Gracias por su visita.

21 de septiembre de 2017

MEJOR ES HACER EL BIEN QUE PROMETERLO.

Contra los valores amorosos no valen las razones, porque las razones no son nada más que razones, es decir, ni siquiera son la verdad.
Cuando nos vimos por primera vez, no hicimos sino recordarnos. Aunque te parezca absurdo, yo he llorado cuando tuve conciencia de mi amor hacia ti, por no haberte querido toda la vida

Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos
Hay que entrenar la mente y el espíritu para saber vivir en paz en medio de las tempestades del mundo

No olvides que te espero, no esperes que te olvide

No hacer nada es la mejor manera de quedarte en lo seguro...jamas vuelvas del lugar que te fuiste.

En el amor con el paso de los años uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.Y que una compañía no significa seguridad entonces nos damos cuenta que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y empezamos a construir todos los caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes y los futuros tienen esa puta costumbre de caerse por la mitad y de

Todos obedecen con gusto cuando el que manda es justo.

La probeza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos .

Pobre del que tiene miedo de correr riesgos. Porque ese quizá no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que persiguen un sueño.

Desprenderse de una realidad no es nada: lo heróico es desprenderse de un sueño.

Nuestros pensamientos más importantes son los que contradicen nuestros sentimientos.

Cuando la gente tiene hambre, las ideologías se marchitan.

El amor es hermoso, sólo mientras dura el contraste y el deseo; después, todo es debilidad y costumbre.

No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo.

Hay más placer en amar que en ser amado

Feliz el hombre a quien al final de la vida no le queda sino lo que ha

Mi justificación es que la mayoría de la gente de mi edad pasa mucho tiempo pensando en lo que va a hacer durante los próximos cinco o diez años. El tiempo que dedican a pensar en su vida, yo lo paso bebiendo alcohol

Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que se encunetra en nuestro interior.

En el estado naciente del amor vale la regla del comunismo: cada uno da según sus posibilidades y cada uno recibe según sus necesidades

Las cosas sólo dejan de existir cuando se deja de creer en ellas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia