Gracias por su visita.

9 de mayo de 2017

RECUERDA QUE ERES UN ESPÍRITU TRANSEÚNTE

Aprende a compartir, fluye sereno con la ley del desapego y no te aferres a las personas o los bienes. 

Si las cosas te poseen ya no son tus bienes sino tus males, son una fuente de dolor y desdicha. 

Jesús y Buda nos enseñaron con su vida que el apego es fuente de dolor y el desasimiento regala paz y alegría. 

No sufras con las ataduras, sé espiritual y acepta que estás de paso y que nada es tuyo. 

Toma consciencia de que eres un espíritu transeúnte y de la impermanencia de todo. 

En la vida a veces eres un tronco desnudo en el invierno o un árbol frondoso y florido en primavera. 

Ojo, que nadie sea tu razón de vida o todo para ti; te puede faltar y el día que así sea pensarás en lo peor. 


Todo viene y va. Todo es pasajero y tu reto es amar con libertad y soltar a tus seres queridos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios