30 de abril de 2019

LETRA DE LA CANCION LUNAS ROTAS


Doy lo que soy y lo que tengo
Un jardín en flor en pleno invierno
Unas manos vacís si no están en tu cuerpo
Una boca sombrí sin la tuya y la mía....sumergida en besos

Pero no me pidas que te dé la luna
Porque no la tengo cuando estoy a oscuras
Quitársela al cielo no tiene perdón
Y no te amo menos si te digo no

No te doy la luna llena porque es la eterna rosa
Que regalan los amantes con el aire de la boca
Y si el amor se nos rompe porque el amor se equivoca
El mundo amanecería repleto de lunas rotas

Te doy lo que soy y lo que siento
Un océano azul en un desierto
Unas alas que vuelan más allá de los vientos
Un diluvio de gotas de sudor...
de amantes que de amor se mueren

Pero no me pidas que te dé la luna
Porque no la tengo cuando estoy a oscuras
Quitársela al cielo no tiene perdón
Y no te amo menos si te digo no

Pero no me pidas que te dé la luna
Porque no la tengo cuando estoy a oscuras
Quitársela al cielo no tiene perdón
Y no te amo menos si te digo no

No te doy la luna llena porque es la eterna rosa
Que regalan los amantes con el aire de la boca
Y si el amor se nos rompe porque el amor se equivoca
El mundo amanecería repleto de lunas rotas

SOMOS LIBRES DE CREAR NUESTRA VIDA


Cuenta la historia que un sabio Maestro recibió a un hombre deslumbrado por el dinero y obsesionado con el trabajo.

Este le dijo que no era feliz, que vivía tensionado y que su hogar estaba a punto de desmoronarse.

El sabio lo escuchó con amor y en dos cartones le escribió esta frase para que la viera de modo constante:

"Hoy decido amarme y amar. Hoy elijo darle prioridad al ser sobre el tener, a mis relaciones y no a mis posesiones".

Le dijo con amor antes de despedirse: "Está en tus manos cambiar o acabar con tu salud, tu paz y tu hogar".

Esa persona tomó conciencia, miraba esa frase cada día en su casa y en el trabajo y se comprometió a mejorar.

Con el libre albedrío creamos nuestra vida y muchos solo toman conciencia ya muy tarde, antes de morir.

SER FELIZ EN EL MATRIMONIO REDUCE EL RIESGO DE MUERTE


El lazo que une estrés e infarto

Amigo, amante, también fiel protector del corazón, y en el sentido más literal de la expresión.

Son los grandes papeles que desempeña el o la cónyuge.

Nada como ser feliz en pareja para gozar de mejor salud cardiovascular.

Según el estudio más grande realizado hasta la fecha y que acaba de publicar la revista British Medical Journal, el matrimonio protege de diferentes tipos de enfermedad cardiovascular y reduce el riesgo de muerte asociado.

La edad, afecciones como la hipertensión, los niveles altos de colesterol, el tabaco, la diabetes... "Conocemos el 80% de los factores de riesgo cardiovascular, pero el 20% restante de los desencadenantes continúan siendo una incógnita", argumenta uno de los firmantes del artículo, Chun Shing Kwok, del grupo cardiovascular de la Universidad de Keele (Reino Unido).A tenor de los resultados observados en la revisión sistemática y el meta-análisis que han elaborado Shing Kwok y su equipo, postulan que precisamente entre ese conjunto de determinantes desconocidos que influyen en el desarrollo de trastornos del corazón podría destacarse el estado civil. Hasta la fecha, los hallazgos en este sentido han sido inconsistentes, por lo que los investigadores de varias universidades de Reino Unido han querido arrojar luz sobre esta cuestión.Tras revisar 34 trabajos publicados entre 1963 y 2015 que involucraban a más de dos millones de personas entre 42 y 77 años en Europa, Escandinavia, América del Norte, Medio Oriente y Asia, los autores vieron que en comparación con las personas casadas, las solteras, divorciadas y viudas tenían mayor riesgo de enfermedad cardiovascular (42%) y enfermedad coronaria (16%).No estar casado también se asoció con más probabilidades de muerte por enfermedad coronaria (42%) y accidente cerebrovascular (55%). Cuando los datos se desglosaron aún más, el análisis mostró que el divorcio estaba relacionado con un 35% más de riesgo de sufrir otros trastornos cardíacos, tanto en hombres como en mujeres. En cuanto los viudos y viudas, tenían un 16% más de posibilidades de accidente cerebrovascular.En lo que no hubo diferencia entre solteros y casados es en el riesgo de muerte tras un ictus. No fue así, sin embargo, en el infarto, cuyo riesgo entre los que nunca se habían casado y los que sí era de un 42% más.Aunque en este trabajo no se ha tenido en cuenta la calidad del matrimonio, seguramente que la satisfacción marital sea la responsable de tales beneficios.

Una pareja próspera supone mayor motivación del individuo para adoptar un estilo de vida saludable y además facilita apoyo emocional. Según apuntan los expertos, tener un compañero en la vida quizás tenga un efecto en la modulación de los mecanismos fisiológicos responsables de frenar el avance de las enfermedades cardiovasculares. Es posible que una buena relación marital vaya de la mano con la satisfacción con la vida. Un estudio de la International Society of Psychoneuroendocrinology apuntaba que los matrimonios bien avenidos podrían tener niveles más bajos de una hormona que se libera ante situaciones de estrés (cortisol). No es una novedad que el estrés eleva el riesgo cardíaco. Es uno de esos desencadenantes reconocidos, al igual que el tabaco o el colesterol. El control emocional resulta esencial frente a la patología coronaria.Los propios autores de la investigación señalan varias teorías que explicarían este papel protector de la pareja. Primero, ayudan a reconocer más rápidamente los problemas de salud, son un gran aliado en la adherencia a los tratamientos indicados, suponen un contexto económico más seguro, mayor bienestar, hábitos más saludables en el estilo de vida y aportan mejores redes sociales de amistad.

En definitiva, los resultados obtenidos de esta revisión sistemática llevan a los investigadores a sugerir que el estado civil se incluya entre los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca, el accidente cerebrovascular y también la supervivencia.

No obstante, los investigadores advierten que los métodos utilizados y los ajustes realizados para los factores potencialmente influyentes variaron considerablemente entre todos los estudios, lo que puede haber afectado a los resultados de su análisis.

EL SABIO NO ENSEÑA CON PALABRAS SINO CON ACTOS.


El sabio chino Lao- tse nos dejó en su enseñanza mucha sabiduría y es bueno recordar algunos de sus pensamientos:

El que domina a los otros es fuerte; el que se domina a sí mismo es poderoso.

La suprema bondad procede como el agua: El agua llega a todas las cosas y las favorece, porque no busca el poder.

Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

No vayas contra lo que es justo para conseguir el elogio de los demás.

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, lo nutrirás toda la vida.

El sabio no enseña con palabras, enseña con actos.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

Observa todo lo blanco que hay en torno tuyo, pero recuerda todo lo negro que existe.

El hombre sabio se coloca en el último lugar y sin embargo es el primero. Acalla su ego y, por eso, sobrevive.


29 de abril de 2019

¿CUAL ES LA EDAD IDEAL PARA TENER HIJOS?

La fertilidad de los hombres también disminuye después de los 35 años.

No hay duda entre los científicos de que la fertilidad natural disminuye progresivamente a lo largo de la vida.

Pero a pesar de las advertencias de los expertos, en las sociedades occidentales cada vez se retrasa más la natalidad, en el caso de las mujeres hasta la mitad o el final de la treintena, precisamente cuando la fertilidad disminuye más rápidamente.

En países como Reino Unido ahora por primera vez más del 50% de los bebés que nacen son de mujeres de más de 30 años. Y las mujeres de más de 35 años que tienen hijos ya son más numerosas que las de menos de 25.

En España, la edad media para tener el primer hijo en 2014 era de 30,6 años, una de las más altas de Europa, frente a los 25,2 de 1975.

A esta tendencia se añaden varios estudios recientes que señalan que la fertilidad de los hombres también disminuye después de los 35 años y que a medida que aumenta la edad de los papás hay mayores probabilidades de tener bebés con problemas.

Científicos advierten que la mala calidad del esperma de los hombres puede llevar "a la extinción de la especie humana"

Pero formar una familia no tiene sólo que ver con la idoneidad biológica: los factores sociales y económicos también juegan un papel importante.

LOS EXPERTOS RESPONDEN:
¿cuál es la mejor edad para empezar una familia? Estas son sus respuestas desde campos como la biología, la sociología, la planificación familiar y las diferencias de género.

1. Una perspectiva biológica
Sarah Matthews, consultora de ginecología en el Hospital Portland de Londres y experta en fertilidad.
"Desde una perspectiva biológica, según todas las investigaciones la mejor edad para tener el menor riesgo de complicaciones en el embarazo y en el postparto es entre los 25 y los 29,9 años".
Matthews dice que hay mucha falta de información sobre la fertilidad. Los colegios que ofrecen educación sexual, opina la experta, tienden a centrarse en la prevención del embarazo, y por eso muchos jóvenes, hombres y mujeres entran en la edad adulta sin tener educación sobre la fertilidad.
Los tratamientos de fertilidad in vitro pueden aumentar las probabilidades de concebir, pero no pueden darle marcha atrás al reloj, dice la doctora Matthews.
En ese contexto, algunas mujeres lo dejan hasta demasiado tarde.
"Al menos dos veces al año recibo a mujeres de 48 ó 49 años que llegan a la consulta muy emocionadas con un nuevo compañero, pero como sus períodos han sido un poco irregulares quieren investigar qué pasa. Y se quedan totalmente conmocionadas cuando les digo que están pasando por la menopausia y que ya no podrán tener hijos".
"Los tratamientos de fertilidad in vitro pueden aumentar las probabilidades de concebir, pero no pueden darle marcha atrás al reloj".

2. Una perspectiva social
Melinda Mills, experta en sociología de la Universidad de Oxford, de Reino Unido.
"Estoy de acuerdo con la cifra de la perspectiva biológica, pero desde una perspectiva social y demográfica lo que hemos visto en varios estudios es que cuando las parejas retrasan la formación de una familia, por cada año que la posponen tienen un aumento medio de los ingresos del 10%, y eso la gente lo nota".
"Así que yo diría que la mejor edad serían los 30 años o un poquito más".
La infertilidad es una cuestión de pareja, resulta de una decisión y de un retraso en la paternidad en el que también participan los hombres, matiza Mills.
Pero Mills matiza que posponer la maternidad no es sólo cosa de las mujeres, como se suele presentar en los medios de comunicación.
La socióloga dice que normalmente se proyecta la idea de que es una decisión que toman ellas para centrarse en su educación o en sus carreras. Pero es importante poner atención en el hecho de que la infertilidad es una cuestión de pareja, resulta de una decisión y de un retraso en la paternidad en el que también participan los hombres.
Por otro lado, menciona, hay ciertas ventajas en dejarlo para más tarde: hay estudios que encontraron que los hijos de las mujeres mayores obtienen mejores niveles educativos y un mayor desarrollo cognitivo.
Pero cuando desentrañas los motivos, señala Mills, no tiene tanto que ver con la edad como con el posicionamiento socioeconómico de las familias: los padres de más edad tienden a tener una mayor estabilidad en sus trabajos, en sus viviendas, en sus parejas, y en general tienen distintos estilos educativos con los hijos debido a su experiencia.

3. Una perspectiva de género
Sophia Walker, líder del Partido de la Igualdad de las Mujeres de Reino Unido.
"Creo que nunca hay un buen momento para tener hijos porque como sociedad no valoramos el cuidado de otras personas ni a las personas que se hacen cargo de los otros. No lo valoramos ni a los 20, ni a los 30 ni a los 40 años."
"Para las mujeres hay barreras estructurales que hacen que tener hijos sea una decisión muy muy difícil", dijo Walker, que es madre, "pensaba que tenía muchas opciones y después tuve hijos y descubrí que no era así, todo se volvió mucho peor. Fue extraordinario. Y ninguno de los hombres con los que trabajo parece experimentar la paternidad de la misma manera".
Walker apunta que el costo de las guarderías, la diferencia salarial entre hombres y mujeres y el impacto en las carreras de las madres por la falta de flexibilidad para compartir las bajas laborales por el cuidado de los niños son factores importantes que tienen un gran impacto sobre la decisión de si tener un hijo o no.
Y dice que mientras no se resuelvan de una manera igualitaria estos problemas, el tema de la natalidad seguirá afectando a la economía de los países y a la situación de la mujer.

4. Una perspectiva demográfica
Heather Joshi, experta en demografía económica y para el desarrollo de la Universidad de Londres.
"Yo dudaría mucho antes de decir que hay una edad ideal. Creo que la mejor respuesta es 'cuando tú estés lista'".
"No creo que haya muchas mujeres de menos de 20 años que estén tan listas como las de 30. Pero las mujeres en la treintena se enfrentan a otra cuestión biológica, que es que concebir se vuelve más difícil a medida que lo pospones", matiza.
Creo que la mejor respuesta es "cuando tú estés lista", dice Joshi.
Por otro lado, Joshi apunta que las parejas jóvenes con frecuencia no hablan en detalle sobre sus intenciones de formar un familia en la primera fase de la relación, en la veintena, o en las primeras citas.
Y con frecuencia descubren con el tiempo que tienen expectativas diferentes, algo que puede retrasar la natalidad.

5. Una perspectiva de planificación familiar
Adam Balen, experto en medicina reproductiva de Leeds y director de la Sociedad Británica de Fertilidad .
"La fertilidad natural se deteriora con la edad tanto en las mujeres como en los hombres, aunque en el caso de los hombres no suele destacarse tanto. Pero está claro que el efecto más profundo de la edad es sobre las mujeres, que nacen con un número determinado de óvulos, que se van perdiendo a lo largo de la vida.
Si una mujer quiere tener un 90% de posibilidades de tener una familia de tres hijos, tiene que empezar a intentarlo a los 23 años de edad, según un reciente estudio holandés.
Es difícil precisar a qué edad la fertilidad empieza a deteriorarse más rápidamente y obviamente también hay factores genéticos involucrados".
En cuanto a la pregunta esencial que mucha gente se hace sobre cual es la mejor edad para empezar a intentar formar una familia, lo interesante es que normalmente la gente no dice para tener un solo hijo, sino para hacer una familia.
Si quiere dos hijos, debería empezar alrededor de los 27, pero si sólo quiere uno, puede empezar a intentarlo a los 32.

7 HÁBITOS QUE TIENEN LAS MENTES POSITIVAS


¿Has notado que hay gente que siempre está feliz, incluso cuando todo está mal? Algún amigo que derramó un café en su polo blanco y de igual modo fue capaz de seguir sonriendo; o ese compañero de trabajo que comete un gran error en una presentación y sigue de buen humor en el almuerzo. Las personas optimistas suelen mirar la vida de forma positiva sin dejar de ser realistas. Seguir el ejemplo de estas personas es favorable para tu salud.

Cambiar nuestra manera de pensar, o sea, adiestrarla hacia el pensamiento positivo es todo un proceso de aprendizaje que debemos realizar todos los días. La práctica nos llevará a incorporar el hábito de tener una mente positiva y nuestra vida será mucho mejor. Esta es una entrega de 7 formas en las cuales te puedes basar para comenzar con tu cambio personal. 7 hábitos que tienen las mentes positivas.

1. Comienza el día con buen humor y una gran sonrisa
“Una sonrisa en mi rostro no significa la ausencia de problemas si no la habilidad de ser feliz por encima de ellos”. Una sonrisa es magnética. Atrae el positivismo y la alegría. Te retroalimenta y te da vida.

2. Dale tiempo a tu mente para que se oriente
Tu mente necesita un momento después de despertarse para orientarse, para acomodarse nuevamente a la realidad del día que comienza. Intenta que lo primero que pienses sean cosas positivas para atraer con tu mente buenos recuerdos, así tu cuerpo se invadirá de energía positiva y comenzarás tu día con el pie derecho.

3. Amas todo lo que tienes, tienes todo lo que amas
Es un buen ejercicio recordarnos todas las cosas que tenemos en la vida, empezando por esta misma, estar vivos. Ya tenemos ese hermoso regalo en nuestras manos. Independiente de la situación por la cual estemos pasando, no nos hará mal recordar y apreciar lo que tenemos. Para ser una persona positiva de verdad hay que querer las cosas que se tienen y no querer tener las cosas que no se tienen. Eres afortunado por aquello que SÍ has conseguido, ámalo y te sentirás feliz.

4. Poder decir adiós, es crecer
Como decía el músico argentino Gustavo Cerati, “poder decir adiós, es crecer”. El secreto detrás de esta frase es la aceptación. Aceptar haber tenido la posibilidad de tener algo que amamos mucho y aceptar el tener que dejarlo atrás, el perderlo o el verle extinguir. La aceptación es algo que trabajamos, quizás no es fácil, pero podemos lograrla de a poco, si nos lo proponemos. Una mente positiva intenta vivir los momentos tal como vienen y busca aprender de todas las situaciones de la vida, aunque sean dolorosas.

5. Prueba cosas nuevas y proponte nuevos desafíos
Toma la vida como un aprendizaje constante. Establecernos nuevos retos y metas hará que nos sintamos más realizados y positivos. Una mente positiva está abierta a todo tipo situaciones y al aprendizaje que pueda sacar de cada una.

6. Come Sano
La comida es energía que recibimos del mundo externo y por lo tanto es energía a la que debemos estar atentos. Hay alimentos que son más sanos que otros, cuando nos alimentamos bien cuidamos de nuestro cuerpo y de nuestra salud. Cada persona tiene necesidades nutricionales diferentes, por lo que un nutricionista te puede aconsejar qué alimentos son buenos para ti y cuales no tanto. Cuerpo y mente funcionan en conjunto, si cuidamos a nuestro cuerpo también le haremos un favor a nuestra mente.

7. Quiérete a ti mismo
Antes recibir amor de otras personas, primero debes aprender a sentir amor por ti. Aceptarse y quererse a uno mismo es una parte fundamental de una mente positiva. Proponte activamente tener pensamientos positivos, la mente se entrena, ejercítala para que sea positiva. Fíjate en tus pensamientos y cuando veas que hay uno negativo, simplemente obsérvalo, no los juzgues y lleva tu mente a un lugar positivo. Si haces esto cada vez que te acuerdes, verás resultados increíbles.

Una mente positiva se desarrolla en un proceso de aprendizaje y práctica que ha de llevarse a cabo todos los días, hasta establecer nuevos hábitos a nivel mental y emocional! Cabe destacar entre estos hábitos la importancia de la aceptación, tanto de nosotros mismos como de las situaciones que no podemos cambiar, y de la gratitud!!

ASÍ PUEDES REDUCIR EL CONSUMO DE AZÚCAR


En 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una nueva recomendación sobre el consumo de azúcares libres alertando de que estos aumentaban la ingesta calórica general y favorecía que disminuyese el consumo de otros alimentos que contienen calorías más adecuadas, desde el punto de vista nutricional. La principal consecuencia es que se está produciendo un cambio en los patrones alimentarios y tendemos a ir hacia una alimentación poco saludable, que viene acompañada de un aumento de peso y un mayor riesgo de contraer enfermedades no transmisibles, entre otros factores. 

En esta recomendación, la OMS señalaba, tal y como especifica Francisca Esteve Claramunt, profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad Europea de Valencia, que el azúcar no debe aportar más del 10 por ciento de las calorías diarias (tanto en niños como en adultos). Es decir, para una dieta de 2.000 calorías, serían unos 50 gramos de azúcar, el equivalente a unas 12 cucharillas de café. Aunque la experta matiza que “lo ideal debería ser una cantidad por debajo del 5 por ciento del aporte calórico (seis cucharadas, 25 gramos). En el caso de los niños, el consejo es no sobrepasar los 37 gramos para una dieta de 1.750 calorías”.

¿Pero qué significa azúcares libres? “La OMS indica que los azúcares libres son los monosacáridos (como la glucosa y la fructosa) y los disacáridos (como la sacarosa o azúcar de mesa) que añaden a los alimentos y las bebidas los fabricantes, cocineros y consumidores, así como a los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los zumos de frutas y los zumos a base de concentrado.”, explica Elena Gascón Villacampa, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas de Navarra (Codinna-Nadneo).

Gascón especifica que estos azúcares no tienen nada que ver con los azúcares propios que se encuentran en las frutas y en las verduras enteras frescas.

Efectos de un consumo excesivo de azúcar en nuestro organismo
Esteve recuerda que el azúcar cumple diversas funciones importantes en nuestro cuerpo, como la activación de la energía indispensable para el buen desarrollo de las actividades diarias. Sin embargo, es indispensable conocer los efectos negativos que el exceso de glucosa puede tener en el organismo.

En este punto, Mireia Elías, nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), especifica que el problema más inminente sería un aumento de peso e incluso llegar a la obesidad cuando se sigue una dieta rica en azúcares durante un tiempo. “Y es que no es sólo el sobrepeso o la obesidad, sino todo lo que esta conlleva: hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, cálculos biliares y problemas de hígado, colesterol alto, entre otras”, apostilla.

Además, Elías añade que al seguir una dieta rica en azúcares dejamos de tomar otros nutrientes necesarios y suele presentarse déficit de algunas vitaminas como la A, C, B9; y minerales como el calcio y el hierro.

A estos efectos, la profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad Europea de Valencia, añade:

Caries dental: las bacterias de la boca se nutren de azúcares simples (monosacáridos) generando ácido que daña el esmalte dental.

Hambre sin control: el consumo de azúcares diariamente implica que se genere resistencia a la leptina, hormona que controla la sensación de hambre, de manera que se pierde todo control sobre el mismo.

Insuficiencia renal crónica: la pérdida progresiva de las funciones renales es otra de las grandes consecuencias de ingerir azúcar en grandes cantidades. Cuando en la orina comienza a detectarse la presencia de albúmina denota que se comienzan a producir fallos en los riñones.

Adicción: “no se ha podido demostrar científicamente que el azúcar desarrolle adicción en las personas, pero sí que existen estudios que demuestran la gran adicción que provoca en animales. Aun así, se cree que consumir azúcar puede generar adicción en los seres humanos”, explica Esteve.

Gota: consumir fructosa puede ocasionar la aparición de gota.

¿Por dónde empiezo?
Para empezar, si queremos disminuir la cantidad de azúcar en nuestra dieta, es importante hacerlo poco a poco para que nuestro paladar se vaya acostumbrando. “Es decir, si por ejemplo ponemos dos terrones de azúcar en el café, es poco probable que toleremos el café sin azucarar; pero podemos probar a poner un solo terrón y, cuando nos hayamos acostumbrado, podríamos pasar a tomar el café sin azucarar”, aconseja la presidente de Codinna-Nadneo.

Gascón recomienda no cortar con el azúcar de forma radical e ir disminuyendo paulatinamente el azúcar para acostumbrar al gusto. “Lo más sencillo es disminuir la cantidad de azúcar que añadimos a algunos productos (café, infusiones, yogures, etc.) y limitar el consumo de bebidas azucaradas. Estas bebidas suponen un aporte elevado de azúcares simples que tomamos sin darnos prácticamente cuenta. Los últimos estudios indican que esto también es aplicable a los zumos naturales, que deberían ser sustituidos por la fruta entera (por ejemplo: es preferible tomar una naranja que un zumo de naranja, por muy natural que sea)”.

Respecto a los yogures u otros productos azucarados, aconseja comprar el producto sin azucarar y añadir la cantidad de azúcar que nosotros consideremos. De este modo, seremos conscientes de la cantidad que añadimos y podemos ir poco a poco reduciendo esta cantidad.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta, tal y como señala Elías, es reducir el consumo de otros alimentos ricos en azúcar como los bollos o dulces, las mermeladas o los lácteos con alto contenido de azúcares (como batidos industriales), entre otros.

“Así podremos conseguir que el aporte de azúcares provenga únicamente de forma natural en los alimentos como las frutas y las verduras, las cuales es preferible consumir de forma entera y no en zumos”, coincide la nutricionista del IMEO, quien recuerda que hay que evitar platos precocinados y tratar de no ingerir bollos y repostería en general. “Es mejor hacerla casera y consumirla de forma ocasional”, añade.

¡Atento a las etiquetas!
Por otro lado, las tres expertas coinciden en la importancia de aprender a leer bien las etiquetas, ya que muchas veces nos somos conscientes del azúcar que llevan los alimentos y creemos que el exceso de azúcar se limita únicamente a los dulces, no tenemos en cuenta su presencia en, por ejemplo, aderezos como la salsa de soja o el kétchup.

En la etiqueta de un alimento figuran dos datos: la información nutricional y la lista de ingredientes. “Cuando nos fijamos en la información nutricional de un alimento se nos indica tanto los hidratos de carbono como los azúcares, pero no se hace distinción sobre si estos azúcares se encuentran presentes de forma natural, o son azúcares añadidos por el fabricante”, advierte Gascón.

Por lo que nos tenemos que fijar en la lista de ingredientes para saber si se ha añadido o no. Elías recomienda en este sentido, buscar de dónde vienen esos azúcares. “Es mejor que provengan de la miel o de la sacarosa. Conviene evitar el aspartamo, sorbitol, acesulfamo K o el jarabe de glucosa-fructosa”.

Sustitutos del azúcar
Si no queremos perder el gusto dulce, podemos utilizar otros sustitutos en la cocina. Las especialistas aconsejan optar por las formas naturales para endulzar. Francisca Esteve Claramunt da algunas pautas muy útiles para ir adaptando la preparación de los platos:

En cocina y repostería, la mejor alternativa es el uso de fruta seca y fresca. “Sus azúcares naturales se asimilan lentamente y son alimentos ricos en fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Se transforman en energía y son el carburante natural que el organismo necesita para desarrollar sus funciones vitales y para la actividad física”, -explica y continúa-, “la manzana (en forma de compota) es un gran sustituto del azúcar en galletas, bizcochos, tortitas, etc. El plátano triturado (mejor si es maduro, pues su dulzor se potencia) es excelente en preparaciones de repostería que requieren masas densas como pasteles y bizcochos. Y el dátil es un magnífico endulzante”.

Utilizar especias y semillas como la nuez moscada y la canela, que tienen un ligero sabor azucarado y se pueden usar para bebidas como el café, el té o la leche. “Las de hinojo molidas o las de la vaina de vainilla tienen un ligero sabor azucarado”, añade.

Las bebidas vegetales, hasta hace poco llamadas leches vegetales, como la de coco y la de almendra aportan un ligero dulzor a batidos, smoothies y otras recetas, así como una textura cremosa interesante.

El aceite de coco también tiene un ligero sabor azucarado que se transfiere a los alimentos en el que se cocinan. Se puede usar en repostería para sustituir a otros aceites y a la mantequilla.

QUE ES LA ADAPTABILIDAD CREATIVA.


Según las estadísticas, tres cuartas partes de los vendedores de seguros abandonan este oficio en los primeros tres años. Sin embargo, mejoran cuando reciben un entrenamiento para ser optimistas y emocionalmente elásticos.

En EE.UU. se hizo una prueba con un grupo y los que participaron y aplicaron lo aprendido vendían 37% más que los demás. La elasticidad es un fruto de la humildad y la inteligencia. Es un valor emocional que algunos llaman adaptabilidad creativa.

Caracteriza a los seres tolerantes, pacientes y comprensivos y se refleja en aquellos que tienen buenas dosis de humorismo. El sicólogo Martín Seligman, un experto en la conducta humana, dice que la persona elástica es un "optimista flexible":

Alguien que aprende de los errores, acepta a los demás en su diferencia, maneja la adversidad sin decepcionarse y tolera procesos.

Sé así: sereno, en paz contigo mismo, rico en elasticidad y pobre en intolerancia, abierto al diálogo y cerrado a la intransigencia

28 de abril de 2019

TODOS SOMOS CREATIVOS Y PODEMOS INNOVAR


Vive siempre abierto al asombro porque el tedio cotidiano altera tu carácter y enfría tus relaciones.

Todos somos creativos y podemos innovar cuando liberamos la imaginación y elegimos cambiar.

Dicen los expertos en creatividad que siempre surgen nuevas cosas cuando practicamos estas acciones: Asombrarse, cuestionarse, asociar, divertirse, suprimir, recuperar, leer, relajarse y atreverse.

También es clave dejar de lado la lógica y disponerse a romper reglas y cambiar paradigmas. Hazlo y, al tiempo que recorres nuevas sendas, alejarás la rutina con todos sus males.

Mira las crisis como retos y anímate a creer y crear. También en las relaciones hay que ser creativos para renovar el amor y hacerle un conjuro a la rutina.

DEBEMOS IRRADIAR SIEMPRE FELICIDAD

Antes de trascender un sabio dijo a sus discípulos: No hagan ningún ritual y me creman así como estoy, con la misma ropa.

Era famoso por su buen humor y porque decía que la risa era una de las mejores expresiones del amor.

Irradiaba siempre felicidad y, al morir, sus amigos no lloraron y pusieron su cuerpo sobre la pira crematoria.

Muchas personas asistieron a ese funeral y recordaban la cara sonriente del sabio anciano.

Entonces, de pronto, sucedió algo totalmente inesperado que asombró a todos los presentes.

Cuando el cuerpo fue colocado sobre la pira, ese anciano hombre hizo su último truco.

Había escondido muchos fuegos de artificio debajo de sus ropas y repentinamente hubo un espectacular derroche de juegos pirotécnicos.

Entonces el pueblo entero comenzó a bailar. No era la muerte, era la nueva vida, era una resurrección.

¿QUÉ QUIERES HACER PARA CRECER?


Algunas personas beben vinagre cada día obsesionadas por "lo que debería ser", en lugar de aceptar "lo que es".

Su vida es una batalla desgastante en la que pretenden acomodar el mundo a sus gustos o sus caprichos.

Cuan diferente es la vida del sabio que practica la aceptación y sabe que todo marcha como debe ser.

Su actitud ante el universo no es ni reactiva ni pasiva; el sabio acepta "lo que es" e influye con amor en lo que puede.

No se empecina en cambiar a los otros, no interfiere en sus destinos y hace su propio camino en paz.

Mira tu vida y pregúntate qué quieres hacer para crecer en la serena aceptación de los otros y de la realidad.

La aceptación te libra de combates estériles y te permite fluir sin altercados ni manipulaciones.

Acéptate a ti mismo y te será fácil aceptar a los otros, aunque su camino vaya en el sentido opuesto.

YO POR AMOR COMERÍA REMOLACHAS

YO POR AMOR…

·         Espero el tiempo que sea para estar contigo...
·         Deje la posibilidad de viajar...y ahora ni novio ni viaje,por eso les digo aveces es mejor no apegarse a nada
·         Dejaria perderme en el mar junto a ti.
·         Amor? eso existe, tengo entendido que dura mas un pedo en la mano que eso...
·         Comería remolachas..... mmmm ok, en realidad no -.-'' fooo
·         Aprendí a aferrarme a lo importante, lo que construye y lo que me hace feliz... también a dejar a un lado lo que duele, no sirve.
·         Te entrego mi solteria
·         Es que vivo en la calle dentro de una caja de cartón!
·         Casi me tiro el semestre y aborreci a mis amigos.
·         No vuelvo a demostrar nada a menos de que me demuestren.
·         Renuncio a mi libertad
·         Le tengo paciencia :s
·         Me inspiro: "Una vez me dijo que por mí iría hasta el infierno; nunca entendió, yo quería seguirlo a él al cielo".
·         Cojo mi guitarra voy a su casa y le canto una cancion. :)
·         Es que Vivo Sonriendo Todo el día, Todos los Días Desde que estas a Mi Lado
·         A mi cama, me acuesto a dormir
·         Te dejo ir
·         Me converti en bipolar y mujer sensible!
·         Dejaría absolutamente todo lo que tengo, acaso tiene precio? tengo algo que perder?
·         Sigo y sigo escribiendo tonterias en todas partes a quien no me presta atencion
·         Me lanzo de un quinto piso para que termines siendo una viuda mas.
·         Dejo todo y me quedo contigo.
·         A ella, lo doy todo.
·         Aprendí a tener en cuenta las fechas
·         A Dios, Cambio Completamente Mi Vida.
·         Aprenderia a respetar los gustos de mi pareja asi no me gusten De eso se trata de comprender y apoyarsen ¿no?
·         No cambiaría nada :) ... O me quieren así como soy, O no me quieren :)
·         HE ECHO COSAS REALMENTE ESTÚPIDAS.!
·         Jajaja mejor ni digo las estupideces que he hecho por amor...
·         Me voy a vivir contigo
·         Me siento solo en un parque mientras que llueve para esperarla y poder verla.
·         Le doy la vuelta al mundo ...
·         NI LOCA, NO ESTOY COMO PARA DARLO TODO ;)
·         No me ahogo en un mar de lágrimas (ni de sufrimiento, ni de despecho, ni pierdo mi dignidad) .. Es muy cierto... Apliquelo :)
·         Crusaria los 7 mares ♥
·         He sabido esperar.

27 de abril de 2019

SABER PERDONAR

Para saber perdonar necesitamos:
Evitar "interpretar" las actitudes.
No hacer juicios sin antes de preguntarnos el "por qué" nos sentimos agredidos (así encontraremos la causa: imaginación, susceptibilidad, egoísmo).

Si el malentendido surgió en nuestro interior solamente, no hay porque seguir lastimándonos: no hay que perdonar. Lamentamos bastante cuando descubrimos que no había motivo de disgusto... entonces nosotros debemos pedir perdón.

Si efectivamente hubo una causa real o no tenemos claro qué ocurrió:
Tener disposición para aclarar o arreglar la situación.
Pensar la manera de llegar a una solución.
Buscar el momento más adecuado para platicarlo con calma y tranquilidad, sobre todo de nuestra parte.

Escuchar con paciencia, buscando comprender los motivos que hubo.
Exponer nuestras razones y llegar a un acuerdo.
Olvidar en incidente y seguir como si nada hubiera pasado.

Perdonar es más sencillo de lo que parece, todo está en buscar la forma de mantener una convivencia sana, de la importancia que le damos a los demás como personas y de no dejarnos llevar por los sentimientos negativos.

EL PASTORCITO MENTIROSO

Érase una vez un pastorcito que cuidaba su rebaño a cierta distancia de la aldea.

Una vez pensó en gastar una broma para divertirse a costa de los aldeanos. Corrió a la aldea gritando a todo pulmón:
§ “¡Lobo! ¡Lobo! ¡Socorro! ¡Un lobo ataca mis corderos!”

Los bondadosos aldeanos dejaron sus tareas y corrieron al campo a ayudarle. Pero cuando llegaron allá el niño se rió de sus molestias; no había ningún lobo.

Otro día el niño les gastó la misma broma, y los aldeanos acudieron corriendo y nuevamente fueron objeto de burla.

Hasta que un día un lobo entró en el corral y empezó a matar los corderos. Muy asustado, el niño corrió en busca de ayuda.
§ “¡Lobo! ¡Lobo! - gritó - ¡Un lobo ataca mi rebaño! ¡Socorro!”

Los aldeanos oyeron, pero pensaron que era otra jugarreta y nadie le prestó la menor atención. Y el pastorcito perdió todas sus ovejas.

Eso les sucede a los que mienten: nadie les cree, ni siquiera cuando dicen la verdad.

Fábula de Esopo

TERAPIA PARA SANAR EL ODIO Y EL RENCOR

Una técnica japonesa propone que para hacerle frente a situaciones de odio, rencor, ira, amargura, decepción, desesperanza, frustración y todo aquello que nos genera preocupación y angustia es conveniente hacer una pausa para iniciar el siguiente ejercicio de sanación.

Debe elegir un buen sitio donde tenga tranquilidad y total reposo. Comience a escribir en una hoja de papel todo lo que le está ocurriendo, expresando sus sentimientos y todo aquello que quisiera cambiar.

Posteriormente inicie un ejercicio de respiración profunda donde el aire que respira llena sus pulmones e inclusive el estómago (A esto se le llama respiración diafragmal). Es necesario hacer el ejercicio varias veces con los ojos cerrados y en total calma.

Imagine y sienta que el aire ingresa por la nariz a su cuerpo y que este es puro y tiene un color blanco y brillante. Luego expúlselo lentamente por la boca e imagine que este aire es sucio y de color negro. Esto simboliza que esta sacando del cuerpo toda la energía negativa y rápidamente logrará sentirse relajado.

Por ultimo, proceda a leer nuevamente lo que escribió y comience a quemar con un encendedor esta hoja simbolizando que está cerrando un capítulo mas de su vida.

RESPETO


Vivir en sociedad nos hace reflexionar sobre el valor del respeto, pero con éste viene la diferencia de ideas y la tolerancia.
En pocas palabras ¿Qué hay que saber sobre el Respeto, la Pluralidad y la Tolerancia?


Respeto, Pluralismo y Tolerancia: Hablar de respeto es hablar de los demás. Es establecer hasta donde llegan mis posibilidades de hacer o no hacer, y dónde comienzan las posibilidades de los demás. El respeto es la base de toda convivencia en sociedad. Las leyes y reglamentos establecen las reglas básicas de lo que debemos respetar.

Sin embargo, el respeto no es solo hacia las leyes o la actuación de las personas. También tiene que ver con la autoridad como sucede con los hijos y sus padres o los alumnos con sus maestros. El respeto también es una forma de reconocimiento, de aprecio y de valoración de las cualidades de los demás, ya sea por su conocimiento, experiencia o valor como personas.

El respeto también tiene que ver con las creencias religiosas. Ya sea porque en nuestro hogar tuvimos una determinada formación, o porque a lo largo de la vida nos hemos ido formando una convicción, todos tenemos una posición respecto de la religión y de la espiritualidad. Es tan íntima la convicción religiosa, que es una de las fuentes de problemas más comunes en la historia de la humanidad.

Aquí viene, entonces, también el concepto de Pluralidad, es decir, de las diferencias de ideas y posturas respecto de algún tema, o de la vida misma. La pluralidad enriquece en la medida en la que hay más elementos para formar una cultura. La pluralidad cultural nos permite adoptar costumbres y tradiciones de otros pueblos, y hacerlos nuestros. Sin embargo cuando la pluralidad entra en el terreno de las convicciones políticas, sociales y religiosas las cosas se ponen difíciles.

Así es como llegamos al concepto de intolerancia, es decir el no tolerar. Fácilmente, ante alguien que no piensa, no actúa, no vive o no cree como nosotros podemos adoptar una actitud agresiva. Esta actitud, cuando es tomada en contra de nuestras ideas se percibe como un atropello a uno de nuestros valores fundamentales: la libertad. La intolerancia puede ser tan opresiva, que haga prácticamente imposible la convivencia humana. ¿Y nuestra propia tolerancia? ¿Debemos convencer a alguien que no es católico de que no está en la verdad? ¿No es acaso eso ser "intolerante"?

Nota: Soy católico porque nací en un ambiente católico... sólo que la pregunta debería ser: ¿Soy verdaderamente católico? Si es así, nadie me cambiará de religión. Si hubiese nacido en otros ambientes, seguramente sería budista, islámico, etc., pero lo importante es estar convencido de lo que realmente uno es. Cuando uno logra eso, respeta, es tolerante y pluralista.

Nunca he tratado de cambiarle la religión a nadie, creo que todos tenemos derechos de ser lo que somos. Cuando en una ocasión, alguien vino a mí a pedirme que deseaba ser católico, le pregunté si conocía bien su religión, porque muchos cambian porque no la conocen. El que quiera cambiarse de religión deberá primero conocer a fondo la suya, y si se convence que algo falta por ahí, podría tratar de entrar en "busqueda", hasta encontrar la verdadera.

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia