Gracias por su visita.

1 de enero de 2017

ENCUENTRA EL PROPÓSITO DE TU VIDA



 Imagínate una pepita de oro en su estado natural es bonita pero tiene forma irregular y no tiene brillo.

Si la pones en el fuego, la golpeas y la trabajas con cuidado, se llega a transformar en una exquisita pieza de joyería.

 Así es la vida para muchos de nosotros: nos golpea, nos quema y casi nos destruye.

Aún así, si tenemos fe, algún día nos embellecerán la sabiduría, el amor y la comprensión a través de nuestras experiencias.


Y nos daremos cuenta que nuestra vida tiene un propósito y un sentido y podremos soportar cualquier cosa durante este período de vida en la tierra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios