10 de septiembre de 2019

FRASES Y REFLEXIONES SOBRE LA VIRTUD DE LA CARIDAD



La caridad es una de las virtudes teológicas junto con la esperanza y la fe.

La caridad es la virtud por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas por Él mismo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.

La culminación de todas nuestras obras es el amor.

Ámense unos a otros como yo los he amado

La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta". La caridad no dejará de existir.

La caridad es la virtud más importante, y es superior a cualquier otra virtud.

La caridad es la Virtud infundida por Dios en la voluntad, por la que amamos a Dios por sí mismo sobre todas las cosas y a nosotros y al prójimo por Dios

Es una virtud en la que su objeto material está dividido (Dios, nosotros, prójimo) y el objeto formal es único: la Bondad de Dios.

La voluntad del hombre es el sujeto donde reside la caridad, ya que es un movimiento del amor hacia el Sumo Bien.

La caridad es presentada como amistad con Dios, correspondencia y participación en su amor.

Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu poder.

Amarás al prójimo como a tí mismo

No odies en tu corazón a tu hermano

Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer

Dios es amor.

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente.

Un precepto nuevo os doy que os améis unos a otros como yo os he amado. En esto conocerán que sois mis discípulos.

La caridad supera en dignidad a cualquier otra virtud: Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza y la caridad; pero la más excelente de todas es la caridad.

Se aman y se preocupan los unos de los otros, se ayudan y todo es de todos.

Nada hay por encima de la caridad.

Caridad incipiente es justicia y santidad incipiente, caridad proficiente es Santidad Creciente.

La caridad es el orden del amor.

La caridad encierra en sí y confirma todas la demás virtudes. es decir la caridad como forma de las virtudes.

Todos estamos llamados a la plenitud de la caridad.

La caridad es signo distintivo del seguidor de Cristo.

La caridad vivifica y da forma a todas las demás virtudes y actos de la vida cristiana.

La caridad se caracteriza por estar más cerca de la gracia santificante.

La caridad se sitúa ya en el mundo en un estado de eternidad, puesto que la caridad alcanza a Dios ya en esta vida.

La caridad habitual es necesaria para la salvación.

Primero Dios, después nosotros mismos y luego el prójimo.

El orden de los Bienes, es: espirituales, corporales y externos (honor y fama, salud, riqueza..).

Modo hacer la caridad: prudente, humilde, discreta, paciente, concreta.

Son inseparables el amor a Dios y el amor al prójimo. Éste abarca a todo ser humano, también a quien parece poco agradable, desconocido, o incluso enemigo.

Mi prójimo es cualquiera que tenga necesidad de mí y que yo pueda ayudar.

Este amor al prójimo sólo es posible a partir del encuentro íntimo con Dios.

El que  no ama no ha llegado a conocer a Dios, porque Dios es amor

Si alguno dice: “Amo a Dios”, y aborrece a su hermano, es un mentiroso

El mandamiento nuevo implica aprender a amar con obras y de verdad

Llevad los unos las cargas de los otros, y así cumpliréis la ley de Cristo. Y hay que hacerlo con delicadeza, con cortesía, con la sonrisa en los labios, de tal forma que pase desapercibida esa ayuda. Dios sí la tendrá en cuenta y la premiará.

El cariño y la simpatía tienen mucha más importancia que la limosna, que no es la forma más elevada de caridad.

Debemos servir con amor.

Tenéis una tarea maravillosa que cumplir, pues podéis amar, ayudar, aliviar, consolar e iluminar con la “gracia” divina que os acompaña siempre

Busca ocasiones de servir, con abnegación (una sonrisa puede ser la mejor muestra del espíritu de penitencia)

Piensa en los demás, en sus necesidades; estar en los detalles, en el cuidado de las cosas pequeñas que hacen agradable la vida a los demás; adelantarse en las tareas menos gratas; vencer la comodidad y el egoísmo.

La caridad debe manifestarse en obras.

Caridad es comprensión y paciencia;

Caridad es ponerse siempre en las circunstancias de los demás;

Caridad es ver las cosas serenamente;

Caridad es asumir una actitud constante de comprensión, ayuda fraterna, servicio, amor.

Caridad con todos y sobre todo con los más necesitados y los que sufren más, hasta llegar a la caridad heroica.

Y siempre, saber perdonar.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia