Gracias por su visita.

29 de junio de 2017

¿POR QUÉ EL TRAGO PRODUCE TANTA HAMBRE?

Un estudio reveló cuáles son las causas de que aumente el apetito después de ingerir bebidas alcohólicas. Advierten relación directa con la obesidad.

Por qué nos da hambre cuando tomamos alcohol  Si se bebe con frecuencia, es probable que también nos alimentemos de una forma poco saludable con frecuencia.

En general cuando una persona consume alcohol un rato después siente la necesidad de comer en exceso. Lo curioso es que el alcohol (etanol) contiene nutrientes y calorías que suprimen el apetito, pero al estar ebrios sentimos el efecto contrario.

Los científicos encontraron que al consumir este tipo de bebidas el cerebro activa las mismas células que genera el ayuno y se crean “falsas alarmas de hambre”.

Por otro lado, los investigadores encontraron que algunos licores como el vino pueden funcionar como aperitivos porque generan una estimulación en el hipotálamo, lo cual permite que el cerebro se centre en aromas de alimentos, en comparación con otro tipo de olores.

Los investigadores usaron ratones a los que se les permitió consumir generosas cantidades de alcohol durante tres días. Encontraron que los ratones comían más después de haber bebido, pues el alcohol generó una inusual actividad en las neuronas llamadas AGRP, que son las que se activan cuando el cuerpo experimenta hambre. Cuando los investigadores repitieron el experimento bloqueando esas neuronas, los ratones no comieron tanto y por eso creen que sucede lo mismo en el cerebro humano.

Según datos de la OMS el alcohol y la obesidad causa el 90% de las muertes relacionadas con el hígado. Por esta razón, los expertos recomiendan tener mayor cuidado con el impacto que el alcohol produce en la alimentación y por ende en la salud.

"Solo el alcohol ya es responsable de más de 60 enfermedades, y los bebedores se exponen a riesgos aún mayores cuando combinan la bebida con una comida excesiva. Especialmente porque cuando la gente bebe es más proclive a tomar decisiones menos saludables con respecto a la comida que ingieren".

Los autores del estudio creen que entender cómo el alcohol cambia nuestro cuerpo y nuestro comportamiento puede ayudar a gestionar el problema de la obesidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia