Gracias por su visita.

1 de diciembre de 2016

RECUERDA QUE NADA LLEGA AL AZAR


Cuando sientas que se te escapa el aliento y tengas una fe vacilante, serénate y vuelve a confiar.

No sucumbas al desespero, busca el equilibrio y piensa en lo mejor para recuperar el aplomo.

En la vida hay estaciones, no siempre estás en la cumbre y siempre puedes enfrentar los retos con esperanza.

Necesitas enfocarte en lo positivo y espantar las pesadillas del ayer y los fantasmas del mañana.

Recuerda que nada llega al azar y que eres capaz de superar cualquier escollo si no te rindes.

Hay secuestrados que un día pensaron en lo peor, pero no claudicaron y hoy están libres y en paz.

Dios nunca nos manda males y lo que vivimos es necesario en nuestro proceso de aprendizaje.


Todo en la vida llega para el bien y en su justo momento la luz vuelve a brillar y vence las sombras. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios