de Ginkgo Biloba tiene muchos usos medicinales que ayudan a aliviar los síntomas de mareos, náuseas y dolor de cabeza. El Ginkgo Biloba aumenta la circulación de la sangre en el oído interno y el cerebro, ayudando al cuerpo a combatir el vértigo. Para los pacientes que buscan un embalaje más conveniente, el Ginkgo Biloba está disponible en tabletas y en forma líquida también.

7. Aceite de sésamo:
Calienta 2 cucharadas de aceite de sésamo y añade media cucharadita de cardamomo en polvo fino y canela. Aplica este aceite en tu cabeza y siéntate durante unos diez minutos. La mezcla ayuda a estimular la circulación de sangre al cerebro y facilita la ola de mareos y náuseas asociadas con el vértigo.

8. Almendra:
Para curar la fatiga y la debilidad causada por el vértigo, mezcla media cucharadita de polvo de almendras en un vaso de leche caliente y bebe. Se trata de un tónico para los pacientes que sufren de síntomas de vértigo y ayuda a aliviar al instante después de un ataque de vértigo. Un muy buen remedio casero para el vértigo.

9. Enfocarse en un objeto:
Si estas experimentando náuseas y mareos, trata de centrarte por completo en un objeto fijo en frente tuyo. Mantén tus ojos fijos en el objeto durante dos minutos hasta que pase la ola de vértigo. Esto impide desmayos y ayuda a restablecer el equilibrio después de un ataque de vértigo.

10. El agua:
Bebe un vaso de agua fresca en el inicio de un ataque de vértigo. El agua es uno de los 10 mejores remedios para el vértigo y ayuda a controlar un ataque de forma rápida y eficaz, la prevención de náuseas, mareos y agotamiento abrumador.


El vértigo es una enfermedad invisible. Las personas que te rodean no pueden verlo, pero hay experimentarlo para saber lo que se siente. No te dejes llevar por el infierno que es el vértigo. Con estos remedios caseros simples y consejos, ahora puedes sacar al vértigo fuera de tu vida.

QUE DICE EL SALMO 126 DE LA BIBLIA


Capítulo 126
Oración por la restauración
Cántico gradual.

126:1 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion,
Seremos como los que sueñan.
126:2 Entonces nuestra boca se llenará de risa,
Y nuestra lengua de alabanza;
Entonces dirán entre las naciones:
Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.
126:3 Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros;
Estaremos alegres.
126:4 Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová,
Como los arroyos del Neguev.
126:5 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.
126:6 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.