Gracias por su visita.

22 de enero de 2017

TIPOS DE PERDÓN



Perdón pleno/parcial: En el perdón pleno, el perdonante "perdona y olvida", es decir, no sólo decide no odiar al perdonado, sino que recupera la relación de confianza o amor con el perdonado, como si la ofensa no hubiera tenido lugar. En el perdón parcial, el perdonante decide no odiar al perdonado por la ofensa recibida, pero no se recomponen totalmente las relaciones preexistentes.

Perdón condicional/incondicional: En el perdón condicional, el perdonante subordina algunos o todos los efectos del perdón al seguimiento por parte del perdonado de ciertas reglas de conducta o al cumplimiento de cualquier otro tipo de condición.

Perdón expresado/tácito/no expresado: El perdonante puede optar por comunicar expresamente al perdonado la concesión del perdón, o bien por hacérselo ver por hechos más o menos concluyentes, o bien optar por no comunicarle de modo alguno la concesión del perdón.

Perdón espontáneo/solicitado: El perdón solicitado es el que se produce tras la petición de disculpas del ofensor, el espontáneo tiene lugar sin tal petición.

Perdón humano/divino: Según quién sea quien perdona, Dios o el ofendido, el perdón será divino o humano.

Concepciones religiosas y espirituales del perdón

Todas las "religiones universales" recomiendan:
a) Perdonar a los demás
b) Pedir perdón por las ofensas a los demás y
c) Solicitar el perdón divino de los pecados, así como no sentir rencor por los castigos o designios divinos, eventualmente crueles o incomprensibles para los humanos.

Un caso reciente de solicitud de perdón públicamente:
"Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir". Estas once palabras pronunciadas en abril de 2012 por Juan Carlos I, Rey de España, con gesto apesadumbrado (tras ser descubierto por la prensa con su amante en una carísima cacería de elefantes en Botswana, en plena crisis económica española y siendo presidente de honor de una organización ecologista de ámbito mundial) hicieron que todos los medios llevaran a sus portadas el hecho insólito y sin precedentes entre los monarcas españoles de que uno de ellos hubiera pedido públicamente perdón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia