Gracias por su visita.

27 de abril de 2017

EN VANO HE LUCHADO

En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo

Los hombres que fingen estar enamorados consiguen más que los que verdaderamente lo están

Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor
La vida, biológicamente, es lucha, y el que rehúsa esta lucha degenera. Renunciar a la lucha no es virtud, sino cobardía. La lucha es biológicamente necesaria para la conservación de las especies

Dios nunca nos tira a la basura por muy estropeados que nos vea

El hombre se ama a sí mismo en las cosas que ama. Cuando amamos una mujer, amamos un sueño. Vamos tejiendo alrededor de ella nuestros ideales; todos los instintos, como arañas van tejiendo su tela, hasta que al fin desaparece la mujer y sólo queda una ilusión engañadora

El amor es como la guerra. Fácil empezar, pero muy difícil parar

Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica
Dejar de amar a una mujer es tanto como odiarla violentamente

El Amor empieza con una sonrisa, crece con un beso y termina con una lágrima
La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido

No debemos vivir según lo que se espera de nosotros. Hacerlo sería una pequeña muerte diaria

Una vez le preguntaron a Buda qué es lo que a él más le sorprendía de la humanidad, y respondió: Los hombres, que pierden la salud para juntar dinero, y luego pierden el dinero para recuperar la salud y por pensar ansiosamente en el futuro, olvidan el presente de tal forma, que acaban por no vivir ni el presente ni el futuro, viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubiesen vivido.

Si me faltan mis alas con tu amor podré volar

Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta.

Lo que me asombra es no haber abandonado por completo mis esperanzas, que parecen absurdas e irrealizables.Pero sin embargo, me aferro a ellas a pesar de
todo y sigo creyendo en la inmensa bondad del ser humano.

El que no es bello a los veinte, ni fuerte a los treinta, ni rico a los cuarenta, ni sabio a los cincuenta, nunca será ni bello, ni fuerte, ni rico, ni sabio.

Temed el amor de la mujer más que el odio del hombre.

El amigo es quien abraza un secreto siendo nuestro seguro cómplice, quien ablanda la angustia, quien aconseja en una decisión, y sobre todo, quien alegra y conforta.

El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

Tratar de olvidar a alguien que amas es como tratar de recordar a alguien que no has conocido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia