Gracias por su visita.

11 de enero de 2017

SOLO HAY DOS DESGRACIAS EN LA VIDA: NO CONSEGUIR LO QUE DESEAS Y CONSEGUIR LO QUE DESEAS.


Un visitante de un manicomio vio a uno de los internos que se balanceaba en una silla.

Mientras tanto, con aire tierno y satisfecho, repetía una y otra vez: Lulú, Lulú, Lulú...

- ¿Cuál es el problema de este hombre? le preguntó al médico.

- Bueno, Lulú es el nombre de la mujer que le dio calabazas días antes de la boda y se enloqueció.

Siguieron adelante y llegaron a una celda con las paredes acolchadas con un solo ocupante.

Este no dejaba de golpear su cabeza contra la pared mientras gemía: Lulú, Lulú., Lulú...

- ¿También es Lulú el problema de este hombre?, pregunto el visitante.

- Sí, pero este es el desafortunado que acabó casándose con la tal Lulú.


Dijo un sabio: Solo hay dos desgracias en la vida: no conseguir lo que deseas y conseguir lo que deseas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia