Gracias por su visita.

28 de marzo de 2017

NO QUISIERA MORIRME SIN VOLVER A VERTE

Yo tenía un vestido blanco con ventanitas de broderie en el ruedo. Había luna y un patio y naranjada y se bailaba dos pasos largos y un pasito corto.

Las chicas nos reuníamos en el baño para contarnos cosas y reírnos de nervios.

Vos no eras invitado; solamente el amigo de un amigo, pero nadie te dijo que te fueras. Tenías una camisa bien planchada y los ojos más bellos de la noche.

Creí que te acercabas para sacar a bailar a la dueña de casa, pero era a mí.

Al principio casi no podía hablarte porque tenía que contar los pasos un-dos-tres un-dos-tres, después la música hizo de maestra de danzas e intercambiamos nombres y teléfonos

La vida era tan nueva, era tan larga, era tan sin estrenar y dulce, era tantas preguntas, era tantas promesas y esperanzas, era una extraordinaria omnipotencia: un territorio de descubrimiento donde todo el tiempo era nuestro y moriríamos de viejos algún lejano día en un lejano año . . .





La vida era una estrella lustrada con el pañuelo de lustrar manzanas, ese pañuelo del que aun no conocíamos su vuelo de alondra gris para el adiós, su textura de nube para secar el llanto de los desconsuelos . . .

La vida era el instante en que vivíamos, una página en blanco para garabatearla o estrujarla, para hacer un barquito que navegara en charco de la lluvia o cruzara el Atlántico, porque todo, absolutamente todo era posible y bello y luminoso.

Por todo esto, por un bolero que cantaste a capella y que me dio vergüenza que los demás oyeran ( Mujer . . . si puedes tú con Dios hablar . . . pregúntale si yo alguna vez . . .), y más que nada por un breve beso . . . MI PRIMER BESO . . ., sentimos que ese encuentro era un encuentro "para siempre jamás".

Tal vez hubiese sido así si no hubiera tenido que marcharme con mi familia por tres largos años a un pueblo de Corrientes.

Digo "tal vez" porque no estoy segura si hubiese continuado, de quedarme yo aquí, la magia y el romance. O solamente fue el olor del verano, el un dos tres del baile, tus ojos desbordantes, tu barítona voz, mis ganas de saber lo que era un beso . . .
Y sin embargo ahora, después de tanto tiempo, de tantas cosas y tantos desencuentros que se juntaron para hacer mi vida, me gustaría verte otra vez.

No quisiera morirme sin volverte a verte.

Claudio: si por casualidad lees estas líneas, si recordás que fuiste aquel muchacho, si mi nombre te dice alguna historia que no borraste de tu corazón, llamame.

Hay media naranjada en cada vaso, que nunca terminamos de beber.

Sólo quiero contarte algunas cosas, saber qué fue de vos, y quizás . . . tener catorce años otra vez, por un rato.

LETRA DE LA CANCION GRITAR

Cuando el aire se agota y te aprietan las botas de tanto
 andar cuando la cuenta es injusta y lo que mas te gusta
te sabe mal

De repente el disfraz de un soldado valiente te queda
pintado das un paso al frente, por que son urgente las
cosas que siempre has callado

Y gritar y gritar y gritar y cederle al coraje un lugar
Y ponerle nombre al miedo
y arrancarle un rayo al cielo ser feliz aunque pueda fallar
por que un nudo en la garganta no se suelta si se aguanta
 las espinas no se deben tragar
Las palabras tienen filo y a mi nadie me a prohibido gritar

Como un perro asustado que nunca a ha ladrado te sentiras,
 como un disco olvido que nadie a tocado resonaras
Por que nadie firmo con su sangre una ley que te quite el
 derecho
De pasar al frente y mostrar los dientes soltando la voz
de tu pecho

Y gritar y gritar y gritar y cederle al coraje un lugar
Y ponerle nombre al miedo
y arrancarle un rayo al cielo ser feliz aunque pueda fallar
por que un nudo en la garganta no se suelta si se aguanta
 las espinas no se deben tragar
Las palabras tienen filo y a mi nadie me a prohibido gritar

Lo que guardas dentro se ira secando con el tiempo, sacalo
fuera vale mas
Que condenarlo a callar y gritar!!

Y gritar y gritar y gritar y cederle al coraje un lugar
Y ponerle nombre al miedo
y arrancarle un rayo al cielo ser feliz aunque pueda fallar
por que un nudo en la garganta no se suelta si se aguanta
 las espinas no se deben tragar
Las palabras tienen filo y a mi nadie me a prohibido gritar

UN EXITOSO HOMBRE DE NEGOCIOS SE ESTABA ENVEJECIENDO

Un exitoso hombre de negocios se estaba haciendo viejo y sabía que era el momento de elegir un sucesor para hacerse cargo del negocio.

En lugar de elegir uno de sus gerentes o sus hijos, decidió hacer algo diferente. Él llamó a todos los jóvenes ejecutivos de su compañía en conjunto.

Dijo: "Es hora de que me retire y elegiré el próximo Director . He decidido elegir a uno de ustedes. " Los jóvenes ejecutivos se sorprendieron, pero continuó el jefe. "Hoy voy a dar a cada uno de ustedes una semilla- una muy especial semilla.

Quiero que planten la semilla, le pongan agua y vuelvan aquí dentro de un año con lo que ha crecido de la semilla que les he dado.

Luego juzgaré las plantas que traigan y el dueño de la planta que yo elija será el próximo Director.

Un hombre, llamado Jim, estaba allí ese día y al igual que los otros, recibió una semilla. Fue a su casa y con entusiasmo le contó a su esposa la historia. Ella le ayudó a conseguir un bote, la tierra, la composta y plantó la semilla. Todos los días, añadía agua y miraba si había crecido algo la planta. Después de unas tres semanas, algunos de los otros ejecutivos comenzaron a hablar de sus semillas y de las plantas que comenzaban a crecer.

Jim miraba su semilla, pero nada que crecía.

Tres semanas, cuatro, cinco semanas pasaron, todavía nada.
Por ahora, otros hablaban de sus plantas, pero Jim no tenía una planta y se sentía un fracaso.

Pasaron seis meses - aún no había nada en el bote de Jim. Sólo sabía que había dañado su semilla. Todo el mundo tenía árboles y plantas altas, pero él no tenía nada. Jim no le dijo nada a sus colegas, sin embargo, mantuvo regando y fertilizando la semilla - deseaba que la semilla creciera.

Un año pasó y por último todos los jóvenes ejecutivos de la empresa trajeron sus plantas delante de el Director general para la inspección.

Jim le dijo a su esposa que no iba a llevar un bote vacío. Pero ella le pidió que fuera honesto acerca de lo sucedido. Jim se sintió mal, pensó que iba a ser el momento más embarazoso de su vida, pero sabía que su esposa estaba en lo cierto. Tomó su bote vacío y lo llevo a la sala de juntas.

Cuando Jim llegó, se sorprendió de la variedad de plantas cultivadas por los demás ejecutivos. Eran hermosas - en todas las formas y tamaños. Jim puso el bote vacío en el suelo y muchos de sus colegas se rieron, algunos sentían pena por él!

Cuando el Director llegó, examinó la habitación y saludó a sus jóvenes ejecutivos.

Jim sólo trató de esconderse en la parte posterior. "Vaya, qué grandes plantas, árboles y flores que han crecido," dijo el Director . "Hoy en día uno de ustedes será nombrado Director en reemplazo mío!"

De repente, el Director vio a Jim en el fondo de la sala con su bote vacío. Ordenó al Gerente Financiero traerlo al frente. Jim estaba aterrorizado. Pensaba, 'El Director sabe que soy un fracaso! Tal vez me va a despedir! "

Cuando Jim llegó a la parte delantera, el Director le preguntó qué le había pasado a la semilla - Jim le contó la historia.

El Director pidió a todos sentarse, excepto Jim. Miró a Jim, y luego anunció a los jóvenes ejecutivos, "He aquí a mi lado su nuevo Director !

Su nombre es Jim! Jim no lo podía creer.

"¿Cómo podía ser el nuevo Director ? Dijeron los otros.

A continuación, dijo el Director : 'Hace un año, les di a todos en esta sala una semilla. Yo les dije que tomaran la semilla, la plantaran, la regaran con agua y la trajeran de vuelta a mi hoy. Pero yo les di a todos semillas muertas - no era posible que crecieran.

Todos ustedes, a excepción de Jim, me han traído árboles, plantas y flores. Cuando encontraron que la semilla que yo les di no crecería, la sustituyeron por otra semilla . Jim fue el único con el coraje y la honestidad que me trajera un bote con mi semilla que le di.

Por lo tanto, él es el que será el nuevo Director ! "

Recuerden:

 Si plantas honestidad, recogerás confianza

 Si plantas bondad, cosecharás amigos

 Si plantas humildad, cosecharás grandeza

 Si plantas perseverancia , cosecharás felicidad

 Si trabajas duro,
cosecharás el éxito

 Si plantas perdón, cosecharas la reconciliación

27 de marzo de 2017

SABES QUE LA VIDA ES AQUÍ Y AHORA


Los que han avanzado es el sendero espiritual insisten en la necesidad de estar siempre vigilantes.

Un sabio y un santo siempre están alerta o, en otras palabras, son conscientes y viven despiertos unidos al Creador.

No son marionetas del destino, aman el silencio y no oyen los cantos de sirena del mal. En sánscrito esto se expresa con la palabra jagruti, en hebreo con el termino sedek y en japonés es soshin.

No es fácil y estar alerta o en vela pide disciplina para que el ladrón no llegue mientras uno duerme, como dijo Jesús. Vives despierto cuando oras, meditas, sientes a Dios y sabes que la vida es aquí y ahora.

Estás vigilante si trasciendes, no te aferras a lo que es pasajero y eres libre en el amor.


Elige estar despierto si de verdad quieres vivir y no solo vegetar. La muerte en vida es centrarse en figurar, poseer y partir sin tomar conciencia.

MAS ALLA DE LA RIQUEZA Y EL PODER

En 1923, un pequeño grupo de los hombres más ricos del mundo se reunieron en un Hotel de Chicago, Illinois. Eran la elite de la riqueza y del poder.

En aquel tiempo, ellos controlaban más dinero que la cantidad total existente en el Tesoro de los Estados Unidos. Esta es una lista de los que estuvieron allí y lo que a la larga les ocurrió:

 Schwab, presidente de la industria independiente de acero más importante: murió en la bancarrota.
 Arthur Cutten, el más grande de los especuladores de trigo: murió insolvente en el extranjero.
 Richard Witney, presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York: murió poco después de ser puesto en libertad de la prisión de Sing Sing.
 Albert Fall, miembro del gabinete de un presidente de los Estados Unidos: se le indultó de la prisión para que muriera en su hogar.
 Jess Livermore, el «oso» más grande de Wall Street: se suicidó.
 Leon Fraser, presidente del Bank of International Settlements: se suicidó.
 Ivar Kreuger, jefe del monopolio más grande del mundo: se suicidó.

Hasta el millonario griego, Aristóteles Onassis, que conservó su riqueza y murió a edad avanzada, reconoció que el dinero no es equivalente al éxito. El sostuvo que «después que llegas a cierto punto, el dinero pierde importancia. Lo que importa es el éxito».

¿Qué es el éxito en realidad? No es dinero, no es poder. El verdadero éxito es vivir de acuerdo a los principios. Cuando nuestra vida se alinea a los principios, entonces nos movemos en el verdadero camino. Deja hoy de moverte en las vanidades del mundo y comienza dar pasos en el camino correcto.


ESFUÉRZATE POR SER FELIZ.

APRENDE A SERENARTE CUANDO LA RABIA TE DOMINA Y NO TE ENGANCHES

El abuelo y la abuela se habían peleado, y la abuela estaba tan enojada que no le dirigía la palabra a su marido.

Al día siguiente, el abuelo había olvidado por completo la pelea, pero la abuela seguía ignorándole y sin prestarle atención.

Y, por más esfuerzos que hacía, el abuelo no conseguía sacar a la abuela de su mutismo y su enfado.

Al fin, el abuelo se puso a revolver armarios y cajones. Y cuando llevaba así unos minutos, la abuela no pudo contenerse y le gritó airada:
- ¿Se puede saber qué demonios estás buscando?
- ¡Gracias a Dios, ya lo he encontrado!, le respondió el abuelo con una sonrisa maliciosa. ¡Tu voz! 

Nota: El buen humor es siempre un mejor antídoto contra las peleas que el malgenio y el resentimiento.

Aprende a serenarte cuando la rabia te domina; respira, aquiétate, ora, acude al buen humor y no te enganches.

Engancharse es responder al mal con el mal.

Con razón dijo el Maestro Jesús: Ama y devuelve un bien por un mal.

QUE EL AMOR DURE Y SE MANTENGA EN EL TIEMPO ES INDESCIFRABLE

Lo que parece cierto es que es la mezcla de muchas cosas. Este fenómeno emocional se va construyendo, lo vamos aprendiendo a lo largo de nuestra existencia a través del compartir, el conocimiento, la comunicación y otras habilidades como la comprensión, la flexibilidad, la empatía, el optimismo o la gratitud

1. Superar la primera fase del enamoramiento
Una vez ha pasado la euforia emocional, que muchos ubican entre 13 y 18 meses, establecer vínculos y pasar al amor verdadero es toda una ciencia. Una clave es no quedarse instalado añorando la diversión, el regocijo y el disfrute de la etapa de enamoramiento, que cambia a medida que se avanza en la convivencia.

2. Tener en cuenta las necesidades del otro
El amor se da en la interacción y crece cuando se comienza a entender, reconocer y aceptar la existencia de las necesidades de la pareja. Cuando cada uno es capaz de salir de sí mismo para ponerse en los zapatos del otro, la capacidad de amar podrá expandirse y hacer crecer la relación.

3. Generar confianza
La capacidad para adherirse a la empresa del otro está en sentir, expresar y actuar de tal manera que la pareja sepa que puede contar con su apoyo en los tiempos importantes en la vida. Es poder decir “cualquier cosa que te pase a ti también me pasa a mí”.

4. Ver en perspectiva los problemas y las dificultades
Aceptar creativamente los cambios de cada etapa, las crisis que van apareciendo o los acontecimientos difíciles. Bajarles la intensidad a los problemas y declarar “zonas libres de conflicto” para desligar las tensiones de los buenos momentos son acciones efectivas que aumentan la posibilidad de permanecer más tiempo juntos.

5. Disfrutar la cercanía física
Alguna vez leí que el secreto de una pareja feliz son 4 abrazos al día. Aunque un poco simplista, puede ser cierto. El amor se alimenta también con la cercanía física, que implica la sexualidad, pero también, mil expresiones que las parejas tienen para mostrar de diferentes maneras la preferencia por el otro y la exclusividad que lo hace especial.

6. Aumentar la satisfacción
Con frecuencia escucho a las parejas decir que se sienten más cerca del otro después de salir de viaje. Hacer algo diferente rompe la rutina, amplía las posibilidades de disfrute, distrae de las preocupaciones cotidianas y refuerza la idea de placer. Algunos, incluso, hablan de las propiedades adictivas el amor, que en el buen sentido resulta ser muy positivo.

7. Poner en práctica habilidades de interacción
Cooperar con la pareja en lugar de competir, expresar sentimientos amables, tiernos y considerados, escuchar para entender, respetar la diferencia y trabajar para facilitar y promover el desarrollo de la pareja son fundamentalmente importantes para las relaciones a largo plazo.

8. Alinear expectativas
Sincronizar lo que esperamos cuando decidimos vivir juntos, con lo que va ocurriendo en el camino, lleva a encontrar afinidades. Entre más similitudes tengamos mayores probabilidades de compartir y estar más cerca.

9. Crear y mantener la fuerza de los rituales
Los rituales son una manera de transmitir y perpetuar el amor. Las prácticas habituales que se realizan para recordar, disfrutar o recrear situaciones amables, afectuosos y entrañables fortalecen los lazos de unión en la pareja.

10. Cuidar el espacio personal
Dejar tiempo y espacio para que cada uno pueda seguir teniendo satisfacción personal en aquellas áreas que no comparte con su pareja permite que, dentro del marco de la relación, cada uno construya un proyecto de vida propio. Lo que a su vez aumenta las posibilidades de compartir el proyecto conjunto.