Gracias por su visita.

12 de mayo de 2018

LOGRA QUE TUS PALABRAS SEAN PARA ELOGIAR UNIR Y SANAR

Mohandas Gandhi fue un ser rico en desapego, vivía con lo mínimo y andaba con una humilde túnica y sus sandalias.

Era un orante consumado, ayunaba, meditaba, caminaba mucho y le daba prioridad a lo espiritual.

Prácticamente no se aferraba a nada y dicen que a veces llevaba consigo una figura con los famosos tres micos de peluche:

Un mico se tapa los ojos, otro los oídos, otro la boca como símbolo de: “No veas el mal, no escuches el mal, no hables el mal”.

En otras palabras, es un llamado a una comunicación amorosa, positiva y armónica.

Logra que tus palabras sean para elogiar, unir y sanar, no para enjuiciar, enfrentar o herir.

Recuerda que las palabras tienen poder y con ellas animas o desalientas, acaricias o golpeas.


Elige lo mejor para ti y para los demás. No veas el mal, no escuches el mal, no hables el mal, no hagas el mal. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia