22 de octubre de 2018

ESTILO DE VIDA Y OSTEOPOROSIS

En la mujer los cinco años siguientes a la menopausia predisponen a la osteoporosis y a las fracturas por diversas causas. En general una alimentación adecuada y ejercicios apropiados, más la modificación de algunos factores ligados al "estilo de vida" pueden ayudar a reducir el riesgo de osteoporosis. Los cambios de comportamientos recomendados son:
· Dejar de fumar
· Consumir poco café
· Consumir poca cantidad de bebidas con alcohol.
· Hacer ejercicios físicos adecuados.
· Alimentación equilibrada rica en calcio y vitamina D


Osteoporosis (significa “hueso poroso”) es la disminución en la cantidad de calcio de los huesos, dándoles una consistencia menos firme que hace a la persona propensa a fracturas. Esta alteración produce una disminución progresiva en la densidad del hueso, volviéndolo más delgado y frágil; la pérdida de material óseo es lenta y pasa desapercibida hasta que se presentan las fracturas. En esta etapa, la enfermedad está ya en fases avanzadas y el daño es profundo.

La osteoporosis es la enfermedad metabólica más común en países occidentales, afectando 23% de mujeres mayores de 50 años; su manejo se basa en la prevención, mediante el adecuado consumo de calcio y vitamina D (necesaria para la absorción del calcio), así como ejercicio (retarda la pérdida de hueso) y en mujeres postmenopáusicas, terapia de reemplazo hormonal (suplemento de estrógenos).

El "Estilo de Vida" interviene en la mineralización del esqueleto con los hábitos alimentarios, la actividad física cuya influencia positiva en la mineralización tiene un importante papel, y el consumo de alcohol, cafeína y, sobre todo, de TABACO que actuarían en sentido contrario. El alcohol induciendo un aumento del cortisol, y disminuyendo la función gonadal, el tabaco alterando la función estrogénica y la cafeína al igual que el exceso de proteínas y sodio de la dieta aumentando la pérdida renal de calcio.

Es fundamental promover niños y adolescentes un estilo de vida saludable y dentro del mismo resaltar el papel crítico que juega la nutrición y el evitar hábitos tóxicos, principalmente tabaquismo, para llegar a la adquisición del pico óptimo de masa ósea al final del crecimiento y con ello atenuar los fenómenos osteoporóticos de la vida adulta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia