27 de octubre de 2018

LO QUE PUEDE ESPERAR

Este libro anónimo que data de 1742 narra en forma
amena la historia de un hombre que desde niño lucha
por sobrevivir y, ya de anciano, resume esta batalla
en lo que el llama sus seis poderes, que le ayudaron
a conquistar tempestades y a disfrutar amaneceres.
Los 6 poderes:
 

1. No te enceguezcas por el entusiasmo o por el miedo.
Como buen marinero, piensa en el futuro, no dejes lo que
has cultivado con tanto esmero por simple entusiasmo
o temor momentáneo.

2. La suerte es caprichosa: Hay que buscarla,
conquistarla, domarla, y después retenerla con cuidados
y detalles.
En otras palabras las oportunidades hay que buscarlas
sin desfallecer para luego aprovecharlas.
Siempre hay oportunidades para quien no se rinde.
La persistencia inteligente atrae a la buena suerte.

3. El infortunio no existe sino en la tumba.
Mientras tengas vida puedes elegir los caminos que
desees.
Es más fácil decidir ir cuesta abajo y después culpar
al infortunio.
Es más fácil dejarse llevar por el rencor o la amargura
y después culpar a la vida.
La fortuna está en la capacidad de elegir lo que a
la larga verdaderamente es lo mejor para tu vida.

4. Tus compañeros te influencian sin que te des cuenta.
Si elijes compañeros quejumbrosos y criticones te
convertirás en uno de ellos.
Si buscas quienes te compadezcan, olvidarás tu poder
y tu fuerza y, por lo tanto, perderás la esperanza.
Si en cambio eliges a los industriosos y optimistas,
no te darán el elogio fácil, porque creerán más en tus
resultados que en tus palabras, y, con el tiempo crecerán tu
poder y tu fe en tus propios sueños.

5. Nunca dejes que tu imaginación se enferme.
En la vida, y especialmente en los momentos
difíciles, nuestra imaginación nos puede ayudar a salir
adelante, o también a hundirnos.
Depende de cómo la usemos.
Si visualizas lo peor y lo doloroso, lo encontrarás.
Enfócate más bien en lo que quieres, con intensidad
y seguridad, y tu imaginación, como un mago a tu
servicio, te ayudará a encotrar el camino.

6. Estamos habitados por dos entidades.
En todo momento podemos elegir pensamientos positivos
o pensamientos negativos: Emociones agradables o dolorosas;
hacernos la vida más fácil o más complicada.
Tú eres el amo de esas entidades y decides cuando
expresar cada una de ellas.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia