Gracias por su visita.

23 de julio de 2018

FORMAS DE RECARGAR SU ENERGÍA CADA DÍA


¿Está trabajando más horas, atendiendo a más reuniones, tomando vacaciones más cortas, contestando más correos electrónicos y almorzando en su escritorio (si es que almuerza)?
¿Su vida le demanda cada vez más, haciéndole luchar para mantenerse al día? ¿Está cansado de la frase “hacer más con menos”?
¿La palabra “insostenible” le suena adecuada?

Los humanos no están hechos para trabajar como computadores a alta velocidad, continuamente, por largos períodos. Están diseñados para ser rítmicos y renovarnos intermitentemente.

Siga estas estrategias:

1.- Primera prioridad – Dormir lo suficiente: es un mito que “una hora menos de sueño nos hace mas productivos”. Cada minuto que nos deprivemos de dormir nos disminuye la capacidad de enforcar, analizar, pensar y ser creativo. El 95% de las personas requiere de 7 a 8 horas de sueño para que su cerebro funcione en forma óptima.

Dos consejos:
a) Establezca una hora fija para acostarse, y 30 a 45 minutos antes comience a bajar el ritmo
b) Pase unos minutos antes de dormirse recopilando y anotando todo lo que tiene en mente, incluyendo lo que le preocupa.

2.- Tome un descanso cada 90 minutos: es necesario calmar intermitentemente nuestra fisiología (bajar la frecuencia cardíaca, presión arterial, tensión muscular). Esto lo puede lograr con ejercicios de respiración. Recuerde que lo importante no es cuanto tiempo trabaja, sino la energía con la que cuenta mientras lo hace.

3.- Tenga listas para todo: mientras descargue con mayor frecuencia lo que tiene en mente, desperdiciará menos energía pensando sobre tareas inconclusas, y tendrá más energía para lo que esté haciendo.

4.- Haga ejercicios o tome una siesta: nada mejor para aclarar la mente y bajar la ansiedad que elevar intencionalmente el ritmo cardíaco en forma aeróbica o anaeróbica. Si no tiene tiempo, hágalo a la hora del almuerzo, o al menos camine 15 a 30 minutos. Alternativamente, tómese una siesta de 20 a 30 minutos entre 1 y 4 de la tarde.

5.-Practique la apreciación – y disfrútela: las emociones negativas desgastan. Busque oportunidades de apreciar a alguien y compartir sus sentimientos (en persona o por medio de una nota). Le dará a esa persona un impulso de energía positiva; a usted le hará sentir mejor al compartir esa energía positiva. Busque también oportunidades de apreciarse usted mismo. Saboree las pequeñas victorias, perdónese, otórguese el crédito que se merece.

6.- Desarrolle un ritual de transición entre trabajo y hogar: al salir de la oficina, muchos nos llevamos el trabajo. El resultado es que en casa, no estamos completamente presentes. Busque una forma de desvincularse. Una forma común de hacerlo es detenerse en el camino en un sitio público, como un parque, y olvide el trabajo para enfocarse en la tarde que le queda por delante. Convierta su hogar en el sitio donde realmente puede renovarse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia