Gracias por su visita.

28 de abril de 2018

CADA DÍA DEBO MEJORAR EN ALGO

Apeles fue el más grande pintor de la antigüedad y vivió en tiempos de Alejandro Magno.

Era el pintor del emperador y su arte era tan excelso que, ante un retrato suyo pintado por el artista, Alejandro exclamó:
"Existen dos Alejandros totalmente iguales: uno hijo de Filippo y otro pintado por Apeles".

Y lo recordamos acá porque ese gran pintor amaba de verdad su trabajo y vivía practicando y aprendiendo.

Cuenta el historiador Plinio que Apeles todos los días pintaba algo aunque después lo borrara o lo arrojara a la basura.

"No me puedo dormir en la satisfacción de mí mismo, -decía- y cada día debo mejorar en algo".

Un valioso testimonio de cómo hay que amar el trabajo, capacitarse y estar siempre creciendo.


Tú de niño tenías una curiosidad insaciable y te encantaba experimentar con todo lo que lo rodeaba. Hazlo hoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

EnPazyArmonia