7 de abril de 2019

LAS DESVENTAJAS DE SER LIDER MEDIANTE EL MIEDO

Uno de los sistemas más fáciles y antiguos de motivar es el miedo. En su forma básica impulsa a una persona a actuar por miedo a las consecuencias de no hacerlo. La mayoría han conocido esto es su infancia.

Mucha de la disciplina actual en el hogar o en la escuela se basa en este tipo de motivación. No sólo es el miedo al castigo físico, también es el posible retiro de algunos privilegios: uso restringido del teléfono, del coche. También el miedo, como motivante, se da entre adultos.

Edgar Hoover decía que la tasa de criminalidad se reduciría en gran parte si cada criminal en potencia supiera con seguridad que sería castigado.

El temor ha motivado las acciones del hombre desde que comenzó el mundo. Se utiliza en el hogar y en la escuela; se utiliza en los negocios bajo formas de despido. Sin embargo, es necesario ver que esta motivación es negativa. Puede resultar destructiva para el individuo. El hombre atemorizado no actúa bien. El miedo limita y retrasa sus esfuerzos y su actividad.

Hay otra limitación en la eficacia de la motivación a través del miedo: el hombre desarrolla una incapacidad increíble de tolerancia a las tensiones. Ante el miedo se puede desarrollar indiferencia. Cualquier beneficio de esta motivación, dura muy poco cuando se repite indiscriminadamente.

La motivación mediante el miedo resulta ineficaz también a causa de que el hombre puede escapar de ella. En lugar de alterar su comportamiento para escapar de las consecuencias, puede optar por esquivar o evitar las condiciones que lo amenazan.

En el liderazgo personal la motivación por el miedo es absurda. Se es líder por atracción, por la fuerza del carácter, y no por el poder de la autoridad. La motivación mediante el miedo repele el seguimiento voluntario y niega el atractivo mismo que es característico del liderazgo personal.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia