11 de diciembre de 2017

LA FELICIDAD ESTÁ AL ALCANCE DE LOS SENTIDOS

Disfrutas la vida intensamente si te dedicas a agudizar tus sentidos y decretas: Le digo adiós a una vida rutinaria y rígida.

Sí, aprendo a percibir el soplo divino en una hoja, una piedra, la corteza de un árbol y la tersura del agua.

Un río, un bosque, una abeja, un pajarito o una mariposa me muestran la grandeza de Dios en toda su profundidad.

Me comprometo a ir más allá de lo aparente y saco tiempo para apreciar la belleza que se esconde en lo cotidiano.

No estoy loco cuando abrazo un árbol, toco la tierra, acaricio las flores o admiro las estrellas.

Elijo escuchar otros sonidos, uso el tacto, aspiro nuevos aromas, saboreo despacio lo que como.

La felicidad está ahí al alcance de mis sentidos y allí está también el amor infinito del Padre.

Salgo de lo trillado, despierto mi espíritu aventurero y vuelvo a tener el asombro y la curiosidad de los niños.

No hay comentarios.:

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia