Gracias por su visita.

22 de septiembre de 2017

HEMOS PERDIDO LA SENSIBILIDAD ANTE LAS PEQUEÑAS COSAS QUE LA VIDA .

Buenas tardes distinguido público, tengo el inigualable honor de presentarme ante ustedes para hablar de un desapercibido tema del cual me he percatado en estos últimos días, el cual es que hemos perdido la sensibilidad ante las pequeñas cosas que la vida nos presenta.

Debo admitir frente a todos ustedes que cuando tomé conciencia de este tema y como afecta en nuestra vida diaria me sentí un poco desorientado pues como podría yo un solo hombre transmitir este mensaje a todos los demás y fue cuando en esos momentos de incertidumbre llego a mí la idea de hacerlo llegar mediante un discurso en el cual comenzara embarcando ejemplos de las pequeñas cosas que pasan en nuestra vida de manera fugaz a tal grado que solo las ignoramos, pero la pregunta era en si ¿Qué son las pequeñas cosas de la vida?.

Reflexione durante mucho tiempo esta pregunta y su respuesta es nada más que son todos aquellos momentos, sensaciones y sentimientos únicos que suceden de manera inesperada en nuestra vida, los cuales deberían ser más preciados que cualquier cosa material en el mundo, una sonrisa, un abrazo, un beso e incluso una simple palabra de aliento deberían bastarnos para ser felices, pero lamentablemente crecimos y vivimos en una sociedad que da un valor más alto a lo material que a las cosas que nos hacen ser humanos, sabemos con seguridad el valor de un pedazo de papel, una roca o un trozo de metal llamados “preciosos”, pero acaso sabemos con seguridad lo que cuesta una sonrisa un abrazo, la respuesta es no señores pues que son esas pequeñas cosas que nos regala la vida día a día sin pedirnos nada a cambio más que solamente el aceptarlas y disfrutarlas para nuestra felicidad, solo esta respuesta nos lleva al reflexionar y el saber que el amar y valorar a todas esas pequeñas cosas de la vida sobre todo lo material, pues ya que lo material se destruye o perdura después de nosotros y lo único en esta vida que vale la pena apreciar son esas pequeñas cosas que la vida nos ofrece ya que son lo único que nos llevan a trascender en esta vida.

No dejen pasar y olvidar a esas pequeñas cosas qué la vida nos regala aunque sean fugaces pues ya que son lo único que en realidad en este mundo material le da sentido a nuestras vidas, me despido de ustedes con la siguiente frase

"La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia