12 de marzo de 2019

REMEDIOS CASEROS PARA LA CISTITIS

Tratamiento de la cistitis usando jugo de pepino
El jugo de pepino es uno de lo más efectivos remedios para el tratamiento de la cistitis. Es un efectivo diurético. Una taza de este jugo, mezclado con una cuchara de miel y una cucharada de jugo del lima, debe ser tomado tres veces al día.

Tratamiento de la cistitis usando flores drumstick
El jugo de las flores del drumstick es otro efectivo remedio para la cistitis. Para mejores resultados, una cucharada de jugo, mezclada con medio vaso de agua de coco , debe ser tomada dos veces al día. Actúa como diurético en el tratamiento de la enfermedad.

Tratamiento de la cistitis usando hojas de rábano
El jugo de las hojas de rábano es efectivo para la cistitis. Una taza de este jugo debe ser tomada diariamente, en la mañana, durante 15 días.

Tratamiento de la cistitis usando milenrama
Milenramas son útiles para la cistitis. Un extracto echo de 100 gm de milenramas y 200 ml de agua debe ser tomado dos veces al día para el tratamiento de esta enfermedad.

Tratamiento de la cistitis usando espinaca
100 ml de jugo de espinaca, tomado con un igual cantidad de agua de coco dos veces al día, es considerado beneficioso para el tratamiento de la cistitis. Actúa como un efectivo y seguro diurético debido a la acción combinada de nutrientes y potasio.

Tratamiento de la cistitis usando limón
El limón es útil para la cistitis. Una cucharada de jugo de limón debe ser colocada en 180 ml de agua hirviendo. Debe ser dejada enfriar y 60 ml de esta agua debe ser tomada cada dos horas entre las 8 am y las 12 pm para el tratamiento de esta condición. Esto alivia la sensación de ardor y además detiene el sangramiento.

Tratamiento de la cistitis usando cebada
Medio vaso de cebada, mezclado con suero de leche y jugo de media lima, es un excelente diurético. Es beneficioso en el tratamiento de la cistitis, y debe ser tomado dos veces al día.

Tratamiento de la cistitis usando aceite de sándalo
El aceite de sándalo es también considerado efectivo en esta enfermedad. Este aceite debe ser dado en dosis de 5 gotas al principio e incrementando luego de10 a 30 gotas. La eficacia del aceite puede ser incrementada agregando una cucharada de aiwain mezclada en un vaso de agua, o 10 gramos de jengibre mezclada en una taza de agua.

Dieta para la cistitis
Retener los alimentos sólidos, agua o agua de coco
Al comienzo de una cistitis aguda, es esencial retener los alimentos soplidos inmediatamente. Si hay fiebre, el paciente debe ayunar con agua o agua de coco por tres o cuatro días.
Jugos de vegetales crudos, especialmente jugo de zanahoria
Si no hay fiebre, jugos de vegetales crudos, especialmente jugo de zanahoria, debe ser tomado cada dos o tres horas. Medio vaso de jugo de zanahoria debe ser mezclado con igual cantidad de agua y tomado al mismo tiempo. Para los siguientes dos o tres días, se deben comer solamente frutas maduras tres o cuatros veces al día.

Luego de la dieta todo-fruta, comenzar una dieta bien balanceada
Luego de la dieta todo-fruta, el paciente debe gradualmente comenzar una dieta bien balanceada, enfatizando en las semillas, nueces, cereales, vegetales y frutas. El paciente debe evitar los carbohidratos refinados y sal en las comidas y al cocinar.

Otro tratamiento para la cistitis
Tomar siesta y mantenerse caliente
Durante los primeros tres o cuatros días de la cistitis aguda, cuando el paciente está llevando la dieta líquida, es recomendable descansar y mantenerse caliente.
Sumergir la pelvis en agua caliente para aliviar el dolor

El dolor puede ser aliviado sumergiendo la pelvis en agua caliente. Alternativamente, se puede aplicar calor en el abdomen, usando una toalla previamente sumergida y escurrida en agua caliente y cubriéndola con una toalla seca para retener el calor. Este tratamiento puede continuar por tres o cuatros días, hasta que la inflamación baje y la temperatura retorne a la normal.
Aplicar compresiones frías en el abdomen

Durante los siguientes dos o tres días de la dieta todo-fruta, compresiones frías deben ser aplicadas en el abdomen. Mientras que las compresiones calientes son para aliviar el dolor, el uso de compresiones frías es más eficaz para aliviar la congestión de la pelvis e incrementar la actividad de la piel. Se debe, sin embargo, tener cuidado de que las compresiones no causen resfríos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Al que le interesa algo le pone uno atencion no ahi que ser flojos para leer

Anónimo dijo...

Muy bueno q bueno q comentan estas cosas para ayuda d las personas

Anónimo dijo...

ME PARECE INTERESANTE, ADEMÁS QUE NOS DAN CONSEJOS ÚTILES PARA QUE ESTAS MOLESTIAS SE VAYAN, CREO QUE DEBEMOS SER AGRADECIDOS CON LOS CONSEJOS AQUI ENTREGADOS.

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia