Gracias por su visita.

6 de febrero de 2017

AL FINAL DE NUESTRAS VIDAS NOS ARREPENTIMOS DE LO MISMO



TENEMOS LOS MISMOS ARREPENTIMIENTOS AL FINAL DE NUESTRA VIDA

Un estudio desarrollado por el Doctor Gayle Brewer (University of Central Lancashire School of Psychology) ha sacado a a la luz algunos descubrimientos relacionados con los arrepentimientos que tenemos al final de nuestras vidas. El estudio se realizó con una muestra de 2000 voluntarios.

Aquí van algunos datos curiosos extraídos a partir del estudio:
La mayor parte de la gente tiene varios arrepentimientos en su vida e invierte 2 horas cada semana pensando en ellos.
Más de la mitad de los voluntarios habría tomado decisiones vitales distintas en
algún momento de su vida, ya sea haber estudiado una carrera diferente, vivir en otro lugar o haberse casado con otra persona.
El 20% de las mujeres entrevistadas manifiesta arrepentimiento por haber escogido a la pareja equivocada. En el caso de los hombres el arrepentimiento desciende hasta el 10%.
El 25% de los entrevistados cree que no es posible vivir una vida sin arrepentimientos.
El 33% de los entrevistados piensa que no pudo cumplir sus sueños por motivos económicos.
El 25% piensa que fue la familia lo que le frenó y un 32% culpa a su propia falta de valor.

Realmente lo que me ha llamado la atención del estudio ha sido la creación de una lista de arrepentimientos, de mayor a menor importancia, cuyo objetivo es reducir los arrepentimientos de futuras generaciones:

1. No haber viajado lo suficiente
2. Perder el contacto con los amigos
3. Haber practicado poco deporte
4. No haber ahorrado lo suficiente
5. No haber dejado de fumar
6. No haber estudiado más
7. Tomar la elección de carrera equivocada
8. Haber perdido años con la pareja equivocada
9. Haber comido de manera poco saludable
10. No haberse interesado más por la vida de los abuelos mientras vivían
11. No haber aprendido un segundo idioma
12. No haber pasado el tiempo suficiente con los amigos y la familia
13. No haberle dicho a alguien que ya no está entre nosotros que le querías
14. Haber bebido demasiado alcohol
15. No haberse propuesto un auténtico reto
16. No haber aprendido a tocar un instrumento musical correctamente
17. Haberse peleado con alguien y núnca haber solucionado el problema
18. Haber escocido las asignaturas equivocadas en el colegio o universidad
19. No haber hablado en público ante una multitud
20. No haber tomado un año sabático

Lo cierto es que leer todo esto me ha hecho pensar. En principio las personas entrevistadas se encontraban al final de sus vidas y el estudio pretendía identificar los arrepentimientos más frecuentes para ese momento en concreto. Sin embargo es obvio que todos tenemos arrepentimientos, sea cual sea nuestra edad.

Pienso que el arrepentimiento es inherente al ser humano y me pregunto cuál es la ventaja evolutiva del mismo. Desde siembre he oído que arrepentirse por algo es una pérdida de tiempo y que no sirve de nada.
¿Entonces porqué el ser humano incide en una conducta tan perjudicial (en casos extremos) y a priori tan poco adaptativa? Esta conducta debe de obedecer a algún propósito. ¿Quizá nos protege de volver a cometer el mismo error en el futuro?

Creo que la respuesta reside en que el arrepentimiento en sí no es algo negativo sino todo lo contrario. El arrepentimiento es algo necesario que nos equilibra y nos hace ser conscientes de que nos importa nuestra propia vida y que queremos seguir mejorando para vivirla con mayor intensidad y satisfacción personal. Una vida sin arrepentimientos es una vida sin aprendizaje. Un aprendizaje que surge gracias a la comprensión de nuestros propios errores.


El problema surge cuando nos quedamos “enganchados” con un arrepentimiento que nos impide ver más allá del mismo y seguir avanzando. En ese momento el equilibrio se rompe y el arrepentimiento nubla todo nuestro juicio y nos impide aprender de la situación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia