29 de septiembre de 2018

PROPÓNGASE DESAFIAR BARRERAS Y NO CLAUDICAR.


Erik Weihenmayer nació en New Jersey y de niño se le detectó un mal grave de la retina que a los 13 años lo dejó ciego.

Su padre le propuso desafiar barreras, no claudicar y soñar sin la actitud resignada de tantos limitados y seres sanos.

Estudió y comenzó a practicar todo tipo de deportes en asociaciones para personas ciegas, hasta que le sedujo la escalada. 

Se propuso una meta en apariencia inalcanzable: Llegar a la cima de Las siete cumbres más altas del mundo y lo logró.

En el 2001 Erik fue la primera persona ciega que coronó con su grupo la escarpada cumbre del Everest en Nepal. 

Dos personas de confianza iban con él, una delante y otra atrás, y gracias al cascabel que llevaban, Erik podía tener en mente el camino que seguían.

En las zonas de mayor peligro, las dos personas que rodeaban a Erik tensaban una cuerda para marcarle el camino correcto.

¿Qué aprendes? Los límites están en la mente negativa y en la falta de ánimo, compromiso, confianza y coraje. 

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia