Gracias por su visita.

3 de abril de 2017

AMOR POR CARTA.

Consejos de un experto para escribir una carta que cautive.  ¡Llena tu vida de amor!
Empezaste a coleccionar cartas de amor hace cuatro años. ¿Cómo escribes una que llegue al corazón?

Una gran carta de amor es personal, con alusiones a tu historia íntima con tu pareja. Si siempre van al mismo restaurante los domingos por la mañana, toma uno de los mantelitos de papel y escribe en él tu carta: será un recordatorio de ese grato momento.

Sé muy sincero y da rienda suelta a tus emociones. Y lo más importante quizá sea esto: tu carta no tiene que coincidir con una fecha en especial. Por ejemplo, puedes escribirla tres semanas antes de su aniversario. Significa más cuando tu pareja no la espera. Entonces es la más profunda declaración de amor.

¿Y si quieres expresar todo lo que sientes, pero no te consideras un buen escritor?
No importa lo bien o mal que escribas. Lo importante es que plasmes tus sentimientos en el papel. Podrías dibujar una ventana y escribir: “Me encanta verte por aquí todos los días, cuando llegas del trabajo”. Una carta de amor es un reflejo de la persona que la escribió.

¿Hay algún tipo de carta de amor  que prefieras?
Me gustan las que ahondan en el alma, las que dicen que hemos enfrentado juntos una adversidad y salido adelante, porque creo que de eso se trata el amor. También me gustan las que lanzan fuegos artificiales, las que te hacen sentir que el corazón del otro estalla de alegría y pasión.

¿Crees que las limitaciones de espacio en Twitter y los mensajes de texto afectarán para mal las cartas de amor en el futuro?
No necesariamente. Mientras vas en el autobús de vuelta a casa, puedes enviarle a tu pareja este mensaje: “Estoy pensando en tus ojos”. Es breve, pero sorpresivo, y puedes enlazar muchos otros mensajes. Es muy inmediato: lo que dices es que estás pensando en ella en ese momento.

Bien, las notas de amor electrónicas son buenas. Pero, ¿no son mejores las cartas manuscritas, con timbre postal y enviadas por correo?
Una carta no tiene que competir con un e-mail; puedes usar ambos, en distintos momentos. Pero, ¿cuándo fue la última vez que recibiste una carta por correo? No me refiero a una factura o un catálogo, sino a una carta de amor. Estas cartas tienen más significado porque ya son muy raras.

El amor puede ser fugaz. ¿Qué nos impulsa a escribir estas cartas?
Queremos que el amor dure, y pensamos que así será. Escribir es un acto de fe: garantiza que, de algún modo, el amor perdurará. Es como tomarle una foto a un bebé: con ella captas algo que sabes que va a cambiar.

Enviar una carta de amor provoca un poco de miedo, ¿o no?
Sí, es algo muy íntimo. Al comenzar una relación de pareja, siempre nos preguntamos cuándo es el mejor momento de decir “Te amo” sin que se rían de nosotros. Ese riesgo existe, pero si somos correspondidos, la recompensa es muy dulce.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia