Gracias por su visita.

27 de mayo de 2017

HÁBITOS Y SITUACIONES COMUNES QUE AFECTAN TU MEMORIA

Estos hábitos y situaciones son tan comunes que muchas personas lo hacen día a día.

Hábitos, situaciones y condiciones tan comunes como dormir poco, una mala alimentación o estar estresado, hasta un mal funcionamiento en la glándula tiroides pueden causar estragos en la memoria, afortunadamente algunos de ellos son fáciles de revertir y no causan un daño permanente.

“Por fortuna, tu cerebro es maleable, lo que significa que cambia y mejora. La memoria puede potenciarse con simples pero poderosas intervenciones”, dice el doctor del Centro de NeuroExpansión Cerebral en Luterville, Estados Unidos.

1. El cigarro
Si seguías pensando que el mal hábito de fumar sólo afecta a tus pulmones, estás muy equivocado, pues según una investigación publicada en la revista Archives of General Psychiatry, el cerebro se ve afectado por la alteración del suministro de sangre, asimismo el tabaquismo provoca una acumulación de proteínas anormales que perjudican la capacidad del cerebro para procesar y transmitir información.
Dicho estudio también concluyó que las funciones cerebrales, incluida la memoria y el vocabulario se ven más afectadas en los fumadores, en comparación con aquellas personas que nunca fumaron.

2. Falta de sueño
Si al levantarte te sientes fatigado y pasas el día bostezando y deseando regresar a la cama, es una señal de que te hacen falta más horas de sueño, lo cual podría estar directamente relacionado no sólo con el deterioro de la memoria, si no con la dificultad para concentrarte y la falta de respuesta rápida en ciertas reacciones.

3. Dieta alta en grasas
Si bien el efecto directo de la alimentación en la memoria se ha demostrado únicamente en roedores, que mostraban peores habilidades de aprendizaje luego de comer grandes dosis de comestibles grasosos durante ocho semanas, y cuyo hipotálamo se mostró más vulnerable a este tipo de dieta, en el ser humano,  está comprobado que se desencadenan enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y la hipertensión que influyen en el daño cerebral, por mencionar algunas.

4. Tiroides
El doctor Fotuhi dice a la publicación que aunque esta glándula no tiene una intervención directa en el cerebro, la pérdida de memoria es el primer síntoma que muchos identifican cuando ésta deja de funcionar normalmente.
Si experimentas cambios de ánimo y en la temperatura corporal, además de que olvidas constantemente en dónde dejaste las llaves o los nombres de algunas personas, quizá debas de acudir al médico para un sencillo examen de tiroides. “La gente con altos o bajos niveles tiroideos, que son muy comunes en las mujeres, podrían tener dificultad con la memoria y la concentración”, dice Fotuhi.

5. Drogas de prescripción
Diversos estudios médicos han comprobado que medicamentos comunes pueden influir en los mecanismos del cerebro encargados de la memoria.
Desde un simple antihistamínico como el Benadryl, usado para tratar la urticaria; otros como el Valium para trastornos de la ansiedad, así como antidepresivos y medicinas para el corazón podrían estar relacionados.

6. Menopausia
Los llamados “bochornos”, sumados al insomnio y la apnea del sueño, tan comunes en esta etapa de la vida de la mujer, menoscaban las capacidades de concentración y memoria. Lo positivo, es que una vez pasada esta experiencia hormonal, es posible recuperar por completo estas funciones, debido a que no existe un daño cerebral.

7. Ansiedad, depresión y estrés
Tras periodos prolongados de estrés aumentan los niveles de cortisol en el cerebro, lo que hace que las neuronas pierdan sus conexiones, por lo que se complican los procesos intelectuales, “No entendemos la relación exacta, pero una fuerte evidencia nos indica que la depresión, la ansiedad y el trastorno bipolar altera los circuitos neuronales implicados en el desarrollo y la recuperación de recuerdos”, explica el director de la clínica New York Neurology & Sleep Medicine.

Pero no todo está perdido, pues cuando está relacionado con trastornos de humor, el daño es por lo menos parcialmente reversible, ”a medida que el estado de ánimo de la persona mejora, a menudo lo hace la pérdida de la memoria,” dice el doctor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia