Gracias por su visita.

8 de febrero de 2017

TRUCOS PARA MEJORAR UN MAL DÍA



Aparte de tener un trabajo a jornada completa también estudio, hago deporte e intento sacar adelante este blog. Para poder cumplir con todo necesito estructurarme, de lo contrario la mitad de las cosas se quedarían por el camino.

Tres estrategias que te dan buenos resultados:

1. Actúa “como si”
Actuar como si no tuvieras ningún problema que te preocupe es la principal regla para ir desmontándolo. No te quedes tirado en el sofá comiéndote la cabeza y haciendo el problema más y más grande.
En lugar de eso sal a correr los 10 km que tenías planeados o levántate y ponte a estudiar ese tema que sigues teniendo pendiente. También puedes limpiar esas zonas de la casa que siempre procrastinas o llamar a algún amigo al que llevas tiempo sin ver. Si logras comenzar y acabar alguna de estas cosas comprobarás que tu problema ha disminuido de tamaño.

2. Haz algo superior
Por hacer algo superior me refiero a hacer algo un escalón por encima de lo que haces habitualmente. En un día normal puedo salir a correr durante 60 minutos o estudiar 1 tema. Sin embargo en un mal día trato de hacer algo por encima de estos números, como puede ser correr 90 minutos o estudiar 2 temas.
Es como decirle a tu cerebro “ok, has tenido un día de perros pero al menos vamos a hacer que haya servido para algo”.

3. Mantén la preocupación a raya
Cuando tengas algún problema debes aprender a mantener la preocupación a raya y que el problema no invada todos tus pensamientos. De lo contrario ese esfuerzo mental que dedicas a volver una vez y otra sobre el problema lo único que hace es magnificarlo. Como consecuencia comienzas a experimentar ansiedad anticipatoria combinada con pensamientos e ideas irracionales acerca del problema. Y todo esto lo único que genera es más ansiedad.
Para salir de este círculo vicioso debes tratar de ponerte en la peor situación y preguntarte a ti mismo de forma racional y objetiva qué es lo peor que podría sucederte si no resuelves dicho problema. Comprobarás que la respuesta que obtengas estará muy alejada de tus peores miedos irracionales.


Si no logras tener esta conversación contigo mismo intenta compartir tu preocupación con una persona de tu circulo íntimo. A veces ésta es la mejor forma de conseguir un punto de vista objetivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios