Gracias por su visita.

26 de marzo de 2017

EL SER HUMANO ES COMO UNA CEBOLLA.

Hermann Hesse decía que “el ser humano es una cebolla con muchas capas envolventes”.

La gran sicóloga Virginia Satir afirmaba que nuestro Yo en realidad tiene distintos rostros.

Por eso es tan importante que dediques tiempo a conocerte y energías a controlarte.

Siendo espiritual y sabio eres el dueño de tus emociones y no permites que ellas te manejen a ti.

Tu conquista más importante no es la que obtienes sobre otros, es la conquista de sí mismo.

Saca tiempo para relajarte, serénate, entra mucho en tu interior y mírate sin autoengaños.

Con cada acción trazas un rumbo radiante o sombrío. Eres el creador de tu propio destino.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios