Gracias por su visita.

24 de junio de 2018

ALGUNOS TIPOS DE DESAYUNOS SANOS Y EQUILIBRADOS


Pautas para empezar el día con una sonrisa y una barriga feliz

Una de las mejores cosas de estar de vacaciones es poder levantarte tarde y dedicarle al desayuno el tiempo que se merece.

Nada de un café rápido y poco más... Las prisas se han quedado atrás y tienes la sana obligación de mimarte. Toma nota de nuestras propuestas para empezar el día con una sonrisa, mucha energía y una barriga en plena forma.

¿Qué desayuno prefieres? Párate unos minutos a pensar qué te apetece desayunar.

Desayuno para sibaritas
Todo un lujo matinal: tostada de pan integral con aceite de oliva, una loncha de jamón serrano, café con leche y un toque gourmet: un batido de kiwi, manzana y naranja (necesitas 3 kiwis, 1 manzana y 1 naranja). Delicioso, sano y muy energético.

Desayuno energético: sándwich integral
Un sándwich de pan integral con jamón york o pavo y tomate natural, una manzana y un vaso de leche o de soja. ¡Lista para comerte el día!

Desayuno equilibrado con yogur
Yogur natural con fibra mezclado con manzana e higos troceados. Lo acompañamos con café o té verde con un poco de jengibre y unas galletas de cereales. Un desayuno de diez para cuidarte por dentro.

Desayuno exótico
Medio pan de pita con unas lonchas de pavo y queso fresco, atún natural con unas rodajitas de manzana o unas sardinas en conserva (bien escurridas de su aceite) con unas rodajitas de tomate. Una sugerencia: acompáñalo con té verde.

Desayuno inglés
Tienes mucho apetito y además has planificado un montón de actividades para tu jornada estival. No hay duda, el desayuno inglés es tu mejor opción. Prepárate un delicioso zumo de naranja que te recargará de vitaminas, tómate tranquilamente un té o café y acompáñalo de un plato de cereales y otro con proteínas e hidratos: huevos al gusto (revueltos o escalfados mejor que fritos). Las típicas salchichas y beicon sería conveniente que las sustituyeras por pavo o jamón de york y las tostadas o pan francés, mejor integrales. Aunque para que sea british no deben faltar tomates (mejor plancha que fritos), champiñones y alubias (red beans), para que sea aún más sano nosotros te recomendamos que lo aligeres un poco y que le añadas alimentos con fibra (algo de fruta de temporada) y que te tomes un yogurt con fibra de salvado de trigo para regular el tránsito intestinal.

Desayuno continental
¡Cómo te gusta desayunar en los hoteles con esos bufés que tienen de todo! Pues date el capricho y saca de la nevera todo lo que encuentres: Zumo de fruta de temporada, café o té y tostadas y pan integral. Complétalo con yogurt, fruta, cereales, queso fresco y fiambres bajos en grasa.

Desayuno francés
Te va lo dulce y el típico clásico. Muy bien, el desayuno es la comida en la que menos te perjudica el azúcar ya que tienes todo el día para quemarlo y te proporcionará la energía que vas a necesitar.
Haz tu propio petit déjeuner perfecto en versión sana: tírate a por lo integral y sustituye el croissant de mantequilla por los deliciosos panes de todo tipo que se ofrecen en el mercado: centeno, de cereales y pipas, de harina de espelta… y alimentos ricos en fibra.

Desayuno mediterraneo
Suena tan bien como sabe. Cómete toda la esencia de los productos de la tierra y disfruta. Tomate triturado, jamón serrano, aceite, frutas de temporada… Y unas tostadas (mejor si son con pan tierno integral). Acompáñalo con un zumo natural y un café.

Desayuno ligero
El que quieras cuidarte no está reñido con que disfrutes del mejor de los desayunos. Pan integral, queso fresco, pavo, tomate. Frutos secos: pasas, orejones, cacahuetes, etc. Y mucha fruta de temporada. Añade un delicioso yogurt con fibra para ayudar a tu tránsito intestinal.

Desayuno para los más pequeños
Las prisas nunca permiten que desayunes en familia. Una vez elegido el tipo de desayuno que prefieres, te recomendamos que para los niños lo ideal es: frutas, lácteos e hidratos de carbono. ¿Cómo? ¿Qué te parece un zumo de naranja, un yogurt y un gran tazón de cereales con leche? Y a jugar.


Y recuerda que para cuidar tu salud digestiva. Te recordamos unas sencillas normas:
Abusa de los alimentos ricos en fibra (unos 25g al día).
No te lances a los alimentos con azúcares refinados ni con exceso de grasa.
No te saltes las comidas. Y come lentamente y mastica bien para facilitar la digestión.
Bebe como mínimo 8 vasos de agua al día.
Reduce el consumo de cafeína y bebidas alcohólicas.
Evita el tabaco.
Evita el uso inadecuado de laxantes. Sé constante: Intentar ir al baño a la misma hora o en momentos similares, con tranquilidad en un ambiente relajado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia