Gracias por su visita.

27 de mayo de 2017

LOS HOMBRES NO COMPRENDEN BIEN LAS EMOCIONES DE LAS MUJERES

Popularmente se dice que los hombres no entienden a las mujeres. Esto no deja de ser una creencia general que ahora sin embargo ha encontrado cierta base científica. Se ha descubierto que a los hombres les cuesta el doble detectar las emociones en el rostro de las mujeres.

El estudio
Para el estudio se seleccionaron a una serie de sujetos, todos ellos hombres. El experimento consistía en ir mostrando a cada participante distintas fotografías de los ojos de hombres y mujeres. Junto a cada fotografía se ofrecían dos posibles palabras. Cada sujeto tenía que escoger la palabra que mejor describiera la emoción de la persona de la fotografía.
Los resultados no dieron lugar a dudas: cuando los ojos de la fotografía pertenecían a un hombre, los sujetos acertaban su emoción el doble de ocasiones que cuando pertenecían a una mujer.

Explicación
Durante todo el experimento se estudió el cerebro de los sujetos mediante imágenes obtenidas por Resonancia Magnética Funcional. Esta técnica permitía observar qué partes del cerebro se activaban en los participantes cuando trataban de adivinar las emociones de las fotografías.

La amígdala es la parte del cerebro relacionada con las emociones. Se observó que la amígdala se activaba mucho más cuando los participantes observaban los ojos de otros hombres.

La actividad de la amígdala también guarda mucha relación con la empatía. En base a esto, muchos de los sujetos manifestaron que les resultaba más sencillo adivinar las emociones masculinas porque trataban de recordar momentos de sus propias vidas en los que habían utilizado esa misma expresión. Sin embargo les resultaba más difícil empatizar con los ojos de las mujeres.

Los científicos quisieron ir un poco más allá y trataron de darle una explicación evolutiva a estos resultados. Según ellos, en los períodos iniciales del desarrollo humano era mucho más importante que un hombre pudiera identificar rápidamente las emociones de otros hombres. De esta manera evitaría posibles amenazas y riesgos para su propia supervivencia.

Además la amígdala también está involucrada en el miedo y las respuestas de huída ante posibles peligros. En la sociedad actual (supuestamente menos peligrosa) ya no es necesario seguir disponiendo de esta diferencia en la actividad de la amígdala, sin embargo el cerebro masculino continúa manteniendo esta herencia del pasado.

Quizá sean necesarios miles de años de convivencia para que el cerebro masculino comprenda que no entender las emociones de nuestra pareja también representa una seria amenaza para nuestra supervivencia.

Así que ya sabes: cuando tu novio no te entienda, la culpa es de la amígdala.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia