23 de julio de 2008

LA ROCA


Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas.
El hombre hizo lo que el Señor le pidió. Por muchos años, día a día, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas...
y ésta no se movía. Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.

Como el hombre empezó a sentirse frustrado, Satanás decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente:

"Has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido"
Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un fracaso. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión.

Satanás le dijo: "¿Por qué esforzarte todo el día en esta tarea imposible?
Sólo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente"

El hombre pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos:

"Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio.
He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro
¿Qué pasa?
¿Por qué he fracasado? "

El Señor le respondió con compasión y ternura: "Querido amigo, cuando te pedí que me sirvieras y tú aceptaste, te dije que tu tarea era empujar contra la roca
con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras.
Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mí sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero, ¿en realidad fracasaste?

Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras.

A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores
que las que tuviste alguna vez. Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era
empujar y confiar en mí. Eso lo has conseguido.

Ahora, querido amigo, Yo moveré la roca"

Cuando todo parezca ir mal ... ¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando estés agotado por el trabajo ... ¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando la gente no se comporte de la manera que te parece que debería ... ¡SÓLO EMPUJA !

Cuando no tienes más dinero para pagar tus cuentas ... ¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando la gente simplemente no te comprende ... ¡ SÓLO EMPUJA !

Cuando te sientas agotado y sin fuerzas ... ¡ SÓLO EMPUJA !

En los momentos difíciles pide ayuda al y eleva una oración para que ilumine tu mente y guíe tus pasos. Entrega tus miedos y pídele con una oración

¡Los verdaderos amigos son difíciles de encontrar, fáciles de querer e imposibles de olvidar!

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia