Gracias por su visita.

29 de junio de 2018

POR QUÉ LOS JEFES JUSTOS SE QUEDAN ATRÁS


En la gerencia, ser justo es una virtud.

Numerosos estudios indican que los líderes más efectivos son generalmente aquellos que le dan a sus empleados una voz, los tratan con dignidad y consistencia, y basan sus decisiones en información completa y exacta.

Pero ser justo tiene su precio.

Aunque los líderes justos logran el respeto de su gente, son vistos como menos poderosos que los demás; se perciben como con menos control sobre los recursos, y menos capaces de premiar y castigar.

Esto puede afectar sus probabilidades de obtener ciertos puestos clave de liderazgo.

Según un estudio reciente se encontró que es difícil tener respeto y poder a la vez.

Luego de analizar casos de ejecutivos promovidos a posiciones de liderazgo en diversas industrias, se determinó que la decisión se centra en la percepción de poder y no en la justicia.

Los gerentes ven el respeto y el poder como mutuamente exclusivas para ganar influencia, y la mayoría escogen la segunda.

Aunque esto puede parecer racional, no siempre es lo mejor.


NOTA:
LAS EMPRESAS DEBEN DARLE MAYOR VALOR A LA JUSTICIA, ESO ES PRECISAMENTE UNA DE LAS COSAS DE DEBEN CAMBIAR SI QUEREMOS UN MUNDO MEJOR.

LOS GERENTES CUYO ESTILO ESTÁ BASADO EN EL RESPETO PUEDEN ENFRENTAR UN CAMINO MÁS DIFÍCIL, PERO CIERTAMENTE VALE LA PENA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia