Gracias por su visita.

3 de octubre de 2015

SÁLVATE LA VIDA SI ESTÁS PERDIDO EN LA MONTAÑA


Aunque las probabilidades de que sufras un infarto son mucho mayores que encontrarte en alguno de estos trances, todos los días suceden imprevistos fatales. Por ejemplo, cada año mueren cientos de miles de personas a causa de caídas, intoxicación, ahogamiento y otros accidentes. Miles más son víctimas de atragantamiento o son alcanzadas por rayos, y muchas pierden la vida.

¿Cómo evitar ser parte de las estadísticas?
Además de llamar al número de emergencias 112 (si es posible), te damos algunos consejos para 12 situaciones en las que no hay nadie que te pueda ayudar.

Perdido en la montaña
Antes de salir de excursión, lee qué tiempo va a hacer, lleva mucha agua y avisa a alguien a dónde vas a ir y a qué hora volverás a casa. Ponte ropa que conserve el calor, por si te mojas, como una chaqueta impermeable. No uses tejidos de algodón, ya que retienen la humedad. “Los socorristas la llaman la tela de la muerte”.

“Piensa que te puedes perder, y asegúrate a menudo de que vas por el camino correcto”, aconseja John Dill, socorrista del Parque Nacional Yosemite, en California. “En el momento en que creas que a lo mejor ya te has desviado, detente”.

Si te extravías, lo primero que debes hacer es darte cuenta de que tienes un problema. Mantente muy atento y haz pausas para descansar. Tratar de mantener el sentido del humor también ayuda: reduce el estrés y favorece el pensamiento creativo.

La manera más segura de salir con vida es tomar algunas precauciones básicas antes de viajar, como llevar en el coche equipo de supervivencia. Lleva cerillas a prueba de agua y leña para hacer un fuego; un serrucho para cortar ramas, y una lona y cuerda para improvisar un refugio. No olvides llevar una manta gruesa, una navaja bien afilada, un botiquín de primeros auxilios, una linterna de mano, pilas, comida y agua.

En general, a las personas perdidas que siguen caminando les va peor que a las que se quedan en un lugar. Busca un sitio para refugiarte antes de que oscurezca y trata de mantenerte seco. Procura estar siempre visible para que los socorristas puedan localizarte. En una zona abierta, forma una señal con objetos de colores vivos, traza una letra X grande con piedras o abre una zanja poco profunda. El suelo y el subsuelo tienen distinto color. Con una vara, traza en la tierra líneas rectas, que se ven fácilmente desde el aire.


Se puede pasar varios días sin comer, así que, en general, es preferible no buscar comida porque hay muchas plantas silvestres venenosas. Es vital mantenerte hidratado; si se te acaba el agua, es mejor que bebas de un arroyo que morirte de sed. Si te pierdes en tu coche, no te muevas: el coche te da abrigo y te hace más visible para los socorristas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios