10 de octubre de 2018

COMO VIVIR SIN RENDIRSE. 


En 1824 Beethoven se consagra con su genial Novena Sinfonía en la que innova de modo deslumbrante.

Los solistas y el coro cantan los versos del poeta Schiller: Alegría, hermosa chispa divina, hija del Eliseo.

El Eliseo o los Campos Elíseos son el sinónimo mítico del cielo en la fe, el paraíso de los dioses.

A pesar de su sordera el Maestro Beethoven invita a los humanos a la alegría, no a la tristeza o el desespero.

Es como si nos dijera: No obstante las penas, siempre hay razones para confiar y estar alegres.

¿Acaso hay algo más funesto para un compositor musical que el drama de la sordera unida a su soledad?

Pero el genio de Bonn tenía una fe firme y un gran amor al arte que lo sostuvieron para no sucumbir.

Pensó en el suicidio, incluso redactó un testamento, pero se sobrepuso y nos enseñó a vivir sin rendirnos.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia