Gracias por su visita.

4 de agosto de 2018

MI PAZ ESTÁ EN LA FUERZA DEL AMOR, EN LA ACEPTACIÓN SERENA DE LOS HECHOS Y EN NO SUCUMBIR.


Dios mío, estás conmigo en los días luminosos y en los tiempos desoladores cuando me siento turbado.

A veces dudo de ti y creo que me dejas en esas épocas dramáticas, pero tú me entiendes y me fortaleces.

Me invitas a creer, perseverar y ver buenos augurios en lugar de imaginar insidias por todas partes.

El camino del bien es un sendero estrecho y los tiempos tumultuosos terminan y dan lugar a períodos de sosiego.

El amor y la fe son buenos aliados para dominar las contrariedades y mantener viva la confianza.

Mi paz está en la fuerza del amor, en una aceptación serena de los hechos y en no sucumbir.

La confianza me hace fuerte y todo termina bien cuando hago tu voluntad y gozo de serenidad interior.

Estás conmigo en los tiempos oscuros y sé que contigo el sol volverá a brillar y podré proseguir mi camino en paz.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia