Gracias por su visita.

4 de abril de 2017

PENSAMIENTOS FRASES Y REFLEXIONES DE ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS

Nombre de nacimiento Roberto Gómez Bolaños
Nacimiento        Ciudad de México, México 21 de febrero de 1929
Fallecimiento    Bandera de México Cancún, México, 28 de noviembre de 2014 (85 años)
Apodo(s)            Chespirito
Años activo/a    1958-1995

Familia
Pareja   Graciela Fernández (1968-1989)
Florinda Meza (2004-2014)
Hijo/s    Roberto, Graciela, Marcela, Paulina, Teresa, Cecilia.

FRASES
Si le quieres enseñar algo a un perro, lo primero que tienes que hacer es saber más que el perro.

Me era anímicamente insoportable el trabajar en aquellas condiciones de "amigos pero no tanto" o "enemigos pero no mucho".

 (...) Porque yo estaba tan feo que cuando jugábamos a las escondidillas los demás niños preferían perder antes que encontrarme.

Y tómese en cuenta que uno puede recuperar el dinero, el amor, el prestigio o cualquier cosa que haya perdido... Menos el tiempo.

Qué tan fea será la política que si a una palabra tan bella como es la palabra "madre" le añades "política", se convierte en "suegra".

Lo más curioso de todo es que en México ha habido muchas calles que tienen nombres de presidentes, y un presidente que tiene nombre de Calles.

Lo más bonito de todo es la Navidad. En las casas ponen nacimientos y árboles con foquitos de colores que se prenden y se apagan. Las luces parecen estrellas.

La libertad de expresión es algo tan grande que no cabe en los cerebros estrechos. Por tanto, el excedente se desborda convertido en algo evidentemente nauseabundo.

Adán y Eva vivían en un lugar muy bonito que se llamaba Paraíso, que era uno como bosque lleno de flores, con pájaros, venados y leones. (Pero los leones estaban amaestrados. )

El sentimiento de culpa. Ese que con cierto masoquismo hace que uno se considere como único responsable de lo acontecido, cuando la realidad señala que siempre hay que compartir la culpa.

¿Qué es entonces un crítico y que aspecto manifiesta? ¡Ay amigos, la respuesta boquiabierto me dejó! Porque, lo crean o no, los críticos son solo eso: personas de carne y hueso como usted y como yo.

Consideraba que debió haber algún error en aquella frase que pronunció mi mamá para informarme: "Tu papá ya se fue al cielo". Pero no tardé en darme cuenta de que ésa era la verdad, porque mi papá ya nunca regresó.

Son muy diversas las formas en que un actor suele perder el respeto que merece el público; y la mayor es la representación hecha sin entrega, la hecha únicamente por salir del paso o sólo para "cubrir el expediente".

El Chavo era el mejor ejemplo de la inocencia y la ingenuidad: la inocencia y la ingenuidad propias de un niño. Y lo más probable es que esa característica haya sido la que generó el gran cariño que el público llegó a sentir por el Chavo.

El esposo de la vaca se llama toro, y es el que usan para las corridas de toros. Pero fuera de eso los toros no sirven para ninguna otra cosa, pues ni dan leche ni son comestibles, ya que su carne es demasiado dura para que uno la pueda masticar a gusto.

También hay muchas diferencias entre unos animales otros. Por ejemplo: hay algunos que salen de un huevo y otros que salen de su mamá. Los que salen de su mamá se llaman mamíferos (pues si salieran de su papá se llamarían papíferos). Y los que salen del huevo se llaman pollitos.

El Profesor Jirafales nos explicó que los animales que comen carne son carnívoros; los que comen fruta son frutívoros; los que comen insectos son insectívoros, y así. (...) Luego preguntó que cuáles eran los animales que comían de todo, y yo respondí que los que comían de todo eran los ricos.

Es preciso recordar que siempre hay un futuro, futuro que es inexorablemente incierto. Con esto no quiero dar un mensaje de pesimismo, ni mucho menos, ya que la incertidumbre puede terminar tanto negativa como positivamente, con la ventaja de que el ser humano tiene facultades para inclinar la balanza a su favor.

 (...) Y que lo malo es que la gente se la pasa todo el tiempo naciendo. O sea que va a llegar un momento en que ya no vamos a caber. Y cuando esto suceda, ¿Qué vamos a hacer los que salimos sobrando? Claro que los que salimos sobrando somos los pobres, porque a los ricos casi no les da por nacer. Y es que los papás de los ricos tienen otras maneras de divertirse.

 (...) En eso sí estuvo de acuerdo el señor Barriga; pero nos contó que también hay muchos otros que andan vestidos de traje y corbata, y que son los que más roban. Y nos explicó que estos rateros de traje y corbata se disfrazan a veces de cosas que los niños todavía no podemos comprender muy bien, pero que luego, cuando seamos adultos, los vamos a encontrar hasta en la sopa.

 (...) Tienes todo lo que hace falta para bailar: agilidad, sentido del ritmo, facilidad para coordinar movimientos, etcétera. Y no se trata de que llegues a ser Fred Astaire o Gene Kelly; el objetivo es solamente que bailes de una manera que pudiéramos llamar "aceptable". Digamos, lo suficiente como para que te puedas parar en un escenario y que la gente diga: " ¡Pues mira: no lo hace tan mal! "

Era mi primera experiencia al respecto; y el obstáculo a superar se llamaba miedo escénico. Pero, afortunadamente para mí, se hilvanaron varios factores que me auxiliaron, como la excelente dirección del señor Valero, la colaboración amable e indulgente de actores y actrices y, por supuesto, la sorprendente aceptación por parte de un público que con sus risas y sus aplausos parecía decirme: "Sí: sí tienes porvenir en los escenarios".

Y lo mismo pasa con las cosas que recuerdas. Por ejemplo: si te peleas con otro niño, nunca trates de guardar el recuerdo de eso en la memoria, porque si te acuerdas vuelves a sufrir. Y al revés: si te pasa algo bonito, entonces sí es mejor que lo recuerdes a cada rato, porque cada vez vuelves a sentir que estás contento. Y la felicidad es cuando estás contento. O sea que lo mejor es guardar en la memoria solamente los recuerdos de las cosas buenas.


El Chapulín Colorado había pronunciado la frase desde el primer programa en que hizo acto de presencia; luego iría añadiendo otras muchas que no sólo pasaban a formar parte del vocabulario del público, sino que llegaban a ser usadas en caricaturas con personajes políticos y hasta en la propaganda de estos mismos. En más de un país de Hispanoamérica se hicieron campañas electorales en las que los candidatos decían: " ¡Síganme los buenos! ", "Todos mis movimientos están fríamente calculados", "Se aprovechan de mi nobleza", "Lo sospeché desde un principio", etcétera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia