16 de agosto de 2018

¿CÓMO LOGRAR FIDELIDAD EN LOS TRABAJADORES?

Al igual que en una relación de pareja en la que se trabaja en conjunto para lograr objetivos comunes, una empresa y un empleado deben elaborar un tejido que les permita sentirse identificados pero, sobre todo, comprometidos con una meta colectiva.

Estas acciones, que podrían considerarse normales y, para algunos, obvias, son las que fundamentan el concepto de fidelidad, el cual data del año 1140 y proviene del latín "Fides", que significa confianza y promesa.

Frederick Reilcheld, en su libro "Cualidades para atraer el servicio", indica que la fidelidad "se aplica a la persona cuyo comportamiento corresponde a la confianza puesta en ella y que le exige amor, amistad, compromiso y honradez". El escritor italiano Royce en su libro la "Filosofía de la fidelidad", la definió como la voluntaria práctica y completa devoción de una persona a una causa, la cual incluye la solidaridad con otros individuos o con una comunidad.

Pero más allá del concepto, la pregunta más importante es ¿cómo lograr que los empleados sean fieles a la organización?


Un contrato de doble vía

Las palabras fidelidad y lealtad se escuchan en las organizaciones.

"Los departamentos de recursos humanos tienen que visualizar las necesidades de las personas en varios frentes de desarrollo: profesional, familiar, social, académico, intelectual, mental y espiritual. Cuando se quiere que un empleado sea fiel es importante que la organización le entregue los satisfactores para seguir en ella por un largo período", explica Germán Sánchez, consultor organizacional de Training and Performance Team.

Según un estudio realizado por Spencer Stuart los factores que hacen un empleo más atractivo para un trabajador son un ambiente empresarial creativo, la variedad de desafíos, la satisfacción laboral, la compatibilidad con el jefe y una cultura y valores fuertes y saludables. La retribución salarial, así, no es la única fuente de motivación para el empleado.

En una encuesta aplicada por www.clickempleo.com, portal de empleo colombiano, los trabajadores consideraron que contar con posibilidades de ascenso es importante para aceptar un trabajo.
En ese sentido, no sólo basta con desarrollar sistemas de compensación o bienestar que satisfagan al empleado, sino que se requiere buscar mecanismos que comprometan a la gente alrededor de objetivos comunes.

De acuerdo con María Escat Cortés, psicóloga española, la gestión participativa es uno de los mecanismos para que los trabajadores se comprometan con la organización, para tocar "las fibras sensitivas en los ámbitos individual y colectivo".

La participación de los empleados se entiende desde dos puntos de vista:

La participación como motivación. Las personas se motivan cuando se les consulta sobre las acciones que les afectan. Así, una forma correcta de participación produce motivación y conocimientos valiosos.

La participación como forma de reconocimiento. Se debe alentar la participación de los empleados en los asuntos en los que estos pueden ayudar, pues les da a las personas una sensación de realización.

Reglas de oro

Cuatro son las reglas de oro que las organizaciones deben tener en cuenta para realizar un proceso de doble vía y con ganancia efectiva.

1. El capital humano es lo que le da valor a la empresa.

2. El talento humano es una ventaja competitiva.

3. Ese mismo ejercicio para crear una relación gana - gana con los empleados lo está haciendo la competencia, y si mi compañía no es consciente de este proceso, las organizaciones que prestan los mismos servicios sí lo son.

4. Si tengo un empleado que no está comprometido con la empresa, es evidente que éste buscará otra oportunidad laboral. Corro el riesgo de que se vaya y junto con él los conocimientos aprendidos en la compañía.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia