Gracias por su visita.

25 de abril de 2017

COLOMBIA ES EL MEJOR PAÍS PARA HACER TURISMO DE OBSERVACIÓN DE AVES

Este es el país con mayor diversidad de aves del mundo. Muchas son endémicas.
El cardiólogo y fotógrafo dominicano José Miguel Pantaleón llegó a Manizales en busca de un ave, para algunos nada bella, pero para él una curiosidad: la 'Nyctibius griseus', más conocida como 'chupacabras'.

La rastreó gracias a una foto publicada en la red social Flickr. Era del colombiano Julián Londoño, otro amante de los pájaros, que sube regularmente a Internet imágenes captadas en su finca, Aralcal, donde ornitólogos y aficionados pueden avistar hasta 100 especies de aves en una tarde.

"Durante un solo día, en diciembre del año pasado, se encontraron 136 especies", recuerda Ituriel Arango, miembro de la Sociedad Caldense de Ornitología (SCO).

Aralcal está a 30 minutos de Manizales y, según Londoño, "su nombre viene de la paz que allí se respira: la palabra leída de derecha a izquierda significa 'la clara'. Es un juego de letras basado en la claridad, un privilegio que tiene este bosque para permitir la observación de aves".

Todo es verde y los únicos sonidos que se escuchan son los de los pájaros y del agua cuando choca contra las piedras en las cascadas que atraviesan la hacienda, de 12 hectáreas.

Ubicada en el kilómetro 7 de la Autopista del Café, ofrece recorridos por diferentes senderos naturales, que duran entre tres y cuatro días para los fotógrafos.

Sin embargo, las personas que quieran simplemente observar por placer pueden hacer caminatas más cortas -de tan solo un día- y hospedarse en alguna finca contigua al Aralcal (la noche cuesta entre 70 mil y 100 mil pesos).

Para realizar este plan por algunos días llegó el médico extranjero acompañado de un grupo de colegas.

"Encontramos que las imágenes hermosas de las aves eran una realidad", cuenta Pantaleón, quien abre Flickr para mostrar una galería de fotos de la fauna endémica de la isla Hispaniola, en Costa Rica.

Una expedición

El médico quería que las aves de Colombia hicieran parte de esta galería y este año lo hizo realidad.

Con el Aralcal comenzó un itinerario que incluía visitas a otras reservas naturales dentro de Manizales.

Recorrió parte de las 70 hectáreas del Ecoparque Los Alcázares, situado en la zona suroccidental de la ciudad, en límites del Hospital Santa Sofía y los barrios la Francia y Alcázares.

Luego visitó Río Blanco, a tan solo 20 minutos del área urbana de Manizales, donde recorrió 4.000 hectáreas de bosque natural y encontró algunas de las más de 300 especies que lo frecuentan. A Pantaleón lo recibieron los colibríes, que habitan el Recinto del Pensamiento, en el kilómetro 11 vía al Magdalena, pues allí la atracción es un mirador dedicado a estas diminutas aves; pueden avistarse más de 30 especies.

"Fue un viaje al paraíso de las aves. Quedamos hechizados por la diversa y colorida fauna", dijo el médico cuando pudo ver, finalmente, al 'chupacabras', pájaro de la familia de los caprimúlgidos, del latín 'capri mulgus', y que significa ordeñador de cabras, de ahí se desprendió la falsa leyenda o la creencia de que realmente chupa la sangre de las cabras en las noches.

Lo cierto es que en el Aralcal hay solo una variedad de las 69 que existen en el mundo, todas cazan animales pequeños y no toman sangre como si fueran vampiros.

El 'chupacabras' habita bosques abiertos y usualmente es confundido con una lechuza, pues es noctámbulo. Y no es el único animal que surca los cielos en esta zona.

Según la Sociedad Caldense de Ornitología (SCO), tan solo en el Aralcal han sido encontradas 191 especies de aves. Es un paraíso hasta para las migratorias.
Plan para 'pajarólogos'

Aralcal queda ubicada en el kilómetro 7 de la vía Autopista del Café, entre Manizales y el corregimiento de La Manuela, exactamente   en la vereda San Peregrino. La entrada es gratis. Está abierta de 8 a.m. a 3 p.m. www.aralcal. org. Contacto: Julián Londoño Jaramillo. Tel. 313-8375853.

Antioquia, un reino del 'cacique candela'
En la reserva forestal La Romera se observan aves endémicas como el 'cacique candela' ('Hypopyrrhus pyrohypogaster') y otras especies, como el 'stiles' tapaculo' ('Scytalopus stilesi').

Por la vía que comunica Caldas y Angelópolis (Antioquia) puede ver al 'hormiguero de Parker' ('Cercomacra parkeri') y en la reserva de El Escobero y los municipios de Jardín, Anorí, Amalfi y Río Claro se hacen salidas gratuitas, una vez al mes, promovidas por la Universidad Eafit.

También se organizan  -con costos variables de acuerdo al plan- con la asesoría de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, que se encarga de crear rutas con guías adecuados en horarios que se adapten a las necesidades de los turistas.

Para rutas más específicas puede contactar a Colombiabirding, que crea rutas locales, regionales y nacionales, con guías bilingües y telescopios para el avistamiento de aves.

Sociedad Antioqueña de Ornitología. Carrera 52 No. 73-298. Teléfono (4) 211-5461.  Orquideorama .www.sao.org.co. Colombiabirding. www.colombiabirding.com. Teléfono: 314-8963151.
Para estudiar a los pájaros
El Jardín Botánico del Quindío se ha propuesto, con ayuda de investigadores, identificar las especies que habitan o usan transitoriamente sus ecosistemas.

Esta tarea, que comenzó hace cinco años, pretende ayudar a la conservación de la avifauna. 

Ya se identificaron 116 especies de aves, reunidas en 33 familias;   además se encontraron nueve migratorias boreales.

La institución continúa su trabajo de campo para brindar una información completa a los visitantes que disfrutan del recorrido de dos horas en compañía de un guía.

Frecuentado por científicos y expertos, el lugar también está abierto al público. La idea es educar y, para ello, hay planes y visitas guiadas para toda la familia.

Además, el programa 'Travesías de exploración' permite que niños de colegio y estudiantes de ciencias sociales realicen ecotalleres, dirigidos por licenciados en biología y educación ambiental. 

Más información en www.jardinbotanicoquindio.org. Tarifas para niños y adultos mayores:   7.000 pesos, público en general: 14.000 pesos. Teléfono: (6) 742-7254.
El 'periquito' de la Sierra Santa Marta

Ver a un 'periquito' ('Pyrrhura viridicata') es un lujo porque, tristemente, quedan pocos: este habitante de los bosques nublados es una de las especies de loros más amenazadas del país.

Sin embargo, todavía existe el privilegio de observarlo en San Lorenzo, a dos horas de Santa Marta, en la jurisdicción del Parque Nacional Sierra Nevada.

Encontrará además 628 especies de aves, de las cuales 20 son endémicas. Rondan por el lugar 'la atrapamosca' y 'el arañero'.

Las salidas para los que deseen contemplarlas comienzan al amanecer. Se hacen en grupos de 5 a 12 personas y son organizadas por la empresa JC Tours.

El recorrido incluye la visita al mirador para apreciar el atardecer de la ciudad y los picos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El encuentro con las aves finaliza con una caminata por el sendero ecológico de Las Moras.

Más información: www.jctourscol.com. Teléfono: 431-5628 y 318-3671620. Dos días y una noche pueden costar entre 280.000 y 330.000 pesos, dependiendo de la temporada.

Otras alternativas para aficionados
1. Risaralda
A 25 minutos de Pereira, en la vía que conduce a Armenia (Quindío), se encuentra el Ecohotel La Toscana, donde puede observar mirlas, pavas y barranquillos.

Los recorridos se hacen a pie o a caballo por senderos ecológicos y están incluidos en la tarifa que los turistas pagan al hospedarse,   entre 30 y 40 mil pesos, dependiendo de la temporada y del tipo de habitación elegida.

Este lugar queda en el km 17 de la vía que desde Pereira conduce a Armenia, en la vereda el Manzano, a 15 minutos de Pereira. Informes: 314-8358764, 312-2968764 y (6) 320-0725.

2.  Bogotá
En el Humedal La Conejera, que queda en Suba, diariamente se hacen recorridos para los interesados con la orientación de guías, solamente hay que programarlos. La idea es observar las 115 especies migratorias del norte y sur del continente, así como la tingua bogotana, el cucarachero de pantano y la 'monjita bogotana', que son especies endémicas.

3. Tolima
Cada año, el Cañón del Combeima, a media hora de Ibagué, recibe al 'águila cuaresmera', llamada así porque solo se le ve en estas tierras durante ciertos días de la Cuaresma. Procedente de Estados Unidos y Canadá, este animal de ojos grandes, de una libra de peso y alas que pueden medir más de un metro, huye del frío e ingresa a Colombia por Antioquia y Chocó en busca de las corrientes cálidas de la Cordillera Central. Para observarla en el cielo es necesario llegar a caseríos como Juntas, Pastales y Llanitos. Para llegar debe abordar busetas de La Ibaguereña y Cámbulos, que se estacionan en la carrera primera con calle 13. El pasaje cuesta 2.500 pesos por persona. Por estar cerca a la capital del Tolima se puede ir y regresar con facilidad en el mismo día. La especialidad es el sancocho de gallina en leña. Informes: Dioniceldo Martínez. Celular: 311-5414111.

4. Cuenca del Otún
A tan solo 30 minutos de Pereira se encuentra el Parque Regional Ucumarí, que colinda con el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya y con el Parque Nacional de los Nevados. Los tres conforman la Cuenca del Otún, que tiene 450 especies de aves.  Una chiva lo transporta en 15 minutos de Pereira a La Florida, a la fonda El Cedral, donde hay que caminar seis kilómetros de bosque hasta llegar a las cabañas La Pastora.

5. Departamento de Caldas
Hacienda Termales La Quinta: http://www.termaleslaquinta.com/es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia