Gracias por su visita.

3 de marzo de 2017

INNOVACIÓN

Hacer cambios en la mente es el mejor medio para ver cambios en la realidad y tomar otro rumbo. Todos, desde niños incubamos en la mente miedos, ansiedades, apegos y bloqueos.

Por eso, la vida se nos presenta como un acertijo sin solución y, a veces, vagamos amilanados por la vida. Pero hay momentos mágicos, y un día puedes replantear tu vida, innovar y soñar con nuevos horizontes.

El reto es prescindir de lo que te amarra y hacer un exigente trabajo de depuración que produce verdaderos milagros. Poco a poco, o en un instante, las brumas se van y te encuentras con lo mejor de ti mismo. La vida y el trabajo ya no aparecen como una pesadilla, sino como una aventura rica en hallazgos y sorpresas.

Como en toda aventura hay peripecias y obstáculos, pero los asumes con fe y arrojo. La alquimia interna transforma la realidad y sales del infierno de tedio, y el desván de lo obsoleto.

Los fracasados viven por inercia, y para ellos la palabra imaginación está en los diccionarios, no en su trabajo ni en sus relaciones. Su vida está marcada con el estigma de la rutina y, casi siempre, una crisis o la competencia, son el aguijón que necesitan para despertar de su letargo y atreverse a crear e innovar. Los mismos creativos dudan a veces de sus hallazgos.

Aunque suene paradójico, un inventor puede dudar de los alcances que puede tener su creación. Por eso, Louis Lumiere, tras inventar el cinematógrafo, dijo: "mi invento será disfrutado como curiosidad científica, pero no tiene el más mínimo interés comercial". En otras ocasiones, los negativos son otros como el profesor de Oxford, Erasmus Wilson, quien afirmó en 1878: "la luz eléctrica morirá con el fin de la Exposición Universal de París. Luego, no volveremos a hablar de ella".

Es bueno hacer memoria de estos presagios oscuros para darle alas a la mente y a la confianza. La verdad es que, sin ser ingenuos, nos conviene escuchar a los que confían y no a los que contagian desaliento. Enfoca siempre tu mente en lo positivo, renueva tu confianza y avanza con determinación. Los expertos en liderazgo destacan distintas cualidades y acciones que todos podemos practicar para liberar la imaginación y ser creativos:

- Tener una visión clara de lo que se desea, porque eso nos da un foco que se comparte con los demás. Esa visión necesita de una misión, es decir, de planes, estrategias y recursos para concretarla.

- Cultivar valores que permiten innovar en equipo, en especial cuatro: atrevimiento, dedicación, capacidad de asombro y flexibilidad. El estudioso, Kenichi Ohmae, asegura que ser flexibles y creativos es vital en el siglo XXI.


En su libro, El próximo escenario global, cita el ejemplo de Irlanda y Finlandia, atribuye sus éxitos a "un nivel de educación alto y su mentalidad abierta" y afirma: "la mayor ventaja está en la capacidad de combatir los viejos hábitos y ajustarse a la nueva y siempre cambiante realidad".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios