Gracias por su visita.

18 de mayo de 2017

LA VERDAD SE HALLABA EN LA JUSTA MEDIDA

Un día Buda escuchó a un maestro que enseñaba a una niña a tocar el sitar, un instrumento musical.

Dicho maestro le dijo: Si la cuerda está muy floja no suena, y se halla muy tensa, se rompe.

Y agregó sonriente: La cuerda debe estar en su justa tensión para que surja una linda melodía.

En ese momento Buda comprendió claramente la valiosa enseñanza de El camino medio:

Tanto el ascetismo extremo como la vida de placeres del palacio eran dos extremos.

La verdad se hallaba en la justa medida entre el placer exacerbado y el ascetismo extremo.

Si lo piensas bien verás cuántos problemas has creado y sufrido por irte a los extremos que tensionan.

Si te amas buscarás el equilibrio, el camino medio ignorado por los fanáticos, los ególatras y los soberbios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia