23 de julio de 2008

UN PROFESOR CON UNA ENFERMEDAD TERMINAL, CUENTA CUÁL SERÍA SU ÚLTIMA LECCIÓN


Mensajes de Randy Pausch, un hombre a punto de morir víctima del cáncer de páncreas. Sus consejos de cómo vivir la vida han causado todo un fenómeno en la web.
“No podemos cambiar las cartas que nos han repartido, sólo podemos tomar decisiones acerca de cómo jugaremos esa mano”.
Cuando su cáncer había hecho metástasis ya había decidido cómo utilizar el tiempo que le quedaba: sería todo para su esposa Jai y sus hijos Dylan de cinco años, Logan, de dos y Chloe de uno.

Tenía claro que aunque estaba muriendo “todavía estaba vivo”. Por eso tomó la decisión de mudarse con su familia de Pittsburg donde vivían muchos de sus seres queridos, para que después de su muerte su esposa y los niños tuvieran en quienes apoyarse.

Arregló todos sus documentos legales con el fin de facilitarle las cosas a su pareja. Y por eso también compró su auto convertible y se hizo la vasectomía.

Como lo que más le preocupaba era que sus hijos crecieran sin su papá y sin un recuerdo de él, se dedicó a pasar ratos inolvidables con ellos como llevarlos a nadar con delfines. También se dedicó a filmar sus juegos juntos y a cada uno empezó a hacerle una lista de buenos recuerdos y consejos: “Si yo tuviera que dar un consejo de tres palabras sería ‘di la verdad’. Si pudiera agregar tres palabras más serían ‘todo el tiempo’”.

Sabe que Chloe difícilmente podrá acordarse de él pero no dudó en advertirle que “cuando un hombre esté interesado en ti tienes que hacer algo muy simple: ignora todo lo que diga y solo presta atención a lo que hace. Pero tienes que saber que yo fui el primer hombre que te amó”.

Reconoce que despedirse de su esposa ha sido más difícil. Randy constantemente le pide que se de permiso de ser ella misma su prioridad. “Cuando alguien está mal física y emocionalmente no puede ayudar a los demás”.

“los errores son parte del proceso de ser padres. Si yo estuviera a tu lado criando a los niños seguramente cometeríamos los mismo errores juntos”.

“¿Qué es aquello que me hace único? cualesquiera que hubieran sido mis logros y todas las cosas que amaba tenían sus raíces en los sueños y metas que tuve de niño...

A pesar del cáncer, en verdad creía ser un hombre afortunado porque había dado vida a esos sueños y, en gran medida, lo había logrado gracias a diferentes cosas que aprendí de personas extraordinarias a lo largo del camino.

Si era capaz de contar mi historia con la pasión que sentía, mi lección podía ayudar a otras personas a encontrar la manera de alcanzar sus propios sueños”.

Randy no quería quitarle más tiempo a sus hijos escribiendo un libro, por lo cual durante 53 días dedicó una hora diaria a hablar por teléfono con Zaslow mientras montaba bicicleta.

Como su lección es acerca de la importancia de cumplir los sueños, el profesor expone los propios como estar en la gravedad cero.

“Las murallas de ladrillos están ahí por alguna razón. No están allí para mantenernos afuera sino para darnos la oportunidad de demostrar cuánto deseamos algo”.

“Uno de sus mejores consejos es que por lo general la gente no sabe asumir la crítica constructiva. Él invita a cada persona a admitir que nadie es perfecto y a darle la bienvenida a la retroalimentación”

En su lista de recomendaciones está el demostrar gratitud, ser constante, vivir el momento, no obsesionarse con lo que piensen los demás y hasta cosas tan simples como dejar a los niños que pinten su propio cuarto. Invertir bien el tiempo “es finito y no hay que gastarlo en detalles irrelevantes”.

“demasiada gente va por la vida quejándose de sus problemas. Si empleas la décima parte de la energía en resolverlos, te sorprendería lo bien que pueden marchar las cosas.

“sin importar cuán mal estén las cosas, siempre puedes empeorarlas. Al mismo tiempo siempre está en tu poder mejorarlas”

Para él “la suerte es donde se encuentran la preparación y la oportunidad”.

“Si no parezco tan deprimido y malhumorado como debería, lamento decepcionarlos”.
En su lista de cómo vivir la vida ocupa un lugar importante el buscar lo mejor en todas las personas. “Si esperas lo suficiente, la gente te sorprenderá”.

Randy Pausch nunca pensó que sus palabras inspirarían a millones de personas. En realidad su lección más que a cómo cumplir sueños se refiere a cómo guiar una vida. Porque su mensaje no solo iba destinado a la gente que lo ha oído y leído sino a sus hijos. “Los niños necesitan saber que sus padres los aman... Un papá no tiene que estar vivo para que eso pase”.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia