Gracias por su visita.

6 de agosto de 2018

CONSEJOS PRACTICOS PARA SER UN BUEN ORADOR


Churchill dijo “un excelente discurso es aquel que tiene un inicio increíble, un final sorprendente y la distancia entre ambos es la mínima posible”. Estos son algunas recomendaciones para mejorar su expresión oral.

La oratoria se compone de ciencia (fondo) y de arte (forma). Por lo tanto, es indispensable tener de la mano la forma y el fondo para ser un excelente orador. Y todo científico como también artista, requerirá de la ciencia aplicada para así cincelar una gran obra, una gran ponencia.

TIP 1: Primera impresión
¿Qué cree que piensan las personas cuando le conocen por primera vez? En otras palabras, ¿qué imagen proyecta ante los demás? Tiene menos de 7 segundos para causar una excelente primera impresión según estudios de la Universidad de Princeton. Esto puede sonar duro, pero neurológicamente el cerebro fue programado para crear cierto tipo de juicios en estos segundos, justo después de conocer a las personas,  con el fin de mejorar las posibilidades adaptativas de supervivencia en el entorno. Y la opinión a menudo no cambia.

Churchill dijo “un excelente discurso es aquel que tiene un inicio increíble, un final sorprendente y la distancia entre ambos es la mínima posible”. Por ende, la suma de un primera impresión impecable no solo yace en tener un excelente inicio, sino que debe ir de la mano de una buena postura corporal y acompañado de una voz firme. Por ello comenzar con una fuerte impresión, pronosticará el nivel de atención de la audiencia.

TIP 2: Emoción
No le hable a la gente, háblele a la mente. Hablar desde el corazón tiene su ciencia detrás, dado que la etimología de la palabra emoción viene del latín movere, que significa “movimiento”, así que cuando alguien habla con emociones logra activar áreas cerebrales que despiertan las diversas necesidades y motivaciones del ser humano. Así que al activar esa zona emocional logra mover, en cierta forma, a la audiencia, y así poder llevarla hacia donde quiere y conectarla de mejor manera con el mensaje principal.

La emoción es clave a la hora de conectar con las audiencias. Existen emociones madres como el miedo, filiales como el amor, sociales como la culpa y ambiguas como la esperanza. La evolución de las emociones juegan un papel fundamental en la oratoria, pero el reto yace en saber cómo realizar un Eje Emocional persuasivo para así poderlas aplicar al discurso con el fin de llevar en un viaje a la audiencia.

Hay profesores que marcaron positiva o negativamente a los mejores libros, las mejores historias y hasta películas favoritas por el gran contenido emocional que conllevan. Entonces, ¿cómo hacer un eje emocional? primero escoja una emoción principal seguido de un mínimo de 3 emociones, y dentro de estas 3 emociones preferiblemente use 2 emociones contrarias y una paralela a la emoción principal. Para evitar confusiones, utilice el ejemplo de la primera candidatura presidencial de Donald Trump. El psicólogo Alan H. Monroe expuso que el miedo, siendo de las primeras emociones y la más instintiva, es la más persuasiva de todas dado que la gente está dispuesta a movilizarse no ante lo que puede ganar, sino a lo que puede perder. Por ello, el señor Trump logró dominar el arte del miedo al cargar sus discursos con tanta intensidad que logró ganar las elecciones. Pero, ¿cuál fue la emoción que utilizó Hillary Clinton en su campaña? Ninguna.

Así que recuerde conectar más emocionalmente con su audiencia al incorporar en su discurso anécdotas con un contenido emocional, porque entre más emociones tengan sus ponencias, mayor recordación tendrá la audiencia. Esto nos lleva al siguiente principio: la historia.

TIP 3: Storytelling
La razón del por qué las historias son fascinantes para la audiencia y los clientes, es porque el cerebro a través de la evolución, fue programado y cableado para procesar y almacenar la información en forma de historias.

Sin embargo, ¿cómo lograr esa historia? Más allá de lo básico del inicio, el nudo y el desenlace, en lo personal recomiendo iniciar con una anécdota personal con una idea principal aunado de 3 subideas. Nunca más de 3. ¿Por qué? Esto no tiene nada que ver con modelos de comunicación, no. Nuevamente entra la ciencia de la oratoria, dado que esto es netamente neurológico.

Es frecuente salir de una conferencia y no lograr identificar ni la idea principal ni mucho menos recordar esas subideas. Esto se debe a que nuestra memoria de corto plazo no puede retener más de 3 hasta 6 cosas. Mientras que la memoria de largo plazo solo funciona cuando la idea principal y sus subideas son repetidas constantemente, mientras que al discurso se le va añadiendo un cúmulo emocional.

Luego de tener el Eje Racional, puede utilizar esta técnica de storytelling que se basa en identificar al héroe de la historia, la víctima y el victimario. Técnicas hay muchas, pero el secreto del storytelling, no radica en el storyteller, sino en la intención y propósito de quien la cuenta. Por ejemplo, Obama en sus campañas presidenciales acostumbraba a narrar historias y anécdotas como elemento de ejemplificación de sus políticas.

Neurológicamente hablando, al escuchar historias, el cerebro enciende diferentes áreas como el cortex visual, auditivo, sensorial, gustativo, olfativo como entre otras áreas. Pero cuando hablamos con el típico discurso “corporativo-denso-racional”, las áreas cerebrales que más están activas son el área de Broca y el área de Wernicke. Áreas encargadas en el proceso y articulación del lenguaje. Es decir, hablar de forma racional, numérica, estadística, como muchos jefes de Estado y altos directivos empresariales, es la mejor forma de matarlos de aburrimiento.

TIP 4: Autenticidad
Las personas al final no quieren escuchar a un “ser perfecto”, sino un “ser humano”. Nunca intente imitar a otros oradores. Oscar Wilde dijo “sé tú mismo los demás ya están escogidos”.  Errar es parte del proceso, pero los artistas más grandes de la historia fueron grandes maestros por sus más grandes fracasos. Es indispensable que en esta búsqueda de la autenticidad y de la simplicidad cada discurso tenga un propósito de compartir, no desde el ego, sino desde la sinceridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia