Gracias por su visita.

12 de mayo de 2017

ESCUCHAR MÚSICA DURANTE EL EMBARAZO

Una de las necesidades que experimentan las madres en el momento del embarazo, es la necesidad de comunicarse y establecer un vínculo con el vientre de diferentes maneras: caricias, hablando con él, y como es el caso de este tema, con la música.

Diversos estudios han demostrado que ante el estímulo de la música los bebés responden con diversas reacciones al tipo de sonido, suponiendo una forma de aprendizaje.

Dentro del vientre se observan gestos faciales, cambio del ritmo cardíaco y movimientos de las articulaciones entre otros.

Es en la segunda mitad del embarazo cuando el bebé empieza a desarrollar sus sentidos, el primero en despertar es el oído. Es a partir de quinto mes, cuando el bebé comienza a escuchar ya no solo los sonidos intrauterinos, sino los exteriores, aunque estos se distorsionan de la realidad.

Con la música lo que se intenta causar es su bienestar, aunque el género musical no es importante, se recomiendan los sonidos más armoniosos.

Las primeras experiencias sonoras del bebé en el vientre, quedarán en la memoria al nacer, recordándolos como aquellos sonidos que escuchó cuando estaba en el vientre materno, un mundo en que se sentía protegido y seguro, y ello es lo que sentirá al escucharlos cuando haya nacido.

El hábito de escuchar música durante el embarazo desarrolla en los niños el gusto por ella. Es conocido popularmente el efecto Mozart, como melodías que causan un efecto relajante y estimulante de capacidad como la creatividad, la concentración y la memorización.


Los efectos de la música durante en el embarazo y los diversos sentimientos que producen las madres, serán lo que transmitan a su bebé, como forma de comunicación y vínculo. Además, la música estimula la frecuencia cardíaca del feto, y además genera endorfinas en la madre, que influyen en el estado anímico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia