Gracias por su visita.

11 de marzo de 2017

COMO DETECTAR A TIEMPO LAS CAUSAS REALES DEL DIVORCIO

En el matrimonio se debe enfrentar que no todo es felicidad, como se pensaba en el noviazgo.

El desamor se puede dar por situaciones que van más allá de los problemas cotidianos.
Seis años de noviazgo, catorce de matrimonio y dos hijos eran motivo suficiente para que Catalina Bernal pensara que su relación de pareja iba a ser para toda la vida. Sin embargo, un día tuvo que enfrentarse a un doloroso divorcio que hoy, un año después, aún le causa dolor. 

"Es una tristeza difícil de superar, porque no solo lo perdí a él sino a gran parte de un proyecto de vida", dice ella y agrega que no se lo esperaba porque todo en su relación parecía perfecto. Esto modificó su vida y hasta el sueño de llegar, con el que ahora es su ex esposo, a la etapa de la vejez.

La promesa de 'hasta que la muerte los separe' tampoco aplicó en este caso ni en los 5.615 divorcios que se registraron entre enero y mayo de este año ante la Superintendencia de Notariado y Registro. Este tipo de fracasos matrimoniales, que no solo se escuchan en los juzgados y las notarías, ya son tan comunes que para muchos son un paso más en la historia de los matrimonios.

También son tema de investigación, como la hecha por Álvaro Sierra, profesor del Instituto de la Familia de la U. de la Sabana y autor del libro Pero si nos queríamos tanto... En su texto, y tras 20 años de estudiar y trabajar con diferentes familias, explica que cuando el desamor llega a un matrimonio es por causas muy profundas que pueden detectarse en el noviazgo y que van más allá de los problemas económicos. Estos son algunos.

Falsas expectativas  
Algunos llegan al matrimonio con la convicción de que todo va a ser perfecto y de que van a vivir en una felicidad eterna. Esto es mentira. En la vida en pareja surgen problemas que, si se saben enfrentar, ayudarán a madurar a la pareja. Este es un proceso difícil y las soluciones no son inmediatas.

Concepto de felicidad  
Nadie puede pensar que será feliz en el matrimonio porque la felicidad no está simplemente en el compromiso, sino que debe construirse día a día. Por considerar esto, muchos cometen el error de eludir los problemas y cuando los van a enfrentar ya es demasiado tarde.

Diferencias de crianza   
Las relaciones con los padres, las creencias religiosas, la educación de los hijos y el manejo del dinero, entre otros, son factores que se manejan según los principios que se aprendieron en la casa paterna, y cuando hay grandes diferencias pueden generar muchos conflictos de pareja.

Parámetros engañosos  
El amor no se da solo por estar con una persona atractiva, o con la que se tengan relaciones sexuales, o que tenga dinero o poder. Estos son factores externos que se pueden perder en cualquier momento. Se debe pensar más en la personalidad del otro.

Desconocer el pasado  
El pasado tiene información valiosa del otro. Por eso es clave analizar a los padres de quien se convertirá en su pareja. Este ejercicio será como mirar el pasado, el presente y el futuro de la nueva relación, pues muchas respuestas cotidianas serán similares a las costumbres adquiridas en la infancia.

Idea de cambiar al otro  
Una cosa es querer y trabajar juntos por mejorar algunos aspectos y otra es querer que el otro sea completamente diferente. Pretender modificar a la pareja es como decirle: 'ahora no te amo como eres, pero te amaré si te conviertes en ese ser idealizado que por ahora solo existe en mi imaginación'.
Causales legales del divorcio 

Existen diferentes causales para divorciarse, como: Relaciones  sexuales extramatrimoniales. Ultraje, trato cruel y maltrato psicológico. Incumplimiento de los deberes de padre y esposo o madre y esposa. Enfermedad  mental o física grave incurable que ponga en riesgo la familia. Mutuo acuerdo. Embriaguez habitual.    Uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes.   Conductas tendientes a pervertir a alguien de la familia.    Separación de cuerpos. Asesoría: Martha Pérez, abogada especializada en derecho de familia, infancia y adolescencia.

Para revivir el amor... 

Antes de divorciarse piense en las causas.
"Frente a una unión marital que fracasa, muchos se limitan a decir que se les acabó el amor y pocos hacen una reflexión seria para conocer las causas... Otros pasan la experiencia creyendo que la culpa es de todos menos de ellos", explica el profesor Álvaro Sierra, que tiene 31 años de casado y 12 hijos.  Añade que es indispensable estudiar bien el origen de la mala convivencia para poder reposicionar el sentimiento de amor. Además, es necesario repensar el proyecto de vida que se quería lograr con esa persona y reorientarlo. Incluso, la pareja puede buscar la asesoría de un experto antes de tomar la decisión definitiva de separarse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia