Gracias por su visita.

11 de marzo de 2017

EL DOCTOR DEL FUTURO

El presidente Obama identificó en marzo “la mayor amenaza para la finanzas de nuestra nación”. Pero no se trata de los bancos insolventes, sino de los “altos precios de la salud”. En EUA se gasta uno de cada seis dólares en salud. Y los costos están aumentando el doble que la tasa de inflación. Cada año cerca de 1,5 millones de familias pierden sus hogares debido a las cuentas médicas. Aunque contamos con uno de los sistemas de salud más caros del mundo, hay 24 países con una mayor expectativa de vida y 34 con una menor tasa de mortalidad que EUA.

Médicos y cirujanos han estado pensando poco a poco cómo mejorar la medicina en el siglo XXI. A veces en colaboración con compañías innovadoras, estos pioneros están experimentando con tecnologías de vanguardia para tratar de obtener mejores resultados, disminuir costos y mejorar el acceso a los servicios médicos. Y se espera que haya nuevos avances gracias al estímulo económico y a los US$ 634 mil millones que el gobierno de Obama ha propuesto invertir en la reforma del sector salud. Algunas iniciativas:

1. El doctor en línea: “Esta es una industria de US$ 2,4 billones que funciona con récipes manuscritos”, señala el Dr. Jay Parkinson. “Estamos usando métodos de hace tres mil años para impartir salud en el país más rico del mundo”. Su remedio: una plataforma al mejor estilo de Facebook, que permita restablecer la relación tradicional entre el paciente y el médico.

2. Mitad hombre, mitad máquina: una de las grandes paradojas de la medicina moderna es que esta está siempre ávida de nuevos avances, pero es a la vez muy resistente al cambio. Y esto es particularmente cierto en las cirugías complejas tales como las operaciones a corazón abierto. Después de todo, los procedimientos tradicionales funcionan bien. ¿Para qué cambiarlos? El Dr. Douglas Murphy, cirujano del St. Joseph's Hospital de Atlanta, es el pionero de las cirugías cardíacas robóticas. Este procedimiento ha resultado más efectivo, rápido y menos invasivo que el procedimiento tradicional.


3. Un motor de búsqueda de diagnósticos: en teoría los doctores tienen más elementos para hacer un diagnóstico mientras más sepan sobre el cuerpo humano. Pero, en realidad, nadie es capaz de dominar la ingente cantidad de información que está disponible hoy en día. Así que no estaría mal si los médicos contaran con un modo de aprovechar la experiencia de sus colegas. El Dr. Michael Segal, renombrado pediatra de Chestnut Hill, en Massachusetts, ha estado trabajando en este asunto durante veinte años. El resultado es una herramienta en línea llamada SimulConsult para identificar trastornos neurológicos. El médico introduce los síntomas del paciente y obtiene una lista de posibles diagnósticos, así como de la probabilidad de cada uno de estos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios