Gracias por su visita.

11 de agosto de 2017

DECÁLOGO DEL SIBARITA

Lista de asuntos que debería observar alguien que se precie de ser sibarita o que quiera serlo.

I. Busca satisfacer tu placer por sobre todas las cosas, esté donde esté.  Nunca te deben quedar en la cabeza frases del tipo "si hubiera hecho...", "debí probar...", "¿por qué no fui a...?".

II. Acepta las equivocaciones como tropezones menores en el camino que conduce a la satisfacción sibarita absoluta. Al probar te vas a equivocar. Ese conocimiento es parte de la educación sibarita.

III. Sigue únicamente tus propios impulsos. Para el perfecto sibarita no existen modas ni tendencias, no importa la propaganda. El sibarita es autosuficiente e independiente en todo sentido.

IV. No importa tanto la marca del objeto como el material con que está hecho. Las marcas más prestigiosas, más finas, más confiables utilizan los mejores materiales. El perfecto sibarita usa, marcas reconocidas.

V. Para ser un perfecto sibarita no hay que ser rico. El perfecto sibarita no tasa los objetos por su valor de uso ni por su valor de cambio, sino que se guía por una suerte de valor de apreciación. Tendrá objetos costosos, consentirá lujos extravagantes, pero también debería atender a cosas y usos humildes si en ellos  encuentra belleza.

VI. Dales a los momentos gratos el tiempo que merecen. Un sibarita apurado es un oxímoron. Un sibarita debería conocer el significado de la palabra oxímoron.

VII. Atiende a los detalles. El perfecto sibarita es detallista tanto en su comportamiento como en su apreciación de objetos y usos.

VIII. Viaja. Conocer otros mundos amplía las perspectivas de comparación, alienta la búsqueda de más altos estándares en todo. Y que tus viajes sean unos cinco estrellas y otros mochileros.

IX. Sé cortés. No hay que confundir sibaritismo con soberbia, aunque muchos sibaritas lo sean. El perfecto sibarita está habitado por la bonhomía.

X. No necesitas saber francés para ser un perfecto sibarita. Pero sí necesitas hablar bien, expresarte de manera adecuada y correcta. Un perfecto sibarita no puede tener mala ortografía. No solo la revista Summus y la guía Michelin y frecuenta verdaderos cultores de la bella prosa como Henry James, Alejandro Rossi, Borges, Flaubert, Alberto Salcedo Ramosa y a Darío Jaramillo Agudelo.


NOTA: EN ESTE MUNDO HAY CAMPO PARA TODOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia