Gracias por su visita.

20 de junio de 2018

CÓMO PUEDES SALIR DE TU ZONA DE CONFORT


Tu zona de confort es el espacio en el que te mueves cada día. La zona de confort se define como el conjunto de creencias y acciones a las que estamos acostumbrados y que nos resultan cómodas. Se trata de un espacio que puede ser tanto físico como mental.

Como su propio nombre indica, es un espacio confortable. Dentro de él te sientes cómodo y seguro. Tu zona de confort es un trabajo en el que llevas varios años y apenas hay lugar para las sorpresas o los imprevistos. Tu zona de confort es ver la misma clase de películas y escuchar el mismo estilo de música. Tu zona de confort es comprar en el mismo supermercado y cocinar los mismo platos.

Tu zona de confort es una relación que ya no te llena. Tu zona de confort es coger el mismo camino para volver a casa. Tu zona de confort es hacer siempre lo mismo el día de tu cumpleaños. Tu zona de confort es cenar en el mismo sitio en Nochevieja cada año. Tu zona de confort es salir con los mismos amigos por los mismos bares. Tu zona de confort es practicar siempre el mismo deporte. Tu zona de confort es despertarte siempre a la misma hora. No existe nada negativo en el hecho de disfrutar de tu zona de confort. Toda tu vida has estado trabajando y luchando para crear ese espacio tan cómodo que te rodea en estos momentos. La zona de confort de cada uno de nosotros se va desarrollando de forma paralela a nuestro desarrollo como personas que ocupamos un puesto dentro de la sociedad.

Durante la infancia y la juventud la vida se convierte en una sucesión de acontecimientos que irán delimitando las bases de lo que en el futuro será tu zona de confort: acabar el colegio, acabar el instituto, tu primera cita, tu primera carrera, tu primera entrevista de trabajo, tu primera novia, tu primera casa, tu primer hijo, etc.

Sin embargo con el paso de los años el número de acontecimientos en nuestra vida va decreciendo en comparación con nuestra infancia y juventud. Quizá por esa razón sea la época de la que más recuerdos conservamos.

Hoy he comprendido que tengo que embarcarme en nuevos proyectos para seguir dentro del camino que conduce a la felicidad. Hace poco escuché a Punset decir que la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad.

Salir de la zona de confort a largo plazo
Salir de la zona de confort a largo plazo es embarcarte en nuevos proyectos que vas a tardar tiempo en finalizar.

Salir de la zona de confort a corto plazo
En el corto plazo es donde realmente encontramos lo interesante. Sin el corto plazo no puede haber largo plazo.

Plantéate qué te gustaría cambiar en tu vida.

¿Porqué es necesario abandonar tu zona de confort? Para seguir creciendo e innovar. Abandonar tu zona de confort es uno de los pilares básicos para seguir creciendo y desarrollándote.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia